Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  20:51:23Martes, 4 de Agosto de 2020
Atrás

HelpAge España propone medidas para terminar con la discriminación por motivos de edad

El documento demuestra que las personas mayores experimentan restricciones en el ejercicio de sus derechos en cuanto a acceso a bienes o servicios que no están justificadas, lo que actualmente se ha extendido como edadismo

Redacción EM 05-02-2020

COMPARTIR
‘La discriminación por razón de edad en España’ es el título del informe que acaba de presentar HelpAge España con el que la organización pretende denunciar la discriminación que sufren los senior en múltiples ámbitos de la vida y proponer recomendaciones para tratar de corregirlas, avanzando en un enfoque en la consideración social y atención basado en derechos.

La presentación del documento corrió a cargo de la presidenta de HelpAge España, Isabel Martínez, las autoras del trabajo, María del Carmen Barranco e Irene Vicente, y el experto en derechos humanos, Fernando Flores, profesor de derecho constitucional de la Universidad de Valencia.

En líneas generales, este documento demuestra que las personas mayores experimentan restricciones en el ejercicio de sus derechos en el acceso a bienes o servicios, que no están justificadas y que constituyen una discriminación por motivos de edad. Además, pone de manifiesto que los senior son un grupo en situación de vulnerabilidad porque deben enfrentarse a unas barreras sociales, culturales, económicas, administrativas o urbanísticas, entre otras, que les impiden ejercer sus derechos en igualdad de condiciones con los demás ciudadanos.

Además del análisis jurídico, para el estudio se ha contado con un grupo de personas mayores que opinaron sobre el trato que reciben en relación a su edad y cómo les afecta esta circunstancia en su acceso a todos los ámbitos de la vida. Estas personas coincidieron en afirmar que reciben un trato diferente y peor debido a la edad.

Los temas a los que los entrevistados dedicaron una mayor atención fueron el paternalismo y la infantilización en ámbitos como el sistema sanitario; las actividades de ocio específicas para mayores y la autonomía y libertad en la toma de decisiones sobre dónde, cómo y con quién vivir. También se mostraron preocupadas, entre otras cuestiones, por la invisibilización de las aportaciones de las personas mayores a la sociedad, en concreto destacan que las tareas de cuidados de los nietos que llevan a cabo se infravaloran.

El objetivo del texto es desnaturalizar las situaciones de desventaja que viven las personas mayores para presentarlas como discriminatorias. Entre las recomendaciones que se proponen destacan los cambios normativos y la adaptación de los planes, estrategias y políticas a la realidad social de las personas mayores. Entre ellas, se plantea que en España se realice una intervención contra la violencia hacia las personas mayores que tenga un enfoque integral y no exclusivamente punitivo. Asimismo, se propone una Ley de Igualdad de trato que incluya y proteja a los senior frente a todo tipo de discriminación, modificaciones en el sistema de incapacitación y una Convención internacional para los derechos humanos de las personas mayores como instrumento para conseguir la plena protección de los derechos de este grupo a nivel mundial.

La edad cronológica se asocia a la ‘pérdida de autonomía’, por lo que se justifica que a los mayores se les impida hacer cosas que antes hacían. Incluso a veces, con la mejor de las intenciones, se piensa que las personas mayores están en peores condiciones físicas y tienen más dificultades para entender el mundo, por lo que se considera adecuado que se las proteja frente a ellas mismas. Como resultado, no se cuestiona ni se percibe como problema que las personas mayores reciban un trato diferenciado y discriminatorio.

El edadismo presenta a los senior como desprovistas de valor para la sociedad, “improductivas, frágiles e incapaces, especialmente en el contexto de una sociedad envejecida que enfrenta desafíos con respecto a su futuro demográfico y la sostenibilidad de sus sistemas de pensiones y protección social” y hace que la edad sirva como justificación suficiente para tratamientos diferenciados sin que ello se cuestione.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal