Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  15:52:45Sábado, 7 de Diciembre de 2019
Atrás

Se necesitan más de 500.000 millones de dólares anuales para garantizar protección social en todo el mundo

Un nuevo informe de la OIT pone de manifiesto déficits de financiación cruciales en la protección social, y ofrece recomendaciones para las políticas, respecto de las formas de solucionarlos

Redacción EM 26-11-2019

COMPARTIR
Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para que los países puedan establecer un conjunto de medidas que garanticen un nivel mínimo de protección social –también denominado “pisos de protección social”– para 2030, hay que invertir más de 500.000 millones de dólares estadounidenses anuales, es decir, 453,90 millones de euros.

En el informe ‘Brechas en el financiamiento de la protección social para alcanzar la meta ODS 1.3: Estimaciones mundiales y estrategias para los países en desarrollo’ se indica que el gasto en cobertura se ha de incrementar drásticamente para lograr la cobertura universal de un conjunto básico de medidas de protección social. Las medidas incluirían, entre otras, pensiones sociales de vejez.

Tras realizar estudios en 134 países, los resultados indican que los niveles actuales de protección social solo cubren al 15,3% de las personas mayores en los países de ingresos bajo.s En cambio, en los países de ingresos medianos-altos,  el 90% de las personas mayores goza de cobertura.

“Creemos firmemente que el objetivo de la protección social universal es alcanzable si hay inversiones masivas, incluida la ayuda internacional al desarrollo para los países de ingreso bajo”, puntualizó Valérie Schmitt, directora adjunta del Departamento de Protección Social de la OIT.

La protección social desempeña un papel central en las iniciativas puestas en marcha para haber alcanzado en 2030 las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, entre otros, los relativos a la pobreza, la igualdad de género, el trabajo decente y el crecimiento económico.

Los autores del informe señalan que muchos países de ingreso mediano o mediano alto disponen de capacidad interna para generar recursos con los cuales financiar un nivel mínimo de protección social. Sin embargo, si se desea lograr la cobertura universal para 2030, se necesitarán cantidades sustanciales de ayuda externa para el desarrollo que permitan subsanar el déficit de financiación en los 28 países de ingreso bajo cubiertos por la investigación.

Según el informe, los países de ingreso bajo tendrían que gastar el 5,6% (27.000 millones de dólares estadounidenses al año) de su Producto Interior Bruto (PIB) para cubrir dicho déficit. Los países de ingreso mediano bajo tendrían que destinar el 1,9% del PIB (136.000 millones de dólares al año), mientras que los países de ingreso mediano alto tendrían que gastar el 1,4% de su PIB (365.000 millones de dólares al año).

Las opciones de política para generar la financiación necesaria expuestas en el informe incluyen, entre otras, el aumento de los ingresos fiscales, la ampliación de la cobertura y las cotizaciones a la seguridad social, el aumento de la asistencia oficial para el desarrollo, dando prioridad a los países de ingreso bajo, y la eliminación de los flujos financieros ilícitos.

“Promover la extensión de la cobertura de la seguridad social contributiva a los trabajadores de la economía informal en los países en los que el desarrollo del seguro social sigue siendo insuficiente generaría otros ingresos equivalentes al 1,2% del PIB de esos países”, dijo Fabio Duran-Valverde, Jefe de la Unidad de Finanzas Públicas, Actuariado y Estadísticas.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal