Miércoles, 21 de Abril de 2021 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

CC OO reclama más protección social para los mayores y la corrección de las deficiencias del SPS

M.S. / EM 02-03-2021

COMPARTIR
CC OO acaba de presentar el ‘Observatorio Social de las Personas Mayores 2020. Para un envejecimiento activo’, documento que analiza las condiciones de vida de los senior, sus recursos económicos y de protección social, y los riesgos a los que se enfrentan.

El secretario general de CC OO, Unai Sordo, remarcó que este informe representa “una aproximación importante para evaluar el proceso de envejecimiento, sus consecuencias y los retos a la hora de orientar las políticas públicas”. “Un reto de primera magnitud”, subrayó, porque la población mayor es cada vez más numerosa y cada vez vive más años, y afrontar esta situación hace necesario desarrollar políticas sociales, de pensiones, ocio, movilidad, urbanismo, etcétera. Como explicó Sordo, es preciso “resolver la insuficiente financiación de la dependencia, un pilar fundamental del estado de bienestar y de nuestro sistema de protección social, recordando que se tiene que cumplir el compromiso del Gobierno de multiplicar en esta legislatura la inversión pública. 150.000 personas están a la espera de valoración, una lista de espera un 11% mayor que el año anterior; y de las 1,4 millones de personas con derecho reconocido a una prestación, casi 300.000 están a la espera de que se haga efectiva la prestación”.

MÁS INVERSIÓN EN SANIDAD, DEPENDENCIA Y PENSIONES
Para garantizar un envejecimiento saludable, a juicio del secretario general de CC OO, es necesario, asimismo, “corregir las deficiencias, las carencias del Sistema Público de Salud (SPS). El gasto público en sanidad (un 6,27% del PIB) es muy bajo en comparación a los países de la UE, lo que se nota en aspectos como el número de camas, un indicador en el que España está a la cola de la UE”, señala Sordo.

Además, Sordo reivindicó un sistema público de pensiones capaz de responder al reto de tener que atender a más personas durante más tiempo con pensiones más altas. “España que tienen que destinar un porcentaje del PIB suficiente para afrontar esta situación, sin deterioro de las pensiones. Una prioridad que exige derogar la reforma de pensiones de 2013”, subrayó, sin recortes, mejorando los ingresos del sistema público", aseguró.

Por su parte, el secretario general de la Federación de pensionistas y Jubilados de CC OO, Julián Gutiérrez, hizo hincapié en el incremento de la población española mayor de 65 años, un 20% del total, del que depende económicamente el 30% de los hogares en España. Y se refirió también a otras conclusiones del informe que, señaló, pone de manifiesto la considerable brecha de género que hay en el sistema público de pensiones: “Los hombres cobran una pensión media de 1.335 euros, mientras que las mujeres perciben 880 euros. Una diferencia del 34%”, denunció Gutiérrez.

Como ampliaba el secretario general en una entrevista con entremayores, “la brecha de género es consecuencia directa de las condiciones en el empleo y en los salarios de las mujeres, que repercuten directamente en su carrera de cotización. La vida laboral de las mujeres se ve afectada por una doble jornada laboral, dividida entre el trabajo productivo y reproductivo, siendo este último infravalorado socialmente y con un reparto completamente desigual”. Y añadió que “las propuestas de CC OO son: igual trabajo, igual salario y acabar con los empleos temporales. La reconstrucción que se aborde tras la pandemia no puede ignorar las brechas que afectan específicamente a las trabajadoras para poner las bases de una sociedad justa donde la igualdad efectiva entre mujeres y hombres sea una realidad”.

Además, Gutiérrez destacó a este periódico que “no se puede obviar que el proceso de envejecer precisa de asistencias y cuidados, por lo que los recursos materiales y profesionales suponen un cimiento básico para su salud y para tener  mas oportunidades de autonomía. Hay que poner más medios económicos y atender mejor a las personas mayores, pues no se puede olvidar que cada vez son más los hogares cuyos presupuestos familiares se sustentan con los recursos de personas de 65 y más años. Este hecho se consolida a lo largo de los años, como consecuencia de la precarización de las condiciones laborales de las personas en edad de trabajar, que precisan de los recursos de sus mayores”, concluyó el secretario general.

GUTIÉRREZ DEL POZO: "EL RETO ES CONSEGUIR UN SISTEMA DE DEPENDENCIA QUE DÉ RESPUESTAS A LAS NECESIDADES DE LA SOCIEDAD"

Pregunta.- El impacto de la Covid-19, como exponen en el informe, ha puesto sobre las cuerdas a los sistemas de dependencia y servicios sociales. ¿A qué retos nos enfrentamos actualmente en lo que al bienestar de las personas mayores se refiere?
Respuesta.- El reto es conseguir un sistema de dependencia que dé respuesta a las necesidades de la sociedad, pues hasta ahora, ha sido la consolidación de un modelo de atención, marcado por la precarización de las condiciones laborales y la insuficiencia de recursos, que durante la crisis económica ha podido mantener su estándar de atención solo a expensas del sobreesfuerzo que los y las profesionales de estos servicios de atención han realizado, pero que ante la magnitud de la crisis se ha visto ya totalmente desbordado. Se necesitan protocolos claros de intervención en los servicios de atención domiciliaria y un marco de coordinación sociosanitaria con el Servicio Público de Salud.

P.- ¿Está en peligro nuestro sistema de bienestar?  
R.- Para dotar los servicios sociales de medios económicos hace falta, en primer lugar, la voluntad política para hacerlo, pues el cumplimiento de los derechos sociales universales no es un coste, ni una carga, sino un derecho adquirido por el solo hecho de ser personas y querer disfrutar de la etapa final de la vida con dignidad. El hecho de no tener garantizados unos ingresos mínimos genera situaciones de angustia, un sentimiento generalizado de pobreza y una preocupación profunda entre la gente mayor. Tenemos que tener muy presente que los 15 países más desarrollados de la Unión Europea dedican a políticas sociales un 3% más que España, eso se traduce en una inversión de 30.000 millones de euros anuales menos que la media de la Europa.

P.- Aluden a que la pandemia ha intensificado las debilidades del sistema sanitario. ¿En qué consisten estas debilidades?
R.- Hoy más que nunca es necesario contar con servicios públicos que den adecuada respuesta a las necesidades de la población mayor, sin embargo, la política de recortes sufrida a lo largo de varios años ha afectado negativamente a la capacidad del servicio público sanitario y de forma relevante, en la atención a los mayores. Hay que corregir una política que ha implicado que el gasto sanitario público en porcentaje al PIB, pasó del 6,5 en el 2014 al 6,4 en el 2018. CC OO exigimos que se llegue al 7,2% pues resulta crucial reforzar la Atención Primaria, por ser la puerta de entrada al sistema sanitario.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal