Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  14:16:39Miércoles, 20 de Marzo de 2019
Atrás

El gasto sanitario gubernamental aumenta en todo el mundo, aunque los pacientes siguen teniendo que pagar de su bolsillo

De media, los gobiernos proporcionan el 51% del gasto sanitario del país, pero más del 35% de este gasto proviene directamente del bolsillo del paciente

Redacción EM 22-02-2019

COMPARTIR

Luis Melendez

El gasto en salud está creciendo más rápido que el resto de la economía global, representando el 10% del producto interno bruto (PIB) mundial. Un nuevo informe sobre el gasto sanitario mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revela una trayectoria ascendente y rápida del gasto sanitario mundial, particularmente notorio en los países de ingresos medios y bajos, donde el gasto sanitario está creciendo un promedio de un 6% anual en comparación con el 4% en países de altos ingresos.

El gasto en salud se compone de gastos del gobierno, pagos por parte del paciente y fuentes tales como seguro privado, programas proporcionados por las empresas para sus empleados y actividades de organizaciones no gubernamentales.

Los gobiernos proporcionan, de media, el 51% del gasto sanitario de un país, mientras que más del 35% del gasto en salud proviene directamente del bolsillo del paciente. Una consecuencia de esto es que 100 millones de personas son llevadas a la pobreza extrema cada año.

El informe destaca una tendencia al aumento de la financiación pública nacional para la salud en países de ingresos bajos y medianos y la disminución de la financiación externa en los países de ingresos medios. Además, la dependencia de los gastos que realiza el propio paciente está disminuyendo en todo el mundo, aunque lentamente.

"El aumento del gasto interno es esencial para lograr la cobertura sanitaria universal y los Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con la salud", afirma el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. "Pero el gasto sanitario no es un coste, es una inversión en la reducción de la pobreza, el empleo, la productividad, el crecimiento económico inclusivo y sociedades más sanas, seguras y justas".

En los países de ingresos medianos, el gasto público en salud per cápita se ha duplicado desde el año 2000. De media, los gobiernos gastan 60 dólares por persona en salud en países de ingresos medianos bajos, y cerca de 270 dólares por persona en países de ingresos medianos-altos.

Cuando aumenta el gasto sanitario gubernamental, es menos probable que las personas caigan en la pobreza en busca de servicios de salud. Pero el gasto que realiza el gobierno gobierno solo reduce las inequidades en el acceso, cuando las asignaciones se planifican cuidadosamente para asegurar que toda la población pueda obtener atención primaria de salud.

En los países de ingresos bajos y medios, los datos señalan que más de la mitad del gasto en salud se destina a la atención primaria de salud. Sin embargo, menos del 40% de todo el gasto en atención primaria de salud proviene de los gobiernos.

El informe también examina el papel de la financiación externa. A medida que aumenta el gasto interno, la proporción de fondos proporcionados por la ayuda externa se ha reducido a menos del 1% del gasto sanitario mundial. Casi la mitad de estos fondos externos se destinan a tres enfermedades: VIH/sida, tuberculosis y malaria.

Si bien el informe ilustra claramente la transición de los países de ingresos medios a la financiación nacional de los sistemas de salud, la ayuda externa sigue siendo esencial para muchos países, en particular los países de bajos ingresos.

El nuevo informe de la OMS apunta a formas en que los encargados de formular políticas, los profesionales de la salud y los ciudadanos pueden continuar fortaleciendo los sistemas de salud. "La salud es un derecho humano y todos los países deben priorizar la atención primaria de salud eficiente y rentable como el camino para lograr la cobertura universal de salud y los Objetivos de Desarrollo Sostenible", concluye la doctora Agnes Soucat, directora de finanzas y sistemas sanitarios de la OMS.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal