Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  15:52:45Sábado, 7 de Diciembre de 2019
Atrás

Los mayores de El Salvador: cada vez son más, más pobres y su atención sanitaria, en tela de juicio

Un estudio de HelpAge International –Global AgeWatch Insights– presenta datos clave para el análisis demográfico del país, y concluye en que el sistema de salud debe readaptarse para garantizar la atención de este grupo de población

Redacción EM 27-05-2019

COMPARTIR
HelpAge International presentó, en su informe Global AgeWatch Insights, las perspectivas del Observatorio Global de Envejecimiento en materia de salud, que presenta datos clave a partir del análisis del contexto demográfico; y concluye, entre otros, que los sistemas de salud requieren adaptarse para garantizar que las mujeres y hombres mayores puedan tener este derecho garantizado.

HelpAge International y La Asociación Fundación para la Cooperación y el Desarrollo Comunal de El Salvador (Cordes) presentaron el estudio "Tendencias en Envejecimiento y Salud en El Salvador" con el objetivo de analizar cómo el sistema de salud responde al fenómeno demográfico reciente.

El director de Cordes, Emilio Espin, dijo que con el estudio se pretende concienciar a la sociedad y a los profesionales de la salud sobre la importancia de brindar a las personas mayores una mejor calidad y dignidad de vida. Según el reciente padrón electoral, 1,2 millones de personas pertenecen a este grupo etario vulnerable en El Salvador.

Una treintena de especialistas, médicos y otros profesionales, entre ellos, representantes del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, el Ministerio de Salud, la Fundación Sendas, la Asociación Nacional de Enfermeras de El Salvador y otras, asistieron a la presentación del documento y fueron sensibilizados sobre la importancia de romper estigmas en torno a la población mayor.

El estudio revela que, a pesar de los avances en cobertura y accesibilidad de los servicios que ha mostrado El Ministerio de Salud en los últimos años, este no está respondiendo a las necesidades demográficas de la población mayor en El Salvador. Espin menciona entre algunos de los retos del sistema los diagnósticos precarios o el alto precio de los medicamentos relacionados a enfermedades que afectan a esta población en particular, como las cardiacas, cánceres, respiratorias crónicas y la diabetes, entre otras.

La preocupación de Espin es que las autoridades competentes en la toma de decisiones deberán, en los próximos años, hacer nuevas proyecciones para las personas mayores, ya que la juventud que en la actualidad representa el 53% de la población salvadoreña, está falleciendo a causa de la violencia: "Las estadísticas demuestran que un alto porcentaje de víctimas de homicidios y feminicidios que se registran a diario en El Salvador son jóvenes. Esta situación cambiará significativamente los porcentajes de adultos para 2035 y los años venideros", advierte Espin.

Por ello, el director de Cordes ve urgente la necesidad de avanzar en las políticas públicas encaminadas a proteger los derechos de las personas mayores, sobre todo, porque es una población insatisfecha en su demanda de acceso a la salud. La población mayor "se ve marginada y, a veces, invisibilizada", asegura la doctora Cañas.

Ella misma cree que la mayoría de los adultos que viven en el área rural no tiene acceso a los servicios de salud, ya sea por falta de un establecimiento de salud cercano o por falta de recursos económicos que les impide acceder al servicio, y la mayoría de ellos fallece sin recibir una atención médica adecuada. Esto se traduce en violencia y maltrato hacia esta población, pues su derecho al acceso a la salud se ve vulnerado.

Actualmente, el Ministerio de Salud cuenta con 819 establecimientos de Salud y con un hospital por departamento, pero no es suficiente. Los mayores requieren una atención especializada, pues en algunos casos, presentan una disminución en la capacidad funcional que requiere no solo de atención médica, sino de una atención social integrada.

Por si fuera poco, el cambio demográfico ha hecho que la esperanza de vida aumente en los próximos años, aunque estas no son buenas noticias para las mujeres en edad adulta: se considera que la mayoría vivirán en la pobreza extrema. Por ello, los especialistas hacen énfasis en que lograr que los adultos mayores no sean marginados y cuenten con una salud y atención adecuada en los años venideros es tarea de todos.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal