Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  16:30:28Miércoles, 27 de Mayo de 2020
Atrás

Un informe de la ADGSS confirma la ralentización del Sistema de Atención a la Dependencia

Según las recomendaciones de esta entidad, el nuevo Gobierno "debe aprobar un decreto que aumente la financiación"

Redacción EM 02-03-2020

COMPARTIR
La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales (ADGSS) acaba de publicar los datos de su XX Dictamen del Observatorio de la Dependencia en el que concluye la ralentización del Sistema de Atención a la Dependencia (SAD) en España. "Dos años con unos Presupuestos Generales prorrogados y el incumplimiento del Gobierno de España de incorporar 459 millones más de financiación en el Nivel Mínimo están teniendo como consecuencia una ralentización del sistema", recoge el documento, que añade que este hecho se evidencia en los siguientes datos, por un lado, es la primera vez desde 2016 que aumenta el número de personas en espera de atención y, por otro, se ralentiza el incremento de beneficiarios.

El saldo de 2019 presenta 20.000 personas más en una lista de espera, que ya alcanza a 266.000 personas, el 19,2% de las personas con derecho. A ellos hay que añadir 160.000 personas que están pendientes de valoración, 30.000 más que hace un año. Con lo cual, "la desatención alcanza a 426.000 personas", explican desde la ADGSS.

Además, detallan que el 42% de las personas desatendidas son dependientes con Grados III o II, es decir, tienen necesidades de apoyo extenso y, en ocasiones, continuado.

El incremento de personas atendidas fue un 39% menos que el año anterior y el plazo de tramitación es de 426 días de media, destacando las grandes variaciones territoriales –dos comunidades terminaron el año con menos beneficiarios que cuando empezó: Asturias -966, y Extremadura -952–. Ante ello, señalan que "al ritmo de incorporaciones de beneficiarios de 2019 se tardarían casi cinco años para lograr la plena atención".

Según el balance de 2019, se registró un incremento de 60.000 servicios y prestaciones, 38.000 menos que el año anterior. Más de la mitad de las nuevas corresponden a prestaciones económicas para cuidados familiares y a servicios como teleasistencia y de prevención (55,5% del total). "Servicios de bajo coste, insuficientes para las personas en situaciones de dependencia, especialmente de Grado II y III", destaca el dictamen.

APROBACIÓN DE UN DECRETO DE MANERA URGENTE
"Esta situación el deterioro del sistema se puede agudizar si no se aprueba con carácter de urgencia los 500 millones que se frustraron en los PGE de 2019. No hay tiempo para esperar a la aprobación de los PGE 2020, ya que con ello no estarían disponibles hasta el último cuatrimestre, lo que impediría su ejecución efectiva en este ejercicio, dejando sin atender a 450.000 personas, y condenando a más de 30.000 de ellas a fallecer sin recibir la atención a la que tienen derecho reconocido", valoran desde la ADGSS, que añaden que un total de "459 millones de euros permitirían atender a 70.000 personas más y generaría 16.000 empleos directos".

DATOS DEL SISAAD EN 2019
"El recorte acumulado de la AGE en dependencia, tras el RD-ley 20/2012, asciende ya a 5.864 millones de euros considerando la supresión del nivel acordado, la reducción del nivel mínimo y la supresión de las cotizaciones de cuidadoras familiares. El recorte a la dependencia es el único recorte de los años crisis, que aun no ha sido recuperado", denuncia esta entidad.

Un total de 8.891 millones de euros es el coste directo de las prestaciones y servicios entregados durante 2019, de los cuales las Administraciones públicas aportaron 7.050 millones. El resto lo aportan los usuarios en forma de copago regulado, lo que supone un 20,7%. Del gasto público directo en dependencia en 2019, la AGE soportó el 20% y las comunidades autónomas el 80%. Muy lejos de la pretendida aportación al 50%.

Se mantienen las enormes desigualdades entre territorios tanto en cobertura como en modelos de gestión. La distancia entre comunidades, salvo alguna excepción, cada vez se hace mayor, produciéndose un cierto 'Efecto Mateo' es decir, que algunas de las que mejor están siguen mejorando,y otras que se encuentran retrasadas, empeoran.

Hay comunidades con atención plena, como Castilla y León, Castilla-La Mancha, Ceuta y Melilla. Otras están progresando muy positivamente en los últimos años, como Aragón; Baleares, Comunitat Valenciana. Comunidades en situación muy preocupante, Andalucía y Catalunya, con porcentajes de desatención que juntos suponen más de la mitad (56%) del limbo que hay en España, y cuyas dificultades tienen carácter sistémico. Y lo más preocupante, comunidades en retroceso, Asturias y Extremadura, que incluso han reducido el número de beneficiarios en 2019.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal