Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  12:38:12Jueves, 4 de Junio de 2020
Atrás

Diez claves para el autocuidado psicológico en este período de alerta sanitaria

Por Isabel Aranda y Elena Daprá, del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid, en la sección de Psicología del Trabajo

30-03-2020

COMPARTIR
Especialmente dirigido a trabajadores que atienden a personas mayores, con discapacidad y dependientes. En una situación sanitaria como la que estamos viviendo no solo necesitamos lavarnos las manos y cuidarnos fisicamente, también necesitamos cuidarnos psicológicamente para mantener nuestro bienestar. 

Para todos nosotros es una situación diferente, compleja, en la que no sabemos cómo actuar. Hay mucha incertidumbre y en la que el miedo es la emoción colectiva. Entre todos estamos aprendiendo a manejarla poco a poco y seguro que saldremos agotados, pero también fortalecidos.

1) Relativiza la información: fíjate en la información fiable, la que procede de las autoridades sanitarias. Limita tu contacto con los informativos a una vez al día. Estamos saturados de información y eso nos cansa, preocupa y genera más ansiedad. 

2) Gestiona tus pensamientos negativos: tenemos pensamientos, pero los pensamientos no tienen que tenernos a nosotros. Si los pensamientos negativos te agobian, da una palmada o di una palabra en alto ¡Basta! Cuenta hasta diez y, después, haz algo diferente, algo que requiera que tu atención se focalice en otra cosa o que te anime especialmente. Esta es una situación que va evolucionando y tiene una duración determinada, un tiempo limitado. Piensa que pasará y que pronto nos enfocaremos en seguir con nuestros planes. 

3) Pon nombre a lo que sientes: el poner nombre a lo que sucede rebaja la tensión que sientes y te alivia. Cuando pones nombre a algo, lo haces manejable, te puedes relacionar mejor con ello. No tienes que esforzarte en poner el nombre exacto de tu sentimiento, puedes ponerle un nombre inventado, divertido, que le reste intensidad.

4) Gestiona tus emociones: cuando te sientas agobiado, atemorizado, triste, airado, puedes también gestionar tus sentimientos. Juega al semáforo. Este juego es sencillo y te ayudará a gestionar tus emociones y sentimientos. Imagínate los tres colores de un semáforo: rojo, naranja y verde. Cuando te sientas desbordado emocionalmente, piensa en el semáforo en rojo, ¡STOP!, alto, hay que parar. Piensa ahora en el naranja para ir reduciendo la intensidad poco a poco, intermitentemente, hasta que puedas pensar en el verde cuando todo fluye y te sientes en calma.

5) Mantén las rutinas laborales: mantén las rutinas de atención en las personas con las que trabajas,  ya que es un colectivo especialmente sensible a los cambios. Transmíteles seguridad con las rutinas, los mismos horarios, las mismas pautas, con lo que sigue igual, con lo que se hace igual siempre y como siempre. Concéntrate en hacer bien lo que tienes que hacer en ese momento.

6) Corta las conversaciones negativas: cambia el tema de conversación para que no se generen ambientes negativos. Es bueno sacar historias del pasado, momentos felices y planes de futuro evitando centrarnos en las noticias negativas del momento presente.

7) Apóyate en tus compañeros: es momento de colaborar, de trabajar en equipo, de cuidar las relaciones con los compañeros, de apoyarse mutuamente y fomentar el sentido de pertenencia para compensar el aislamiento social al que estamos obligados en este momento. 

8) Muestra más empatía: en estos momentos donde hay que guardar más la distancia física, compensa la falta de contacto físico con palabras más amables, miradas cariñosas, atenciones personales, detalles bonitos y cosas que aporten belleza. También a sus familiares.

9) Transmite calma y confianza a las personas con las que trabajas: son personas especialmente vulnerables, ellos te necesitan. No es con ellos con los que hay hablar de lo negativo de la situación, sino todo lo contrario, mostrar normalidad y positividad. Haz que sientan que estás ahí, que todo está bajo control y que el día a día sigue. Te necesitan en tu mejor estado psicológico.

10) Pide ayuda profesional: si te sientes sobrecargado o agotado no cargues tu malestar sobre compañeros o familiares, recurre a un profesional de la psicología que sabe cómo ayudarte a superarlo. 


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal