Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  14:03:06Domingo, 20 de Octubre de 2019
Atrás

El presidente de la Airef afirma que la sostenibilidad de las pensiones 'es manejable' desde los PPGG

En este mismo encuentro, Ceoma pidió compaginar trabajo y pensión, mientras que UDP puso el acento en el riesgo para los jóvenes

Redacción EM 02-10-2019

COMPARTIR
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá, consideró que el problema de la sostenibilidad de las pensiones “es manejable”, siempre que se aborde “con tiempo” y se implique el Gobierno porque su solución pasa por utilizar los Presupuestos Generales del Estado. Escrivá hizo estas declaraciones durante su participación en una nueva edición de los Diálogos de Servimedia, que esta agencia de noticias está organizando con motivo de su 30 aniversario. En esta ocasión, el presidente de Airef presentó un debate sobre 'La sostenibilidad del sistema de pensiones' en el que intervinieron Carlos Bravo, secretario confederal de Políticas Públicas y Protección Social de CC OO; Mari Carmen Barrera, secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT; Paca Tricio, presidenta de UDP; Juan Manuel Martínez, presidente de Ceoma; y Jose Carlos Díez, profesor de Economía de la UAH.

Escrivá avisó sobre la tentación de creer que lo puede arreglar el Ministerio de Trabajo, ya que “no tiene apenas palancas” y tratar de solucionarlo subiendo cotizaciones sobre el coste del trabajo “probablemente no es asumible”, al encontrarse en España en un “nivel muy elevado”. Su solución pasa por “que se visualice en Presupuestos Generales del Estado”, en ambas partidas de ingresos y gastos, aumente la edad efectiva de jubilación desde los 62,7-63 años actuales a los 67 legales y el periodo de cotización se extienda a toda la vida laboral.

PARTIDAS QUE NO DEBERÍA ASUMIR
De su análisis, Escrivá apuntó tres problemas principales. El primero es que el índice de revalorización de las pensiones “cuenta con unas deficiencias muy grandes”, que llega a provocar una desvalorización en las pensiones que, en algunos casos, alcanza el 30%. Prueba de ello, según reseñó, es que el propio Gobierno dejó de aplicarlo porque cuando empieza a desplegarse ve que “va a caer por su propio peso”.

El segundo sobre el que alertó es la propia financiación y costes de la Seguridad Social. Al respecto indicó que al analizar las cuentas de las administraciones públicas en un contexto de déficit público estructural del “entorno al 2%”, “casi tres cuartas partes” o cerca del 1,5% “aparece visualizado en la Seguridad Social” y “esto ha generado una enorme inquietud”. A su juicio, que este problema “esté en la Seguridad Social es contable y discutible”.

En este punto, señaló la dificultad de incrementar los ingresos con las fuentes actuales de financiación y denunció que el Sistema soporta costes que, a su juicio, deberían asumirse vía presupuestos. También refirió que España tiene un nivel de cotizaciones sociales “bastante alto, el más alto de los países de nuestro entorno”. “Con los años hemos ido sobrecargando la Seguridad Social por el lado de los ingresos y por la parte de los gastos, con una responsabilidad que probablemente no tendría que estar en este sector", consideró.

Según Escrivá, si el esquema de ingresos y gastos de la Seguridad Social “estuviera como en los países de nuestro entorno (…) corregiríamos dos tercios del déficit”. Pero para ello defendió que los Presupuestos tendrían que asumir el pago de políticas no contributivas que se están abonando con cotizaciones sociales o de subsidios que también soporta la Tesorería de la Seguridad Social, además de los costes administrativos del organismo que se elevan a unos 4.000 millones de euros.

Solo con estas reasignaciones, Escrivá indicó que la actual situación de déficit de la Seguridad Social pasaría a equilibrio, e incluso a una situación de “ligero superávit”. “Lo que pasa es que, a veces, es fácil decir que lo arregle el Ministerio de Trabajo y no tiene apenas palancas”, insistiendo así en la dificultad de elevar el coste del trabajo cuando las cotizaciones sociales en España son ya muy altas.

DEBATE DE PENSIONES
A continuación, comenzó el debate sobre el actual sistema de pensiones, moderado por el director general de Servimedia, José Manuel González Huesa. En el coloquio, el secretario de Protección Social y Políticas Públicas de CC OO, Carlos Bravo, advirtió de que se puede producir un “problema de legitimidad” si los
trabajadores cotizantes tienen una expectativa de pensión que no sea “comparable” con la que están contribuyendo a financiar hoy. Bravo abogó por adoptar medidas para tratar “de manera comparable” a las generaciones de pensionistas más numerosas y “las más incómodas de pagar” y a las menos numerosas y “más cómodas de pagar”. “El Sistema va a necesitar de la aportación de recursos adicionales”, afirmó, y concretó que para compensar ese tratamiento entre distintas generaciones se tiene que buscar una “aportación más adecuada” del mercado de trabajo y del sistema tributario, evitando un desequilibrio entre generaciones. “El sistema de pensiones no es solo de la población pensionista, el sistema de pensiones es de interés general porque a lo largo de nuestra vida lo estamos financiando”, aseveró.

La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, apuntó que la Seguridad Social podría encontrarse en una situación “absolutamente terminal” si “vienen vientos de crisis” y para entonces no se ha eliminado su déficit. Barrera relató que, en diciembre de 2011, la Seguridad Social contaba con un déficit de 65 millones de euros y durante la crisis se disparó, además de consumir buena parte del Fondo de Reserva. “Eso pone en cuestión la reforma de pensiones de 2013”, que, según Barrera, “se hizo para contener el déficit que podía haber en la Seguridad Social” y para hacer frente a la jubilación de la generación del ‘baby boom’. Desde el sindicato se propuso una “reestructuración” de las cuentas de la Seguridad Social, prosiguiendo con la separación de las fuentes de financiación.

ORGANIZACIONES DE MAYORES
El presidente de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (Ceoma), Juan Manuel Martínez, se mostró en contra de las jubilaciones anticipadas para el sostenimiento del sistema de pensiones, aunque también reclamó que quienes superen la edad de jubilación puedan seguir trabajando y compaginar su sueldo con la pensión íntegra. “Estamos totalmente en contra de las prejubilaciones, crean una situación aún más complicada”, sostuvo desde su propio ejemplo: “Yo me jubilo a los 70 y querría seguir trabajando pero no puedo porque tendría que renunciar al 50 por ciento de la pensión, que es un derecho, no un regalo”. En esta línea, reclamó hacer “compatible el trabajo con la pensión” y que ésta se pueda cobrar de manera íntegra. 

La presidenta de la Unión Democrática de Pensionistas (UDP), Paca Tricio, aseguró que el problema de la hucha de las pensiones afectará especialmente a los jóvenes: “Mi generación vive con dignidad; el problema son los siguientes, los que tienen unas condiciones de trabajo indecentes”, defendió. “Nuestros jóvenes tienen poco sueldo y poco tiempo (en el mercado laboral); se les coge hoy y se les echa mañana, y eso quiebra cualquier trayectoria profesional”.

Finalmente, el economista José Carlos Díez alertó de que “no hay dinero” para subir el IPC a las pensiones superiores a 1.500 euros mensuales. Así lo dijo este economista durante su intervención en un nuevo acto de los Diálogos de Servimedia. Díez apuntó que para revalorizar las pensiones con el IPC hay que diferenciar entre quienes no son mileuristas, y particularmente los que cobran menos de 600 euros, y quienes cobran más de 1.000 euros mensuales de pensión. A su juicio, para los que reciben las pensiones más elevadas, y en concreto, más de 1.500 euros, “no hay dinero para subir el IPC”. Opinó que “no es viable” un sistema de capitalización con cuentas individuales y no hay alternativa al sistema público de reparto. “Siendo conservadores, si no cambiamos nada, nos vamos a cargar el sistema público de pensiones”, alertó.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal