Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  20:51:23Lunes, 3 de Agosto de 2020
Atrás

COVID-19

La OMS estima que el coronavirus puede llevarse entre 83.000 y 190.000 vidas en África en un año

Los factores sociales y ambientales propios de esta región permiten que la transmisión se ralentice, pero sus débiles sistemas sanitarios y el hecho de que solo hay nueve camas de UCI por cada millón de habitantes no da pie a predicciones halagüeñas

Redacción EM 13-05-2020

COMPARTIR
El coronavirus podría ser la causa de muerte de entre 83.000 y 190.000 personas en África, y otras 29 millones podrían infectarse solo durante el primer año de pandemia si las medidas de contención fallan. Así lo afirma un estudio de la OMS basada en modelos de predicción, analizando 47 países de la región en los que viven un total de 1.000 millones de personas.

Las nuevas estimaciones se basan en la modificación del riesgo de transmisión y la gravedad de la enfermedad mediante variables específicas de cada país para ajustarse a la naturaleza única de la región. El modelo predice la tasa de transmisión más lenta observada, la edad más baja de las personas con enfermedades graves y las tasas de mortalidad más bajas en comparación con lo que se observa en los países más afectados del resto del mundo. Esto se debe, en gran medida, a factores sociales y ambientales que ralentizan la transmisión, y a una población más joven que se ha beneficiado del control de enfermedades transmisibles como el VIH y la tuberculosis para reducir posibles vulnerabilidades.

Sin embargo, una tasa de transmisión más baja sugiere un brote más prolongado en unos pocos años, según predice el estudio, que también reveló que los países africanos más pequeños –junto a Argelia, Sudáfrica y Camerún– serán de alto riesgo si no se priorizan las medidas de contención.

"Si bien es probable que la Covid-19 no se extienda de manera tan exponencial en África como en otras partes del mundo, probablemente tendrá una alta incidencia en los puntos críticos de transmisión", dijo al respecto el doctor Matshidiso Moeti, director regional de la OMS en África. “La Covid-19 podría convertirse en un elemento fijo en nuestras vidas durante los próximos años a menos que muchos gobiernos de la región adopten un enfoque proactivo. Necesitamos probar, rastrear, aislar y tratar".

El número previsto de casos que requerirían hospitalización abrumaría la capacidad médica disponible en gran parte de África. Se estimarían entre 3,6 millones y 5,5 millones de hospitalizaciones por la infección de coronavirus, de las cuales entre 82.000 y 167.000 serían casos graves que requieren oxígeno, y entre 52.000 y 107.000 serían casos críticos que requieren soporte respiratorio. Un número tan grande de pacientes en hospitales podría hacer que los sistemas sanitarios colapsen.

De acuerdo con una encuesta de servicios sanitarios en la región africana realizada en marzo de 2020, de media, hay nueve camas de unidades de cuidados intensivos por cada millón de personas. Además, el acceso físico a estos servicios para la población en general es muy bajo, lo que sugiere que muchas personas ni siquiera tendrían la oportunidad de obtener la atención necesaria. Como resultado, las enfermedades que podrían tratarse fácilmente se pueden desarrollar con complicaciones.

"La importancia de promover medidas de contención eficaces es cada vez más crucial, ya que la transmisión sostenida y generalizada del virus podría abrumar severamente nuestros sistemas de salud", afirmó el doctor Moeti. "Frenar un brote a gran escala es mucho más costoso que las medidas preventivas en curso que los gobiernos están emprendiendo para contener la propagación del virus".

Las medidas de contención, específicamente el distanciamiento físico y la mejora de la higiene, tienen como objetivo retrasar la transmisión del virus para que sus efectos tengan lugar a un ritmo manejable por el sistema sanitario.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal