Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  12:51:23Viernes, 21 de Febrero de 2020
Atrás

La conducción automatizada y el transporte compartido mitigan la soledad de los mayores

Al dejar de conducir, las posibilidades de movilidad de las personas mayores tienden a limitarse, de modo que estas nuevas tecnologías aportan un rayo de esperanza para permitir su socialización durante más tiempo

Redacción EM 12-02-2020

COMPARTIR
Un nuevo informa del International Longevity Centre (ILC), en colaboración con la aseguradora LV=, afirma que la conducción automatizada o el transporte compartido podrían permitir que las personas mayores mantengan sus relaciones sociales durante más tiempo.

Desde que a mediados del siglo XX se normalizase el uso de vehículos privados, la conducción es un elemento muy importante de nuestro día a día, que incluso define nuestras relaciones interpersonales. Este informe muestra que al dejar de conducir como consecuencia del deterioro de la visión, la audición o la cognición, se suele desarrollar depresión o sensación de soledad. “Para muchos, dejar de conducir puede limitar significativamente su capacidad para moverse, socializar y viajar”, apunta David Sinclair, director del ILC.

Con la aparición de tecnologías como la conducción automatizada o los viajes compartidos, las personas mayores que no conducen pueden mantener su vida social sin peligro por más tiempo. Sin embargo, Sinclair señala que es necesario asegurarse de que estos servicios sean accesibles, y que las nuevas tecnologías no abran una brecha de movilidad entre ricos y pobres, sanos y enfermos o incluso entre las zonas rurales y las urbanas.

En este sentido, Steve Tremolar, CEO de LV=, cree que es muy importante asegurarse de que “tenemos las políticas y marcos adecuados para garantizar que los conductores mayores no se queden atrás. Este informe arroja una idea muy interesante sobre los factores que se deben considerar para lograrlo”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal