Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  13:12:33Martes, 12 de Noviembre de 2019
Atrás

OPINIÓN

Madonna, 60 años y micrófono en mano

Artículo de opinión de Estelle Huchet, coordinadora de la campaña #AgeingEqual desde AGE Platform Europe

07-11-2019

COMPARTIR
Cuando Vogue entrevistó a Madonna, en mayo, ella sacó a la luz un nuevo tipo de crítica de sus detractores: el edadismo. Ella, que sigue haciendo lo que siempre hizo a pesar de su edad, encontró la mejor respuesta. De eso se trataba exactamente la campaña #AgeingEqual.

“La gente siempre ha estado tratando de silenciarme por una razón u otra. Y ahora es porque no soy lo suficientemente joven. Estoy siendo castigada por cumplir 60 años”. A modo de respuesta, Madonna decidió no abandonar su carrera. Seas o no fan de ‘Like a Virgin’, o no puedas soportar su rubio platino, no cambia el hecho de que la forma de Madonna de luchar contra el edadismo era seguir cantando y siendo artística y políticamente activa.

La movilización para el cambio social es siempre un enorme desafío. Claro que contar con estrellas como Madonna, que hablan públicamente sobre los mecanismos de exclusión que aparecen con la edad en revistas mainstream, ayuda a combatirlo. Pero, ¿es suficiente? Compartir las historias de las adversidades venideras ayudará a que algunos comprendan la necesidad de actuar, pero para otros tantos, la narrativa de “mira lo que sucederá si no hacemos nada”, solo los aterroriza y hace que se den por vencidos antes de siquiera empezar.

Tomar conciencia para incitar a la acción exige más que plantear qué está mal. Exige concebir el cambio que queremos, y actuar en consecuencia. Muy a menudo, implica correr el riesgo de estar donde no se espera que estemos. Quizás, incluso exige atreverse a ser quienes queremos ser.
En 2018, AGE Platform Europe, oenegé que da voz a las personas mayores en Europa, lanzó la campaña #AgeingEqual para arrojar luz sobre los efectos tóxicos del edadismo. Pusimos de manifiesto sus consecuencias en la salud y la autoestima de las personas. Demostramos el desconocido potencial para la sociedad que conlleva el edadismo cuando los mayores son excluidos o se excluyen a sí mismos de su comunidad debido a los estereotipos interiorizados. Explicamos la naturaleza de un fenómeno que todavía está aceptado socialmente. En resumen: justificamos la urgencia de tomar partido y acción.

En la semana del Día Internacional de las Personas de Edad, invitamos al colectivo senior a organizar una acción conjunta para dar visibilidad a las personas mayores que toman sus propias decisiones. Aquellas que se alían con generaciones más jóvenes. Aquellas que recuperan su poder y asisten a clases. Aquellas que encuentran paz en la tranquilidad. En definitiva, contamos las historias de una vida ‘posterior’, a la que no es necesario renunciar.

Durante una semana, demostramos que la vida en la vejez es rica en la misma diversidad que cualquier otro momento de la vida, excepto por el hecho de que esta riqueza se invisibiliza con demasiada frecuencia. Somos personas diversas desde el primer hasta el último día, con diferentes necesidades, deseos y estilos de vida. 

Ser reconocidos con igualdad de derechos a cualquier edad no es solo una cuestión de principios. Es un requisito previo para participar en la sociedad con nuestras respectivas singularidades y tener las oportunidades y la salud para hacerlo. Y Madonna rechazó la idea de que su edad dicte su comportamiento. Cumplió 60 años y quiere seguir en el escenario. Madonna es como todos. Está envejeciendo, y es ella misma quien decidirá cuándo dejar el micrófono.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal