Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  12:41:09Viernes, 15 de Diciembre de 2017
Atrás

El Anuari de l’Envelliment de Illes Balears echa la vista atrás en su décimo aniversario

La edición de 2017 de este informe abordó, además de las conclusiones obtenidas hasta el momento, otros temas como la muerte digna, el ascenso y futuro del turismo senior y los problemas con los que se encuentran las mujeres mayores

Redacción EM 04-12-2017

COMPARTIR
Recientemente, se presentó el Anuari de l’Envelliment de Illes Balears 2017. Este documento, que se realiza desde hace diez años, es el resultado de la colaboración entre la Universitat de les Illes Balears, del Govern de les Illes Balears y del Consell de Mallorca. 

Aprovechando el décimo aniversario de este informe, sus creadores decidieron echar la vista a atrás para recoger sus principales conclusiones. Así, entre otras cosas, se apunta a que “es necesario continuar valorando los recursos disponibles para la atención y la asistencia de los mayores, tanto desde los servicios de salud como sociales”.
Asimismo, se asegura que “las personas mayores con discapacidad se enfrentan a un doble reto: al de su propio proceso de envejecimiento y a la indiferencia y los obstáculos de la sociedad que los rodea”  y que “la heterogeneidad del colectivo tiene que constituir una variable que se tiene que considerar, que evite estereotipos, discriminaciones o prejuicios y que fomente actuaciones personalizadas y focalizadas en las características de cada grupo”. También se insta a “continuar trabajando la sexualidad en las personas grandes desde una perspectiva de las actitudes y de la educación, tanto de los servicios de salud como de los servicios sociales y desde los medios de comunicación social”. 

Además, en el Anuari de l’Envelliment de Illes Balears 2017 se abordaron otros temas, como la mortalidad, la muerte digna, el turismo y el envejecimiento en clave femenina.

MORTALIDAD Y MUERTE DIGNA
En las Illes Balears la esperanza de vida se sitúa, actualmente, en los 85 años para las mujeres y sobre los 80 para los hombres. Según el informe, la evolución de las tasas de mortalidad en el archipiélago durante el periodo 1991-2015 se relaciona con una estructura demográfica “muy dinámica y rejuvenecida por los potentes flujos migratorios y los nacimientos ligados a la fecundidad que añaden los contingentes migratorios de tipo laboral. Y también por un incremento de la esperanza de vida, tanto de los hombres como de las mujeres”.

Por edades, el documento indica que, hasta los 79 años, el factor de mortalidad más destacado son los tumores. A partir de esta edad, las enfermedades del sistema circulatorio son las principales causantes de los fallecimientos, seguidas de los tumores. Asimismo, este anuario hace especial hincapié en la creciente incidencia de las enfermedades del sistema respiratorio.

Los datos dicen que más del 83,5% de las defunciones de 2015 en las islas se produjeron entre el grupo de los 65 y más años. Una cifra que ronda el 85% para el conjunto del Estado español. En este sentido, los autores del anuario afirman que “que haya muchas defunciones en la tercera edad es un éxito de la sociedad, que ha conseguido que sus miembros vivan más años (y también mejor) que en épocas anteriores”.

En lo que a la muerte digna se refiere, se concluye que “todavía existe un debate sobre el papel del sistema sanitario y social en relación con la eutanasia”. En esta línea, se señala que “la sociedad española de cada vez es más favorable a la regulación de la muerte digna, tanto desde la perspectiva de las curas paliativas cómo de la eutanasia” y que “en los próximos años se tendrá que modificar el marco normativo estatal por la necesidad de afrontar una realidad ineludible”.

TURISMO SENIOR EN LAS ISLAS
Con respecto al turismo senior, que tiene entre sus principales destinos las Illes Balears, este estudio asegura que a la “golden generation” con la que ya cuenta Europa, en los próximos años se unirá la generación del ‘baby boom’, que hará del colectivo senior “uno de los segmentos más relevantes para el sector turístico”. Según el anuario, estas nuevas generaciones “presentan cambios en los modelos de comportamiento en relación con los senior actuales. Son considerados individuos más activos, con mayores niveles de formación y, sobre todo, más viajeros”. Como recuerdan el en informe, “la World Tourism Organization estima que en 2050 la población con edades superiores a los 60 años hará más de dos billones de viajes internacionales y será un colectivo más propenso que otros a realizar estancias largas en sus desplazamientos, puesto que dispondrán de más tiempo libre, menores cargas familiares y más recursos”. 

Asimismo, el anuario explica que “el mercado turístico senior se revela ya mucho más heterogéneo que el mercado de los jóvenes en términos de preferencias, motivaciones y poder de adquisición”. 

ENVEJECIMIENTO EN FEMENINO
“La asunción, mayoritaria, por parte de la mujer de las cargas del trabajo doméstico, del cuidado de las persones dependientes y de otras responsabilidades del hogar incide en que ellas tengan menores relaciones sociales, siendo estas primordiales para el envejecimiento activo”, aclara el documento.

Además de esta realidad, otros dos aspectos a mejorar con respecto al envejecimiento de las mujeres son reducir la brecha salarial y mejorar las condiciones de las pensionistas que no han ejercido profesionalmente. En esta línea se afirma que es preciso evitar que “a diferencia entre las pensiones de las mujeres mayores y la de los hombres mayores no sea tan elevada, para que estas puedan tener una vida digna”. 

En este sentido, se apunta que “ante las desigualdades de género constatadas, tenemos que apostar por la oportunidad de cambio y por el desarrollo personal de las mujeres, en el cual irremediablemente incide –de manera muy positiva– el apoyo social. Por ejemplo, mediante grupos de apoyo y de autoayuda entre mujeres para dar respuesta a sus problemas”. 

Y es que, como concluye el anuario, “ellas, por el hecho de vivir más tiempo y solas, necesitan más apoyos –individuales y sociales–, incluido el apoyo en la independencia física, psicológica y social. Al fin y al cabo, tenemos que visualizar el envejecimiento femenino y tenemos que analizar la construcción de los significados sociales del envejecimiento femenino, vía representaciones sociales, esquemas de percepción, creencias, prejuicios y prácticas”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal