Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  12:49:18Sábado, 28 de Noviembre de 2020
Atrás

COVID-19

Los representantes de los mayores tienen la palabra

Las principales organizaciones de los senior en España responden a las preguntas de entremayores y se muestran unánimes en que haber actuado con previsión habría evitado la situación que está atravesando el sector. Ahora, eso sí, coinciden en que es momento de buscar soluciones y no lanzarse acusaciones

Redacción EM 12-05-2020

COMPARTIR
Juan Manuel Martínez, presidente de Ceoma: “No se puede entender cómo no se adoptaron medidas antes” 

“En la gestión de esta crisis ha fallado todo y, lamentablemente, el número de muertes es muy superior al que sabemos. Teniendo conocimiento, como tenía las instituciones sanitarias, de la llegada de esta pandemia, no se puede entender cómo no se adoptaron medidas antes, para la sociedad en general y, en especial, para los mayores que residen en centros. Es algo que no tiene perdón”, destaca el presidente de Ceoma. “Hay que hacer hincapié en que las residencias no son centros sociosanitarios, sino centros sociales que deberían ser sociosanitarios, pero no lo son. Por un lado porque no tienen ese equipamiento pero tampoco las plantillas necesarias para ser considerados como centros sanitarios”, aclara Martínez. Y añade que “el Gobierno debería haber sido consciente de que este grupo de población tan elevado en nuestro país necesitaba unas medidas preventivas y asistenciales que no se han tomado”.

En cuanto al futuro, Martínez expresa que “esto que hemos pasado nos ha tenido que servir como lección, absolutamente. Hay que cambiar el sistema de cuidados hacia una atención dirigida a las personas”, detalla.


Paca Tricio, presidenta de UDP: “La crisis está contribuyendo a que afloren carencias en nuestro sistema de cuidados”

“Desde las asociaciones de personas mayores ya habíamos llamado la atención sobre el inadecuado ratio cuidador-usuario en los centros residenciales. Una problemática que ante un estado como el actual evidencia el desborde al que se ven sometidos muchos de estos trabajadores, dada la imposibilidad de prestar una atención adecuada por falta de personal”, explica la presidenta de UDP. “Ahora es momento de arrimar el hombro, de moderar nuestra tormenta de emociones, de postergar críticas catastrofistas o interesadas, para contribuir a salvar vidas y a minimizar los impactos negativos”.

“Las conclusiones llegarán luego, de la mano de datos fiables, sin embargo, esta crisis está contribuyendo a que afloren carencias importantes en nuestro actual sistema de cuidados”, valora Tricio. “Asuntos como la real garantía en la continuidad de los cuidados, la coordinación entre sistemas y servicios y, por qué no, las dificultades que la actual estructura competencial conlleva a la hora de afrontar un modelo integrado de servicios e intervenciones profesionales, deberán ser objeto de análisis en pos de la coherencia, la eficacia y la eficiencia que necesitamos”, concluye la presidenta de UDP.


Isabel Martínez Lozano, presidenta de HelpAge International España: “La atención dada a los mayores no resiste la prueba del algodón de los derechos humanos”  

“No creo que sea justo achacar el fallecimiento de los mayores a la gestión de la crisis, aunque sin duda las cosas siempre se pueden hacer mejor, sobre todo cuando lo vemos con perspectiva”, expone la presidenta de Helpage International . “En esta crisis, los personas mayores están siendo víctimas de la discriminación y falta de priorización en las políticas públicas de la que vienen siendo objeto antes de la crisis de coronavirus”, señala. 
“La atención dada a los mayores no resiste la prueba del algodón de los derechos humanos. La crisis va a ser larga y hay que pedir que se corrijan algunas actuaciones que no se están haciendo bien y de ahora en adelante que se actúe con la máxima diligencia para garantizar la dignidad de las personas mayores”, resalta Martínez Lozano.

Además, insiste en que “tenemos que aprender de las buenas lecciones para hacer las cosas de otra manera. Ha llegado la hora de reflexionar conjuntamente sobre los cuidados. Las Administraciones públicas se tienen que tomar en serio este asunto y no mirar para otro lado. La Ley de Dependencia necesita de reformas y el modelo de atención, también, si queremos garantizar los derechos y la dignidad de todas las personas”.


Vicente Sanz, presidente de Conjupes: “Lamentablemente, se actuó tarde. Y de ahí sus consecuencias” 

“La creación de establecimientos intermedios, con celeridad, donde acoger a pacientes que pudiesen estar infectados, siempre que no fuera necesaria su hospitalización, hasta que pudieran ser dados de alta, hubiese evitado en gran medida su expansión en las residencias y habría evitado muchas muertes. Lamentablemente, se actuó tarde, y de ahí sus consecuencias”, comenta el presidente de Conjupes.

“A todos nos cogió un tanto confiados y bastante desprevenidos. No tenemos que considerar al Gobierno como único culpable. Seguro que en alguna medida lo será, pero no debemos de dejar de lado que las competencias en materia de salud y de servicios sociales le corresponden a las comunidades autónomas”, resalta Sanz en esta entrevista. “No cabe duda –continúa– de que esta crisis sacó a la luz una serie de deficiencias en la atención que se está dando a las personas mayores de la que tenemos que aprender la lección y dar un giro radical en el modelo de atención”. 

“El modelo de cuidados que se está ofreciendo en la mayor parte de las residencias está desfasado”, concluye.


Luciano Poyato, presidente de la Plataforma del Tercer Sector: “Es tiempo de defender el Estado del Bienestar y blindar los derechos sociales”  

“No es momento de mirar atrás, sino de trabajar para abordar las consecuencias que está provocando la Covid-19, especialmente entre los colectivos más vulnerables”, destaca el presidente de la PTS. “Defendemos la importancia de construir entre todos, y ahora más que nunca, una sociedad igualitaria, justa e inclusiva que tenga en cuenta los derechos humanos, sin excepción. En momentos de crisis, el compromiso moral de una sociedad con el respeto a la dignidad y la igualdad se expresa por su capacidad de atender a todas las personas por igual y respetando el derecho a la vida y a la salud”, expone Luciano Poyato.

“Es tiempo –resalta– de defender el Estado del Bienestar y blindar los derechos sociales de todos para que no se vean mermados a causa del coronavirus. Sin duda, la sabiduría y las experiencias de los mayores son un caudal de conocimiento para avanzar socialmente”. Y, como añade, “eso también pasa por replantear y reforzar un modelo de cuidados que esté basado en los derechos humanos y sociales de las personas y que deben ser tenidos en cuenta hasta el final de sus días”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal