Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  12:25:22Viernes, 3 de Julio de 2020
Atrás

Los mayores mallorquines reciben sus primeras visitas en las residencias tras el confinamiento

Redacción EM 03-06-2020

COMPARTIR
Las residencias para personas mayores que gestiona el Consell de Mallorca han recibido, durante estos días, un total de 476 visitas de familiares, de las cuales 187 han sido en La Bonanova, 59 a la residencia Oms-San Miguel, 38 en Huialfàs de Sa Pobla, 72 en la Bartomeu Quetglas de Felanitx ay 120 en el Llar d’Ancians de Palma. Estas visitas son las primeras que se han producido después de dos meses sin debido al estado de alarma motivado por el coronavirus.

Así lo ha explicado la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y el conseller de Derechos Sociales y presidente del IMAS, Javier de Juan, que se han desplazado a la residencia La Bonanova para visitar la novena planta que se habilitó durante las primeras semanas de la crisis sanitaria como medida de contención de la Covid-19, y donde permanecen ingresados ​​nueve usuarios.

En una acción coordinada con la Conselleria de Salud, el pasado mes de abril se habilitaron 34 plazas para acoger residentes no infectados de Covid-19 procedentes de otros centros así como mayores que debían ingresar en la red asistencial con carácter de urgencia. Desde su puesta en funcionamiento, una treintena de personas mayores libres de coronavirus han ocupado las instalaciones.

La presidenta Cladera ha querido agradecer, una vez más, la gran labor que han llevado a cabo todos los y las profesionales que trabajan en las residencias del IMAS "gracias a la cual hemos tenido una gestión óptima de la crisis sanitaria". Cladera ha explicado que la posibilidad de recibir visitas ha supuesto para los residentes y sus familiares "una alegría porque significa que volvemos a la normalidad" y ha explicado que en la fase 2 "no están previstos cambios en el funcionamiento de estas visitas, seguiremos con una visita por residente de 20 minutos de duración".

Por su parte el presidente del IMAS ha explicado que La Bonanova ha sido uno de los centros residenciales con más baja incidencia de la enfermedad, con sólo tres casos. Ahora que parece que la situación sanitaria está controlada, la planta podrá reanudar su funcionamiento como espacio para el ingreso de mayores dependientes en proceso de convalecencia.

Desde el Área de Mayores está previsto que en los próximos meses salga a concurso la ejecución del proyecto para reformar el edificio D del Llar d’Ancians. La intención es continuar la modernización de las residencias propias del Consell de Mallorca para adecuarlas a la normativa vigente basada en el modelo de atención centrado en la persona que siempre ha defendido el IMAS. En este sentido, en unas semanas saldrá a licitación la obra para rehabilitar la Miquel Mir de Inca. Parte de sus usuarios y 19 trabajadores de la residencia fueron trasladados de manera temporal en el Llar d’anciana hasta que terminen las tareas presupuestadas cuatro millones de euros. 


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal