Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  08:46:05Lunes, 16 de Septiembre de 2019
Atrás

El 90% de las personas mayores del noroeste de Siria depende de la ayuda de sus allegados

Un informe de HelpAge International manifiesta y denuncia la negación de derechos humanos a este colectivo en este área del país

Redacción EM 26-08-2019

COMPARTIR
El 90% de las personas mayores del noroeste de Siria dependen del apoyo de su familia y amigos para llevar a cabo sus necesidades básicas diarias, según un informe coordinado por HelpAge International junto con sus socios locales, Syrian Expatriate Medical Association y Al-Ameen, que evidencia la negación de derechos humanos a personas mayores.

Los desafíos de la región son significativos. Aunque el Daesh ha sido expulsado de la zona, los servicios básicos permanecen interrumpidos, la infraestructura, destruida, y el personal cualificado, ausente. Además, todavía se palpa la tensión entre las poblaciones kurdas y tucas, lo que genera incertidumbre sobre el futuro próximo. Se estima que 1,6 millones de personas necesitan asistencia en tres áreas, 900.000 de ellas, de forma urgente, según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (UNOCHA, por sus siglas en inglés).

La mitad de las personas mayores entrevistadas para elaborar el informe afirmaron que sus centros médicos locales se habían quedado sin medicamentos, y el 15% aseguraron que sus suministros personales de medicación se habían agotado por completo.

Uno de cada cuatro senior dijo que no obtiene la suficiente cantidad de comida y bebida, y la mitad refirió la falta de ingresos como una de las barreras más importantes a la hora de acceder a sus necesidades básicas. De hecho, el 85% dijo que tenían que pedir dinero prestado para llegar a fin de mes, dejando, por consiguiente, a muchos mayores con deudas difíciles de pagar. Tres de cada diez encuestados no tiene acceso a agua potable, normalmente, debido a las largas distancias desde el lugar de residencia hasta los puntos de recogida de agua.

A todo este panorama hay que sumarle el impacto psicosocial resultante del conflicto. El 75% de los encuestados admitió necesitar apoyo para hacer frente a la situación, y la mitad de ellos se sienten aislados y descuidados.

Como resultado, se están negado los derechos de las personas mayores en la región siria. La clave estaría en hacer visible a este colectivo, ya que las barreras físicas son las que normalmente impiden que estos abandonen sus hogares y busquen ayuda humanitaria. Por lo tanto, deben ser alcanzados y establecer planes para otorgarles asistencia, de modo que puedan acceder a servicios básicos que les pertenecen por derecho.

"Los cuatro principios de la acción humanitaria –humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia operativa– otorgan a los habitantes del noreste sirio el derecho a un acceso seguro y digno a la asistencia y protección sin discriminación. Nuestra evaluación de necesidades demuestra que esto no está pasando”, lamentó Verity McGivern, Asesora de Defensa Humanitaria en HelpAge International.

"Las personas mayores en el noreste de Siria deben poder acceder a la ayuda con dignidad y seguridad, y nuestras recomendaciones en este informe pueden ayudar a las agencias humanitarias a hacer esto realidad”, añadió.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal