Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  20:51:23Miércoles, 12 de Agosto de 2020
Atrás

OPINIÓN / DIA DE LOS ABUELOS

Por un presente y futuro mejor para nuestros mayores

Por Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Farmacéuticos

Redacción EM 26-07-2020

COMPARTIR
Una de las realidades que ha dejado al descubierto la emergencia sanitaria provocada por la Covid-19 ha sido la atención a nuestros mayores, a aquellas generaciones que, a base de esfuerzo y sacrificio, han construido ese Estado de Bienestar en el que convivimos. Pero desgraciadamente, ese Estado de Bienestar no ha estado a la altura de lo que ellos merecían. Debemos tomar nota. 

Los farmacéuticos, como profesionales sanitarios más accesibles a los ciudadanos y que hemos estado en la primera línea del frente, hemos hecho todo lo posible por paliar esa situación, llevando la medicación a su domicilio a más 850.000 mayores, o colaborando con la Guardia Civil, comunicándoles qué personas mayores no habían retirado su tratamiento habitual, indicio fiable de que pueden necesitar ayuda. 

Aun así, con el apoyo y colaboración de las autoridades sanitarias y sociales, podemos hacer más y mejor. Por eso, coincidiendo con la celebración este 26 de julio del Día de los Abuelos que lleva impulsando el Padre Ángel desde hace más de dos décadas, es obligatorio tener un recordarles y honrarles, y, sobre todo, renovar nuestro compromiso de estar junto a ellos, trabajando activamente en la mejora de su salud y su calidad de vida. Una meta en la que la Organización Farmacéutica Colegial, los 74.000 farmacéuticos colegiados y la red de 22.104 farmacias trabajamos sin descanso. Esa es la razón por la que tenemos numerosos proyectos asistenciales, sociales y digitales en los que las personas mayores –los abuelos- son los protagonistas.

Me referiré a unos pocos, comenzando por la actividad asistencial, donde destaca el programa conSIGUE, que consiste en un Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico (SFT) a pacientes mayores, crónicos y polimedicados en las farmacias comunitarias; y que está demostrado, con evidencia científica, que contribuye a  reducir un 54,1% los problemas de salud no controlado, un 53,1% los pacientes que acudieron a urgencias y en un 59,8% los que fueron hospitalizados, y elevando la calidad de vida percibida del paciente en 6,74 puntos. 

En la esfera social, me referiré al convenio que tenemos suscrito con el Ministerio del Interior para colaborar con la Policía Nacional y la Guardia Civil en la protección de grupos vulnerables, muy especialmente las personas mayores. Y es que este colectivo es usuario habitual de las farmacias, cuyo arraigo en el entorno al que dan servicio facilita que los farmacéuticos puedan ser los primeros en detectar síntomas de riesgo en las personas mayores.

Y en el ámbito digital, hemos impulsado otras acciones como la aplicación para móviles Medicamento Accesible Plus, desarrollada junto a la ONCE y Vodafone y que ya ha superado las 50.000 descargas. Basta capturar el código de barras presente en el envase de los medicamento para acceder a una información totalmente accesible y comprensible y a un tamaño de letra mucho mayor que el de los prospectos sobre más de 20.000 medicamentos. 
Todas estas iniciativas, en mayor o menor medida, ya son una realidad. Pero los farmacéuticos somos una profesión comprometida con la realidad en la que nos desenvolvemos. Sabemos que el reto demográfico, en concreto el envejecimiento de la población, es uno de los desafíos inmediatos a los que nos enfrentamos y en el que nos tenemos que implicar activamente

De ahí que en las propuestas que hemos presentado a la Comisión de Reconstrucción Económica y Social del Congreso de los Diputados prestaran especial atención al cuidado de las personas mayores. Así, por ejemplo, con el fin de mejorar la Atención Primaria hemos propuesto el desarrollo de programas específicos de Atención Farmacéutica en centros sociosanitarios con la participación expresa de farmacéuticos comunitario. Mientras que, para mejorar su atención social, hemos propuesto concertar servicios sociales y sanitarios a través de la Farmacia Comunitaria que permitiría el diseño de estos servicios en función de las características de la población, no ya de las comunidades autónomas, sino incluso de los barrios o pueblos.

Como se puede comprobar, es mucho lo que ya hacemos o estamos dispuestos a hacer por nuestros mayores; pero somos conscientes de no llega a compensar la confianza que diariamente ellos depositan en su farmacéutico. Ellos, mejor que nadie, saben que el modelo español de farmacia es una conquista social de todos los ciudadanos. 

Por eso, aunque todo lo que hagamos los farmacéuticos como agentes sanitarios y sociales nunca será suficiente, nuestro mejor homenaje en el día de los abuelos es renovar nuestro firme y sólido compromiso de no renunciar nunca a trabajar por mejorar su salud y bienestar.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal