Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  13:01:13Domingo, 1 de Noviembre de 2020
Atrás

La flaqueza de las residencias ante la Covid-19 es un problema en todo el mundo

Más del 80% de las muertes por Covid-19 en Canadá se producen en residencias y, en todo el mundo, el porcentaje de muertes en este tipo de equipamiento sigue siendo alto, según Global Ageing

Redacción EM 28-09-2020

COMPARTIR
Más del 80% de las muertes por Covid-19 en Canadá se producen en residencias y, en todo el mundo, el porcentaje de muertes en este tipo de equipamiento sigue siendo alto. De hecho, en 80 centros australianos, se han producido brotes del virus. 

A pesar de las advertencias de que las personas mayores que viven en residencias son más vulnerables, han sido excluidos de los planes de preparación para la pandemia y los gobiernos los han dejado atrás, al menos, a ojos de Global Ageing, la alianza internacional de asociaciones de residencias y servicios para personas mayores. La pandemia de Covid-19 ha puesto de relieve los problemas sistémicos en el sector de la atención a las personas mayores y la falta de asistencia por parte de los gobiernos

Además, el personal de atención ha estado expuesto a la Covid-19 y ha sido dado de baja u obligado a ponerse en cuarentena, lo que ha provocado que los proveedores de atención de ancianos tengan dificultades para mantener los niveles de personal y los estándares básicos de atención. Los residentes sanos están siendo enviados a hospitales incluso si no tienen Covid-19, ya que no hay personal adecuado para apoyarlos. Los cuidadores de personas en edad avanzada se han encontrado abrumados y con exceso de trabajo. Algunos miembros del personal han trabajado mientras mostraban síntomas de Covid-19 porque no podían permitirse el lujo de dejar de trabajar. 

La industria de la atención a las personas mayores no cuenta con fondos suficientes ni con apoyo, y está fragmentada. La Covid-19 revela la importancia de apoyar al sector de la atención a las personas mayores para proteger su salud. Los funcionarios del gobierno han excluido a los usuarios de residencias de las políticas de prueba y se han quedado esperando por EPI, teniendo que recurrir a otras fuentes. 

“No podemos seguir fallando a las personas mayores de las residencias”, afirman desde Global Ageing en un comunicado. “Debe haber un plan universal contra la pandemia que incluya a estos equipamientos para que podamos conocer sus necesidades y luchas”. 


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal