Miércoles, 21 de Abril de 2021 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

La Comisión Europea explica cómo se materializará el Pilar Europeo de Derechos Sociales

La institución europea publicó, a comienzos de marzo, el plan de acción a través del cual se garantizarían, en el continente, hasta 17 principios de carácter social, entre ellos, una iniciativa para proteger los cuidados de larga duración

Redacción EM 08-04-2021

COMPARTIR
La Comisión Europea (CE) publicó, el mes pasado, el Plan de Acción que pondrá en marcha el Pilar Europeo de Derechos Sociales, que fue proclamado en noviembre de 2017 por todas las instituciones europeas y que proponía 20 áreas de protección de los derechos sociales, entre ellas, pensiones y prestaciones de vejez, sanidad, inclusión de las personas con discapacidad o cuidados de larga duración.

Ahora, además de describir la forma en que se protegerán los derechos sociales descritos, se proponen tres objetivos principales que la Unión Europea (UE) debería alcanzar antes del año 2030, en coherencia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Estos objetivos son: al menos el 78% de las personas de entre 20 y 64 años debe tener trabajo; el 60% de los adultos, como mínimo, debe participar en actividades de formación cada año; y el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión social debe reducirse en al menos 15 millones.

No obstante, el Plan de Acción tiene un despliegue mucho mayor y aborda, entre otras cuestiones, las pautas a seguir en materia de protección social y, más concretamente, en el área de los cuidados de larga duración. “La resiliencia de los cuidados de larga duración también se está poniendo a prueba”, reza el Plan de Acción publicado por la CE, aludiendo a la pandemia, a la vez que admite que “se espera que la demanda de servicios asistenciales aumente en una sociedad en proceso de envejecimiento”.

Para ello, la CE propone, para 2022, una iniciativa sobre los cuidados de larga duración que permita establecer un marco de reformas políticas que, por un lado, garantice el acceso a estos servicios, y por otro, que los cuidados de larga duración sean más sostenibles. En esta línea, la institución europea insta a invertir en personal sanitario y asistencial, mejorando sus condiciones de trabajo, y a digitalizar los sistemas sanitarios y abordar las desigualdades en materia de salud. Más allá de este punto, el plan de acción del pilar no vuelve a mencionar cuestiones relacionadas específicamente con las personas mayores, aunque sí propone medidas que influirán positivamente en la vida de las personas de más edad. Por ejemplo, la CE instará a las empresas a poner en marcha mecanismos para luchar contra las prácticas discriminatorias en la contratación, selección y promoción, así como a fomentar la diversidad en el lugar de trabajo; y a los Estados, les pide favorecer el trabajo digno y la inclusión social, de modo que se pueda cumplir con lo previsto en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

AMBICIONES MODESTAS
A falta de un análisis más completo sobre el plan de acción de la CE, AGE Platform Europe ya se ha posicionado sobre él: “Aunque reconoce la importancia de los cuidados de larga duración, se posponen otras acciones más ambiciosas en esta área”, si bien la propia entidad considera que este retraso se puede deber a la consulta del Libro Verde sobre el Envejecimiento.

Precisamente sobre la propuesta de reformar los cuidados a largo plazo, AGE reconoce que tiene “la sensación” de que esta iniciativa “permanecerá en la oscuridad durante los próximos meses” al no haber muchos más detalles que los descritos en estas líneas. Pero, en el lado positivo, “el plan anuncia una innovación significativa”, dicen desde AGE, y es que “propone la inclusión de dos indicadores sobre cuidados de larga duración, uno sobre gasto social con el porcentaje del PIB y otro sobre cobertura de necesidades”. 

EL PROBLEMA DE LAS PENSIONES
El pilar contempla la dignificación de las pensiones de vejez, aunque este punto no ha sido tratado en profundidad en el plan de acción. “Creemos que las pensiones mínimas deben ser consideradas como una forma de ingreso mínimo”, alegan desde AGE, que considera que existe “una necesidad real” de crear una “directiva marco sobre la renta mínima”.

Esta falta de protección hacia las personas mayores, según la entidad, “contrasta radicalmente con el objetivo de reducir la pobreza en un 16%”, si bien toda falta de explicaciones por parte de las instituciones europeas en esta materia podría tener que ver con el proceso de consulta del Libro Verde sobre el Envejecimiento. Para la plataforma europea, este plan de acción es “una oportunidad perdida de abordar esta recomendación, así como las altas tasas de pobreza y exclusión social entre las personas jubiladas en algunos Estados miembro de la Unión Europea”.

Por último, AGE critica que en cierto punto del plan de acción en el que se habla de empleo, este reza que “se centrará en los principios relevantes del pilar”. “¿Existen principios que la CE considere irrelevantes?”, se preguntan desde AGE. “Para tomar en serio los derechos sociales, no puede haber una selección selectiva ni una jerarquía”, concluyen.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal