Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  16:33:49Miércoles, 1 de Abril de 2020
Atrás

Un estudio de la Fundación Bertelsmann sitúa a España a la cola en justicia social

La justicia intergeneracional es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta España, que se sitúa en el puesto 33, sin mostrar ningún avance en la última década

Redacción EM 28-02-2020

COMPARTIR
Según el Social Justice Index 2019, un estudio internacional que elabora cada año la fundación alemana Bertelsmann Stiftung, España se sitúa en el puesto 28 de los 41 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos(OCDE), y en la posición 21 de los 28 países de la Unión Europea (UE), en materia de justicia social.
 
España suspende en justicia intergeneracional, situándose en el puesto 33 de la lista y sin haber hecho ningún progreso en los últimos diez años. El índice internacional mide la justicia entre generaciones en base al análisis de la sostenibilidad medioambiental, social y fiscal. En este sentido, el panorama para las generaciones más jóvenes en España es sombrío debido, entre otros, al cambio climático, el elevado endeudamiento y un sistema de pensiones que no hace frente al envejecimiento de la población. El acceso al mercado laboral de los jóvenes sigue siendo otro desafío para el país, ya que un tercio de ellos se encuentra en situación de desempleo. Y en este contexto, el riesgo de pobreza de niños y jóvenes es aún más elevado que el de los mayores. 

Los datos del informe se han presentado por primera vez en España en el Espacio Bertelsmann de Madrid, por parte de investigadora de la Bertelsmann Stiftung, Pia Schmidt, en el evento titulado ‘¿Está en juego el futuro de nuestros jóvenes? Retos para el medio ambiente, la justicia social y la brecha intergeneracional’ y organizado por la Bertelsmann Stiftung, esglobal y la Representación de la Comisión Europea en España.

Pia Schmidt, investigadora de la Bertelsmann Stiftung, ha aclarado que “en el Social Justice Index se define la justicia intergeneracional como la distribución equitativa de las oportunidades de vida, los recursos materiales y la calidad de vida entre las generaciones” y que “es una cuestión apremiante, no sólo por el pobre legado ecológico que se transmite a las generaciones más jóvenes, sino por el exceso de endeudamiento y la falta de oportunidades” .

El acto ha sido inaugurado por Francisco Belil, vicepresidente de la Fundación Bertelsmann que en sus palabras de bienvenida ha puesto el foco en la falta de acceso al mercado laboral por parte de los jóvenes “La tasa de desempleo juvenil es del 32%, es decir, un tercio de nuestros jóvenes se encuentran en situación de desempleo, y esto es algo que no podemos permitir. Los gobiernos, las empresas y los agentes sociales debemos actuar para paliarlo.”

Los problemas para garantizar la equidad entre las generaciones se están haciendo evidentes en la falta de sostenibilidad del sistema español de pensiones, muy probablemente a expensas de las generaciones más jóvenes. 

La presión demográfica también está aumentando, como lo demuestra el incremento de la tasa de dependencia de los senior, que actualmente asciende al 30%. Y los responsables políticos no consiguen poner en marcha las reformas que se necesitan urgentemente, como demuestra el factor de sostenibilidad, cuya introducción en el sistema de pensiones se ha aplazado de 2019 a 2023. Parte del reto para los 41 países es satisfacer las crecientes demandas (monetarias) de los sistemas de seguridad social sin imponer inmensas cargas financieras a las generaciones más jóvenes. El endeudamiento español también es motivo de preocupación, y las cifras ascienden al 97,02% del PIB. Y esto posiblemente limita el ámbito de acción financiera para las inversiones urgentes y orientadas al futuro y, por lo tanto, derrama enormes cargas financieras para las generaciones más jóvenes.

La equidad entre las diferentes generaciones tampoco está garantizada en lo que respecta a la prevención de la pobreza. Aunque el riesgo de pobreza en el grupo de edad de 65 años o más ha aumentado del 5,3% al 9,2% entre 2014 y 2018, la población en general (14,6%) está mucho más expuesta al riesgo de pobreza. En el caso de los niños y los jóvenes, el riesgo de pobreza (19,1%) es de hecho más del doble que en el caso de las personas mayores.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal