Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  12:49:18Sábado, 28 de Noviembre de 2020
Atrás

CONTRA EL ABUSO Y MALTRATO EN LA VEJEZ

Ceoma denuncia la realidad oculta que sufren muchas personas mayores en España

La confederación recuerda que, ante situaciones de abuso o maltrato, hay recursos legales e institucionales a los que acudir y que es importante y necesario denunciar

Redacción EM 15-06-2020

COMPARTIR
La onfederación Española de Organizaciones de Mayores (Ceoma) no puede permanecer impasible ante el abuso y maltrato que sufren los mayores en España, una realidad oculta por vergüenza o miedo y una violación de los Derechos Humanos, declarado por la OMS como un problema de salud por sus terribles consecuencias.
 
Hoy, día 15 de junio, se celebra el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez y la entidad recuerda a todos los ciudadanos mayores que se encuentren en esta situación de abuso y maltrato, a sus familiares y vecinos más cercanos, que conocen esta situación, que hay recursos legales e institucionales a los que acudir y que es importante y necesario denunciar
 
Las personas mayores son uno de los grupos más vulnerables frente al maltrato ya sea éste físico psicológico, económico o sexual y en el caso de las mujeres mayores, en muchas ocasiones, provocado por la escasez de recursos económicos es aún más aberrante. Dentro de la población mayor existen grupos especialmente vulnerables al maltrato: “las personas de edad más avanzada” con movilidad reducida o gran dependencia, con demencia y  personas mayores con discapacidad. Las víctimas pueden sufrir abusos que resultan evidentes, pero también otras formas de maltrato pueden permanecer ocultas, que incluye acciones como ignorar al mayor, humillarle e insultarle. 
 
Por su parte, Vicente Pérez Cano, presidente de la Comisión Derechos, Buen Trato y Envejecimiento Activo de Ceoma, resalta que con frecuencia se habla “del valor de la experiencia” pero entre el discurso y la realidad hay una gran distancia. Ciertamente hay una valoración teórica de las personas mayores pero los hechos van por otro lado con demasiada frecuencia. 
 
En palabras de Pérez Cano, “el maltrato en la vejez está mucho más presente de lo que imaginamos y se produce tanto en el ámbito familiar como en el institucional y en la sociedad misma. Y esto es así porque hay muchos comportamientos en el trato a las personas mayores que son considerados normales y sin embargo son maltrato. 
El maltrato se tiende a asociar a daños físicos, pero el maltrato más frecuente es el psicológico, que de alguna forma también está presente en el maltrato físico, económico, afectivo-sexual, etcétera.

El maltrato es más frecuente en la medida en que la autonomía va dejando paso a la dependencia y el denominador común en muchas de estas circunstancias consiste en decidir por ella sin tener en cuenta sus opiniones en los temas que le afectan, desde las cuestiones más sencillas hasta a veces asuntos tan delicados como el ingreso en una residencia. Cuando eso sucede, estamos tratando a las personas como un objeto y eso es contrario a la dignidad humana. Este tipo de conductas, aunque sean involuntarias o inconscientes, no dejan de ser maltrato.

"Solo desde la humanización, desde el reconocimiento de la dignidad, centrados en cada persona, y en ayudar a su pleno desarrollo, a pesar de las limitaciones, nos iremos acercando a la verdadera meta que es el buen trato”, señalan desde la organización. 
 
Pérez Cano, director gerente de la Confederación Estatal de Mayores Activos–Confemac, Organización Miembro de Pleno Derecho de Ceoma, recuerda que las personas mayores que se encuentren en esta situación de abuso puede contactar con el Grupo de trabajo multidisciplinar para asesorarles a través del teléfono gratuito 900 65 65 66.
 
Por otra parte, Jordi Muñoz Iranzo, Asesor Jurídico de la Comisión Derechos, Buen Trato y Envejecimiento Activo de Ceoma y Presidente de la Asociación para la investigación del maltrato a las personas mayores EIMA, informa que “las personas habitualmente utilizamos la palabra derecho. Todas queremos que se respeten nuestros derechos, y reivindicamos los derechos de otras personas o colectivos, pero ¿ocurre lo mismo con los derechos de las personas mayores?".

Ulpiano (jurista Romano 170-228 d.c.) decía que “la justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno su propio derecho”. Afirma que “El derecho consiste en tres reglas: vivir honestamente, no dañar a los demás, y dar a cada uno lo suyo”. Tan solo hace falta seguir las reglas de Ulpiano para respetar los derechos de las personas mayores.

Declaraciones y normativas a nivel internacional y nacional establecen las directrices para que los derechos sean efectivos, y no meras declaraciones de voluntad. Para que ello sea una realidad, es preciso que las propias personas mayores utilicen los derechos que tienen, como el resto de personas de la sociedad, con la misma intensidad y valor. Ha de prevalecer y promoverse el derecho a decidir. Pero, a su vez, también es imprescindible, que el resto de la sociedad respete y valore los derechos de las personas mayores. Las conductas edatistas, el proteccionismo, el paternalismo, entre otras, son una grave vulneración de derechos.

No es necesario unos derechos específicos para las persona mayores. Si lo es que se respeten sus derechos, que las propias personas mayores los ejerzan y disfruten, de la misma manera que las personas de cualquier edad. No proponemos discriminación positiva, sino que reivindicamos la igualdad de derechos con el resto de la sociedad.
Sí es imprescindible que las personas mayores tengan garantizados unos mínimos a nivel económico, social, sanitario y asistencial, cuando sea preciso, y que esos mínimos sean dignos y de cumplimiento efectivo”.
 
CRISIS SOCIOSANITARIA
Ceoma quiere recordar que en estos últimos meses a consecuencia de la Covid-19 hemos detectado cuatro grandes bloques donde se han producido situaciones de No Buen Trato a las personas mayores: La soledad a la que han sido sometidos en sus domicilios que en muchos casos  han llegado a fallecer sin que nadie se enterase,  el trato en los hospitales donde se ha cuestionado ser atendidos por razones de edad y finalmente han terminado agonizando, algunas residencias que por criterios económicos no estaban debidamente organizadas, ni dotadas de material y personal suficiente para prestar una atención de calidad a los mayores residentes en las mismas y en algunos medios de comunicación que han priorizado lanzar una imagen sensacionalista utilizando un lenguaje inapropiado, paternalista, en otros casos despectivos, incluso criminalizando a las personas mayores por razones de edad. 
 
A todos ellos y a la sociedad queremos recordar que, la lucha contra el maltrato en las personas mayores “es cosa de todos” y debe centrarse en diferentes frentes: en la sensibilización de la sociedad frente  a esta realidad que se ve potenciada por una imagen negativa de los mayores y por una tolerancia a la violencia. Ceoma reclama la implicación de los poderes públicos, de los medios de comunicación, de la sociedad civil y de las familias, donde por desgracia hay un índice muy alto de maltrato.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal