Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  16:33:49Miércoles, 1 de Abril de 2020
Atrás

Más de 20 organizaciones acuerdan crear el espacio de diálogo 'Sociedad civil para el Estado de Bienestar'

La medida se adoptó en la celebración del I Encuentro 'Sociedad civil para el Estado de Bienestar. Diez retos para 2030: Compromiso de diálogo civil y político para la Educación, Sanidad, Servicios Sociales y Pensiones'

Redacción EM 24-02-2020

COMPARTIR
Más de 20 organizaciones civiles han acordado crear el nuevo espacio de diálogo civil y político 'Sociedad Civil para el Estado de Bienestar', para la mejora del diseño estructural a largo plazo de la educación, sanidad, servicios sociales y pensiones. Dichas organizaciones engloban a más de 59.000 organizaciones de diferente tipo y en sus ámbitos directos de actuación implican a más de diez millones de personas. 

La decisión se adoptó durante el I Encuentro de la Sociedad Civil por el Estado de Bienestar, convocado por ACEB, Alianza Científico Profesional por el Estado de Bienestar. Su 9residente, Alfredo Bohórquez, resaltó la necesidad de implicar a la sociedad civil de forma corresponsable con las políticas públicas para el Estado de Bienestar, “Debemos implicarnos en este nuevo espacio de diálogo civil y político de medio y largo plazo, los  siete agentes civiles y desde nuestra diversidad, ser capaces de escucharnos, dialogar, comprometernos y construir un nuevo espacio de diálogo civil y político que construya soluciones de futuro y  defina el modelo estructural de referencia que queremos tener entre 2030 y 2050 en educación, sanidad, servicios sociales y pensiones”, declaró.

En las Mesas de Diálogo se abordaron temas como '¿Cuáles son los grandes retos de futuro de la sanidad y los servicios sociales?', 'El reto de pensiones, ¿cómo abordar su reforma estructural a medio y largo plazo?' y '¿Es posible crear un nuevo espacio de diálogo civil y político para el Estado de Bienestar?'.

En el encuentro participaron 25 organizaciones que han aportado las reflexiones a lo largo de un día de sesiones, con propuestas para aumentar la sostenibilidad y mejora de los cuatro pilares del Estado de Bienestar: educación, sanidad, servicios sociales y pensiones. Los ponentes han coincidido en la necesidad de que la sociedad civil se corresponsabilice y no se limite a criticar las políticas públicas. 

Alfredo Bohórquez apostó por “una nueva forma de dialogar, tenemos que aprender a dialogar desde la diversidad y ser capaces de construir espacios y soluciones conjuntamente”. Llamó la atención sobre el reto demográfico que se plantea a partir de ahora, con la incorporación de la generación del baby boom al colectivo de mayores de 65 años y que dentro de los mayores, el colectivo que más crece es el de mayores de 80 años. 

Juan Rodríguez Abellán, del Centro de estudios avanzados de familia y discapacidad, abordó algunas claves para el nuevo espacio de diálogo, como buscar un lenguaje directo, expresando de forma clara lo positivo y negativo,  ser respetuoso con las personas y no hacer daño, hablar cara a cara, colocarnos al lado de las personas más afectadas, "buscar una perspectiva amplia e integradora, reforzar la escucha activa", dijo.

Ana López-Casero, tesorera del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, insistió en la voluntad de este colectivo de aportar soluciones y colaborar desde la importancia que tiene una red de 22.500 farmacias que están apostando por la innovación en un momento de despoblación y de brecha generacional. “No mejora el Estado de Bienestar si no hay progreso económico. Tenemos que gastar mejor”, añadió.

Raquel Martínez, secretaria general del Consejo General de Colegios oficiales de Farmacéuticos, abordó las propuestas de ACEB publicadas en la web, para la cohesión de la sanidad y los servicios sociales para una atención integrada a la población sociosanitaria, e impulsar una nueva Ley de Servicios Sociales. Por otra parte, resaltó la necesidad de invertir más recursos en prevención y en investigación, impulsar una mayor inversión en atención primaria (con un componente más multidisciplinar) y desplegar nuevas acciones para un mejor funcionamiento en aspectos de seguimiento de farmacoterapia, adherencia al tratamiento y autocuidados, entre otros. 

María Gálvez, directora de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, abordó que “tenemos que tener una visión más de largo plazo y defender un sistema público para el estado de Bienestar que no deje a nadie atrás. La pobreza se “hereda” y agrava las enfermedades. Tenemos que invertir más en prevención, educación e información”. Apostó por la prevención no solo en la atención primaria  y rechazó que los presupuestos estén tan compartimentados ya que pierden eficacia. Planteó como retos, la prevención, la investigación, la innovación y los servicios sociales, resaltó la importancia de una Ley estatal de servicios sociales y que “la salud está en la persona y no en la sanidad”.

Ángela Baldellou de SCD (Sociedad Civil por el Debate) y coordinadora del Observatorio 2030 de CSCAE, trajo a las sesiones la importancia de la arquitectura y las ciudades en el bienestar de las personas. El 70% de las personas vive en ciudades. El 80% de lo que define nuestra salud está en lo construido. La vivienda -dijo- debería incluirse en este debate como una pata más del Estado de Bienestar.

Cristina Rodríguez Porrero, de UDP, apostó por no caer en la trampa del enfrentamiento y por medir la riqueza del país no solo por el PIB. “No debemos permitir un enfrentamiento entre economía y los derechos del Estado de Bienestar, como tampoco un enfrentamiento entre generaciones”. Comentó que “cuando un Estado de Bienestar es insuficiente, las principales víctimas son las mujeres”. Se deben buscar soluciones para los más vulnerables. Con respecto a las pensiones resaltó la importancia de resolver el empleo de jóvenes, la brecha de género y pensiones de viudedad, mejorar el sistema de autónomos y que el proceso de jubilación sea más flexible. Que en las mesas de diálogo y de toma de decisiones, siempre esté la voz y presencia de las organizaciones de personas mayores. Recordó que “solos podemos hacer poco y juntos podemos hacer mucho”.

Enrique Castillejo, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Pedagogos y Psicopedagogos, recordó que el fracaso escolar se sitúa  en el 21,7%, de los mayores de Europa, y que más del 46% de los estudiantes dejan la carrera universitaria en el primer curso; planteó que la Constitución ya es un Pacto por la Educación y criticó las desigualdades territoriales. Resaltó la necesidad de reforzar los conocimientos pedagógicos en todo el profesorado.

Cheles Cantabrana, presidenta de Ceafa, planteó la conveniencia de pasar del asistencialismo a la promoción del bienestar y se lamentó de que hubiera 17 sistemas asistenciales diferentes en los servicios sociales. Indicó que el sistema de autonomía personal y atención a la dependencia no está suficientemente desarrollado. Que es necesario poner a la persona en el centro y abordar las soluciones desde todas las dimensiones, desarrollar más los servicios sociales y avanzar en la coordinación de los servicios sociales y sanitarios, con planes y proyectos conjuntos. Puso el ejemplo de la importancia del Plan Nacional de Alzheimer y que es crítico dotarlo de presupuesto.

José Augusto García Navarro, presidente de la SEGG, planteó colaborar con el envejecimiento en positivo, porque a partir de los 65 años y la jubilación, se entra en una nueva etapa de la vida muy productiva de más de 20 años. Puso como ejemplos que el Foro de Davos se inaugura por una persona mayor de 80 años, que un corredor de maratón pude tener 82 años o Mick Jagger da conciertos con 76 años. A la alimentación, las relaciones sociales y el ejercicio físico hay que sumar el no estar solo y no ser pobre para un envejecimiento saludable. Es necesario abordar e incorporar las nuevas soluciones tecnológicas que ya están transformado la forma de cuidar la salud en la población. Según informes europeos de envejecimiento, en Europa harán falta 1,7 millones de profesionales para dar respuesta a los nuevos retos del envejecimiento.

Javier Porrero, director del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas, propuso que se planteen alternativas a la jubilación obligada a los 65 años y que se realice el cálculo según toda la vida laboral o una mayor flexibilidad laboral con la edad. El cambio de la sociedad y la demografía hace que sea necesario cambiar el modelo de pensiones para que sea sostenible. Los factores que más determinan la jubilación, son el tipo de trabajo y la formación más que la edad. Es crítico resolver el tema de empleo juvenil.

Maria Jesús Calvo de Mora, coordinadora de la Comisión de envejecimiento activo del Consejo General de Colegios de Educadoras y Educadores Sociales, llamó la atención sobre datos facilitados por la OMS por los que en el 2050 la población mayor de 65 años pasará de 900 a 2000 millones de personas y que “el mayor riesgo de discriminación será por edad y no por género o cultura”. Recordó la frase, que la educación cambia a las personas que van a cambiar el mundo.

Javier González, secretario general del Colegio Nacional de Ciencias políticas y Sociología y vicepresidente de Políticas Públicas de ACEB, planteó que el Estado de Bienestar está en auge, que lo que está en crisis es el modelo productivo que no pone como centralidad a la persona y que es necesario que el modelo sea capaz de producir riqueza y redistribuirla. Las Ciencias Políticas y Sociología pueden ayudar en los sistemas a nivel de  diseño, implantación y evaluación de las políticas públicas y que sean una herramienta y no un fin. Si no hay diálogo, hay confrontación. Resaltó la necesidad de flexibilizar la jubilación.

Jesús Rodrigo, director ejecutivo de Ceafa, resaltó la necesidad de alianzas y sinergias entre entidades diferentes y complementarias y  animó a la participación de la sociedad civil en los asuntos públicos, con una sociedad civil organizada, capacitada y con criterio con el bien común, por encima del bien particular. “Se trata de aportar, no solo de quejarse”. Las mesas de diálogo deben adaptarse a la evolución del entorno y no limitarse a una legislatura. Dialogar es escuchar, proponer y construir.

José Ignacio Echaniz, diputado y portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular, cerró la Jornada con Alfredo Bohórquez, y se felicitó de la existencia de este tipo de asociaciones porque “en España- dijo- se participa poco aunque en los últimos años hemos mejorado en interés y ganas de participar. Una democracia no consiste en votar cada cuatro años sino en la construcción de espacios de contrapoder con los que se ayuda a tomar decisiones. Entre el individualismo radical y el colectivismo radical hay mucho espacio”. 

También abordó la importancia del empleo para mejorar la situación económica y de capacidad de la seguridad social y que los aspectos de Estado de Bienestar son de solidaridad intergeneracional e interterritorial. A nivel de pensiones, resaltó la importancia del Pacto de Toledo, dentro del que es necesario buscar acuerdos y que estén fuera del debate político. 

ACEB se ha comprometido a hacer y publicar en su web un documento con las aportaciones e ideas abordadas en el encuentro de diálogo, y propondrá a todas las organizaciones la firma marco de un acuerdo de colaboración y diálogo, en el que se incluirá el propósito de la Mesa de Diálogo, la conformación de las organizaciones asistentes con los siete tipos de agentes civiles,  los temas a dialogar, la metodología y frecuencia de reuniones (tres al año) y la duración de la Mesa de diálogo durante al menos los próximos diez años, para seguir aportando desde la sociedad civil soluciones a medio y largo plazo para conseguir un Estado de Bienestar sostenible y mejor. La mesa de diálogo estará abierta para más de diez organizaciones de ámbito estatal invitadas y que no pudieron asistir al encuentro. 


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal