Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  12:38:12Jueves, 4 de Junio de 2020
Atrás

Manuel Baltar manifiesta la prioridad de su Gobierno por las ayudas y cooperación social

Redacción EM 20-05-2020

COMPARTIR
“Estamos en una etapa de marcada solidaridad institucional y la Diputación de Ourense es la más social de toda su historia”. Así resume el presidente del Gobierno provincial, Manuel Baltar, esta nueva forma de hacer política, “priorizando la acción social, adaptando toda nuestra gestión para hacer frente a las consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la Covid-19. Nuestro objetivo: las personas”, afirma el presidente Baltar.

Así, la institución ha incrementado las partidas presupuestarias en este ámbito y el número de beneficiarios. Programas como ChegOU y ‘Termalismo solidario’ y las subvenciones a entidades sociales, la Teleasistencia 900 y el programa ComerciOU han dado un giro a la política provincial, “con el objetivo puesto en los colectivos que trabajan en labores sociales”, destaca Baltar.

El Área de Bienestar recoge en un informe las transformaciones que, en este sentido, ha experimentado la gestión pública de la Diputación de Ourense desde el 16 de marzo, con un cambio interno de procedimientos (del trabajo presencial por el trabajo a distancia) y cambios en la organización y la relación entre trabajadores. Los objetivos: priorizar la salud de los ciudadanos, atendiéndolos únicamente a través de teléfono, correo electrónico, chatbox, administración electrónica, web o cualquier fórmula que no implique contacto físico; priorizar la salud de los empleados públicos; y poner en marcha fórmulas de organización eficaces en la atención al ciudadano y a las administraciones locales, para no generar retraso en los expedientes y preservar los tiempos de gestión y resolución de solicitudes.

En estas últimas semanas, el Área de Bienestar ha puesto en marcha nuevas iniciativas (Teleasistencia 900 y Entidades Sociales COVID19), que se suman a convocatorias publicadas en este mes (SAF municipal, Puntos PAI y Servicios complementarios) y a las que se añaden otras como ComerciOU y Veciñ@s.

Este reforzamiento social por parte de la Diputación de Ourense, en consonancia con sus políticas frente al reto demográfico, ha permitido, por ejemplo, que la inversión en Teleasistencia 900 -el programa que tiene como objetivo facilitar el acceso a personas mayores que vivan solas a un servicio de teleasistencia- incremente su dotación económica de 300.000 euros previstos para todo el año 2020 a 450.000 euros invertidos en estas semanas de crisis de la Covid-19. El servicio de Teleasistencia 900 se complementa con KITS autoinstalables, adaptados a la modalidad telefónica y a las características psicosociales de cada usuario, quienes tendrán todas las prestaciones a su alcance, incluida los dispositivos de llamada de emergencia ante caídas o indisposiciones en cualquier lugar de su casa.

Desde los servicios sociales de 47 ayuntamientos se solicitaron 138 altas al nuevo servicio de Teleasistencia 900, y el número medio de días entre la fecha de solicitud y el alta 900 durante el estado de alarma fue de 11.96 días.
Programa ChegOU

Por lo que respecta al programa de fomento de la natalidad con la tarjeta ChegOU -para adquisición de material para recién nacidos-, la Diputación de Ourense ha destinado en este período 400.000 euros (cantidad prevista para todo el año 2020), con 429 solicitudes presentadas a fecha de 9 de mayo, siendo el tiempo medio desde que se solicita la tarjeta hasta que se envía al usuario de 45,4 días. En cinco años, más de 5.600 familias ourensanas se han beneficiado de esta medida, que tiene especial relevancia en estos momentos de crisis sanitaria, en el que las iniciativas de la Diputación centran su estrategia en la salud y el bienestar social y económico.

En cuanto a entidades sociales, la diputación ha incrementado de 300.000 euros (previstos para todo 2020) a 600.000 euros en este período de crisis, el presupuesto destinado a asociaciones y colectivos del ámbito social de la provincia. El objetivo de estas ayudas es potenciar las actividades relacionadas con la atención urgente o las que estén relacionadas o derivadas de la crisis sanitaria del Covid-19, dada la excepcional situación y los perjuicios que está ocasionando y las situaciones de riesgo en las personas socialmente más vulnerables, quienes precisan de una respuesta rápida y adecuada por parte de las instituciones en forma de medidas paliativas de los efectos negativos de esta crisis.

Para llevar a cabo esta línea de ayudas se diseñó un programa de emergencia para entidades sociales sin ánimo de lucro, ya que éstas disponen de redes de atención a las personas vulnerables, así como de mecanismos ágiles de respuesta dinámica frente a las demandas de asistencia social que se van presentando.

En cuanto al programa de 'Termalismo solidario' -una iniciativa pionera en España, dirigida a personal sanitario y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que puedan recuperarse en un balneario al término de la crisis sanitaria-, el presupuesto se ha incrementado de 90.000 a 120.000 euros. En cuanto al operativo y organización, durante la semana pasada se mantuvieron contactos con los balnearios para estudiar la posible fecha de reapertura de los establecimientos termales y planificar la estrategia al respecto. El programa consiste en subvencionar en balnearios de la provincia de Ourense programas de estancias y tratamientos para personal sanitario y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Finalmente, el programa Veciñ@s, para el que se destina un presupuesto de 150.000 euros, está orientados prioritariamente a personas mayores que vivan solas. La iniciativa que tiene como objetivo financiar a los ayuntamientos para sufragar hasta un máximo del 50% de las cuantías que destinarán durante el estado de alarma a cubrir las necesidades de los vecinos. Comprende iniciativas de servicios colectivos o de cofinanciación de servicios individuales (como comida a domicilio, entre otras).

En resumen, el Área de Bienestar de la Diputación de Ourense ha pasado de un presupuesto para políticas sociales con fondos propios de 2.540.000 euros a 3.870.000 euros -un incremento de un 52%- fondos a los que hay que añadir los programas cofinanciados por diferentes fondos europeos: EmpregOU y Raía Termal. Esta área de la Diputación destina sus programas y servicios a tres ámbitos diferentes: administraciones locales (1.850.000 €); personas (1.420.000 euros), y entidades sociales (600.000 euros). Durante esta etapa de la Covid-19 el presupuesto destinado a personas y colectivos sociales ha pasado de un 43 % a un 53 %.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal