Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  14:12:07Viernes, 19 de Julio de 2019
Atrás

Sin tapujos. La violencia en mayores existe

Por Ángela Llanos Pérez, experta en atención a personas mayores

10-05-2019

COMPARTIR
La violencia de género en las mujeres mayores es un tema silenciado y olvidado tanto a nivel social, político, educativo como a nivel familiar. Desconocido, en ocasiones, por los profesionales cercanos a la persona que lo sufre. Existe una ceguera social hacia las vivencias y necesidades de las mujeres mayores. Una mujer mayor es discriminada doblemente: una, por ser mayor y, otra, por el hecho de ser mujer. Incrementando sus posibilidades de mantener dicha situación de maltrato a lo largo de los años.

Por otro lado, existen escasos recursos y servicios especializados en la violencia de género a mujeres mayores, lo que disminuye sus posibilidades de poder salir de ese escenario. Son necesarios profesionales formados en la atención a mujeres y en mayores para que el servicio sea de calidad. Teniendo en cuenta que para poder ayudarlas es necesario conocer su historia, escucharlas y no juzgar su realidad.

La educación recibida antaño, se enmarcaba dentro del patriarcado y del androcentrismo haciendo hincapié en el rol que debían seguir las mujeres y del cual no podían desviarse o eran castigadas o discriminadas por ello. Estas mujeres han sido educadas para ser sumisas, obedientes y al servicio de sus maridos. Las funciones que se les enseñaron fueron a ser esposa y madres, en ningún momento se les instruyó en que ellas tenían voz propia, derechos o podían quererse a sí mismas, solas o acompañadas de otra persona. Su lugar estaba dentro del hogar.
La educación machista les ha enseñado a callar y aguantar: Muchas de ellas llevan sufriendo la violencia psicológica o física prácticamente toda su vida, manteniendo esta situación debido a la dependencia emocional y económica que sufren. En considerables casos, el maltratador es el que sostiene económicamente a la familia y toma las decisiones acerca del futuro familiar.

En al ámbito familiar está normalizada la violencia de género ya que se atribuye a “cosas de la edad”, minimizando e invisibilizando la realidad y atribuyéndolo a la educación de sus padres y normalizando las diferentes formas de violencia sufridas por estas mujeres.

Los sentimientos que relatan estas mujeres son de ambivalencia hacía la persona querida, ya que en ocasiones, incluso son cuidadoras de su maltratador lo cual genera más sufrimiento. Entre los síntomas que encontramos en ellas están el miedo hacia lo desconocido, la vergüenza por la situación que están viviendo y la culpa, ya que se las considera parte del problema y no se las tiene en cuenta como se debería. Su autoestima suele estar muy baja debido al maltrato psicológico sufrido durante muchos años. 

Por otro lado, hay que añadir que, con el paso del tiempo, cuando uno se hace mayor, el miedo a los cambios es cada vez mayor, forjando el mantenimiento de la relación. Estos y otros motivos dificultan que las mujeres denuncien y finalicen esa relación, ya que se encuentran solas, sin recursos a los que acudir y sin independencia económica.

Es necesario centrarse en la formación a los profesionales para que puedan ayudar a estas mujeres a salir y recobrar una vida o a generar una nueva. En Entremayores Formación nos interesa que los centros tengan protocolos, que los profesionales sepan qué hacer y cómo hacerlo para facilitar y ayudar, tanto si es para salir, como para para ayudar en casos extremos y de urgencia.

Hemos diseñado formaciones específicas y exclusivas para centros, siguiendo la normativa vigente porque si no nos preocupamos los profesionales y familiares, ¿quién lo hará?


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal