Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  16:24:47Jueves, 4 de Junio de 2020
Atrás

Los programas universitarios para mayores mejoran su percepción de la calidad de vida

Redacción EM 06-04-2020

COMPARTIR
El incremento progresivo de la longevidad es una evidencia. Cada vez hay más personas mayores que llegan a edades avanzadas en mejores condiciones de salud. Esto hace que puedan participar en una gran diversidad de actividades, entre las que destaca la educación y la formación. Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud considera el aprendizaje a lo largo de la vida como uno de los pilares del envejecimiento activo, junto con la salud, la participación y la seguridad.

Así, la calidad de vida se convierte en un concepto en el que intervienen varios factores, tanto objetivos como subjetivos, que interactúan entre sí. El aprendizaje a lo largo de la vida permite, además de una actualización constante de conocimientos, que los ciudadanos se sientan más integrados en la sociedad.

La tesis doctoral de Liberto Macías González, defendida en la Universitat de les Illes Balears, ha analizado la influencia que tiene el hecho de participar en programas universitarios por parte de personas mayores en el desarrollo personal y social y en la percepción de la calidad de vida de las personas de más de 60 años.

Para ello, este investigador se ha centrado en tres promociones de estudiantes del Diploma Sènior de la Universitat Oberta per a Majors (UOM) de la Universitat de les Illes Balears. El estudio se ha estructurado en dos periodos de tiempo: el primer momento coincide con el comienzo del programa, y el segundo momento es cuando ya han concluido el proceso formativo, tres años después. Al mismo tiempo, hace un análisis cualitativo mediante los relatos de vida a una selección de alumnado y también una consulta a los profesionales que llevaban a cabo tareas de gestión y coordinación de esta modalidad de programas formativos.

Según los resultados alcanzados por el investigador a través de cuestionarios y otras herramientas de recogida de datos, contestados por los participantes, el alumnado que participa en este programa formativo mantiene unas buenas condiciones de vida. En las diversas dimensiones de calidad de vida, el alumnado de la UOM obtiene puntuaciones superiores a las obtenidas en el baremo de la población general, y de manera destacada en aspectos tales como la salud, la integración social, las actividades de ocio y los ingresos.

El alumnado participante, en general, valora de manera muy positiva su participación en la UOM y confirma que los ha beneficiado, sobre todo, en tres aspectos: cultural, social y de salud. De hecho, al finalizar el proceso formativo, el alumnado valora su calidad de vida como “alta” en un 69%, lo que representa un 11,7% más que las respuestas efectuadas cuando empezó el programa.

Así, se constata, tanto por parte de los profesionales que desarrollan su trabajo en los programas como por el propio fichas individuales, que la participación en los programas universitarios contribuye a mejorar la percepción de la calidad de vida de los participantes. Además, el investigador apunta que estos programas formativos para personas mayores contribuyen a romper los estereotipos negativos que se atribuyen a este grupo de edad y a luchar, de esta manera, contra el edadismo.

Finalmente, es destacable que la participación de las personas mayores en esta modalidad de programas universitarios de formación fomenta un envejecimiento activo y en positivo, y se observan beneficios tanto en el mantenimiento como en la mejora de la percepción de la calidad de vida.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal