Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  14:15:12Martes, 12 de Noviembre de 2019
Atrás

Bélgica considera dejar de financiar los medicamentos que actúan contra el Alzheimer

Las ligas de Alzheimer del país han mostrado su preocupación por esta propuesta, que se basa en que no todos estos medicamentos tienen efectos favorables en todos los pacientes

Redacción EM 22-10-2019

COMPARTIR
El Instituto Nacional de Seguro de Salud y Discapacidad de Bélgica (Riziv) ha puesto sobre la mesa la posibilidad de suspender la financiación de los medicamentos que se utilizan para tratar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Esto significa que a partir del 1 de julio de 2020, cualquier persona persona diagnosticada de esta enfermedad no recibirá las ayudas del Estado para pagar su tratamiento, algo que la Alzheimer Liga Vlaanderen (Liga Flamenca de Alzheimer) y la Ligue Alzheimer han denunciado.

Sabine Henry, presidenta de la Ligue Alzheimer, se ha mostrado preocupada ante la posibilidad de que esta propuesta gubernamental esté “enviando el mensaje equivocado”, debido a que no está clara la eficacia de algunos de estos medicamentos en ciertos pacientes. Concretamente, un tercio de las personas medicadas afirman que sus síntomas se alivian, mientras que otro tercio siente mejoras reales, al menos, a corto plazo.

Por otro lado, Henry argumenta que no solo se debe continuar reembolsando los tratamientos, sino que se debería potenciar el diagnóstico precoz, ya que es en ese momento cuando los fármacos existentes son más efectivos. En un comunicado, la Alzheimer Liga Vlaanderen afirmó que “se ha demostrado científicamente que esos medicamentos ayudan a los pacientes que se encuentran en las primeras etapas de la demencia”, permitiendo que “sean independientes por más tiempo, lo que implica que no tienen que ser institucionalizados de inmediato”.

“La medicación tampoco se prescribe tan fácilmente como antes”, aseguran desde Alzheimer Liga. “Solo se prescribe en pacientes en los que los beneficios están asegurados y reaccionarán favorablemente. Si lo vemos desde ese punto de vista, continuar financiando estos fármacos es bueno”, añaden.

El doctor Sebastiaan Engelborghs, neurólogo del Hospital Universitario de Bruselas, coincide con las dos asociaciones: “Estos medicamentos combaten los síntomas de la enfermedad de la misma forma que una aspirina reduce la fiebre en el caso de la gripe. No detendrán ni desacelerarán el avance de la enfermedad. Pero es cierto que en algunos pacientes, sí se retrasa el progreso. Algunos estudios han demostrado que los pacientes que toman estos medicamentos permanecen en el hogar dos años más que aquellos que no los toman, y desde luego, financiar estos fármacos resulta mucho más barato que institucionalizarlos”. Así, “detener la financiación de estos medicamentos envía un mensaje a los pacientes y las familias: que el Alzheimer es una enfermedad sin esperanza en la que la sociedad ya no quiere invertir”, ha concluido.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal