Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  12:38:12Jueves, 4 de Junio de 2020
Atrás

Iñaki Ortega / Economista. Director de Deusto Business School

'Esta emergencia sanitaria está teniendo profundas consecuencias económicas y cambiará el panorama de las cuentas públicas'

El director de Deusto Business School asegura, en esta entrevista con enntremayores, que "la epidemia nos ha puesto en el espejo de una sociedad envejecida que precisa de mejores instituciones”

Redacción EM 12-05-2020

COMPARTIR
Pregunta.- Es evidente que estamos sufriendo un auténtico colapso en la economía mundial. ¿Cómo define la situación, a nivel económico, que estamos viviendo en España desde que se empezó a desencadenar esta crisis?
Respuesta.- Un “tornado” de nombre Covid-19 ha pasado por nuestro país y en muy poco tiempo ha dejado todo devastado. Las estimaciones de impacto en la actividad económica se sitúan en el entorno del 10% de caída del PIB y la destrucción de empleo se cuenta por millones de puestos de trabajo. Un impacto inédito en el tejido productivo español que nos retrotrae a épocas muy tristes de nuestra historia. Pero lo más grave no es lo anterior, sino que mi sensación, como economista, es que aun estamos en el interior del tornado y no sabemos a ciencia cierta si esas previsiones acertarán y la destrucción que nos encontremos cuando todo termine –y superemos la pandemia– sea mucho mayor.

P.- Hagamos un ejercicio de reflexión. En su opinión, ¿qué errores nos han conducido a esta situación? Es decir, ¿podríamos haberla evitado, en cierta manera? 
R.- La escuela económica del comportamiento–-behavioral economics– lleva años estudiando los sesgos cognitivos o cómo la mente nos juega malas pasadas y no siempre tomamos la decisión más racional. Uno de esos sesgos es el prejuicio de retrospectiva que puede usarse para responder a esta pregunta. Este sesgo sucede cuando una vez que se sabe lo que ha ocurrido se tiende a modificar el recuerdo de la opinión previa a que ocurrieran los hechos; de modo y manera que se adapta la opinión para parecer que se tenía razón a la luz de los resultados conocidos. No cabe duda, conforme a estadísticas respetables, que España ha sufrido como ningún otro país la crisis de la epidemia y nuestras instituciones no han estado a la altura, por mucho que ahora algunos estén aplicándose el sesgo de retrospectiva.

P.- Hace tan solo unas semanas hablábamos del potencial de la silver economy, entre otros temas, y ahora nos movemos en un panorama radicalmente distinto. ¿Cómo cree que va a repercutir esta crisis provocada por la Covid-19 en ese sector económico de las personas mayores que estaba en plena expansión en España?
R.- La epidemia nos ha puesto en el espejo de una sociedad envejecida que precisa de mejores instituciones. Otro modelo de residencias, una oferta cualificado de cuidadores, renovados servicios que permitan una mejor atención a la dependencia en la vejez o normas que impidan la discriminación por edad. Esta lacerante situación ha de suponer un aldabonazo para poner aún más en valor, si cabe, la economía plateada o silver economy. Aquellas empresas que se adelanten a esta tendencia serán premiadas por la historia.

P.- ¿Considera que las medidas urgentes emprendidas por la Administración, hasta el momento, son las adecuadas en lo que respecta a la protección del poder adquisitivo de los más vulnerables, como los senior? 
R.-Sinceramente, como comentaba antes, es pronto para saber hasta dónde “bajará la marea”. En cualquier caso, lo que sí podemos afirmar sin temor a equivocarnos es que los mayores han sido en lo que llevamos de pandemia los más vulnerables. Llevamos semanas con centenares de mayores fallecidos cada día: 8.000 ancianos muertos en residencias. Por no hablar de esos mayores conviviendo con cadáveres en residencias de la tercera edad, la negativa a atender a adultos mayores en muchos hospitales, los cuidados paliativos como único tratamiento recibido por los enfermos de edades altas, la muerte de muchos de ellos en sus casas sin recibir atención alguna, el aislamiento forzado ante el duelo o, en general, el edadismo imperante estas semanas.

P.- ¿Qué impacto cree que va a tener esta crisis sobre el Sistema Público de Pensiones? ¿Está en riesgo?
R.- Esta emergencia sanitaria está teniendo profundas consecuencias económicas y también cambiará el panorama de las cuentas públicas. Los sucesivos planes de las instituciones europeas han consagrado que la regla de la contención del déficit se relajará y, por tanto, llegarán recursos económicos a las empresas pero también aumentará el gasto público para luchar contra la vulnerabilidad de los damnificados de la Covid-19. Por todo lo anterior, me atrevo a sostener que, a corto plazo, en lo relativo a las pensiones de las personas mayores, no habrá tensiones ni en lo que respecto a su dotación y coberturas. 
El debate, en cambio, será a medio y largo plazo, ya que en muy pocos años, en España nos situaremos en un 30% de población de 65 años o más, con lo que supone de insostenibilidad financiera del sistema. Pero, a su vez, la pandemia nos ha demostrado la fragilidad de las instituciones que nos hemos dotado para la vejez y nos alerta de que la siguiente emergencia sanitaria sería mucho más letal que esta si no actuamos. El equilibrio de fuerzas entre estos dos vectores contradictorios nos dará la solución al problema planteado en la pregunta.

P.- En su opinión, ¿por dónde pasa la recuperación de esta crisis? ¿Podemos extraer una lección ‘positiva’ y tomar nota para posibles situaciones similares?
R.- Muchos son los aprendizajes que tendremos que asimilar cuando la emergencia sanitaria deje de ser la prioridad. Algunas de ellos ya han sido citadas como la fragilidad de las instituciones que nos habíamos dotado para la vejez, otras son la necesidad de acelerar e incentivar el trabajo en remoto que sin duda genera eficiencias en las empresas y externalidades positivas en términos medioambientales. Por otro lado, la excesiva dependencia de nuestra economía del gasto corriente ante las bajísimas tasas de ahorro nos ha de llevar a reflexionar sobre mecanismos atractivos que fomenten el ahorro. En el terreno geopolítico, avanzar en un proyecto europeo que ante catástrofes como la Covid-19 nos haga más fuerte ha de ser una prioridad en nuestro país en los próximos años.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal