Lunes, 18 de Octubre de 2021 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

La Covid-19 ha puesto sobre la mesa la necesidad de una 'profunda reforma' en las residencias de mayores

La gerontóloga Teresa Martínez, que aboga por un modelo basado en “pequeñas unidades de convivencia”, imparteió la conferencia inaugural de la Cátedra ACP-Innova, promovida por la Universidade de Vigo y las empresas Saraiva, Activiza y Envita

Redacción EM 22-09-2021

COMPARTIR
“Algo que la Covid-19 puso de manifiesto es que tenemos un modelo de cuidados de larga duración que requiere de una profunda reforma”, destaca la psicóloga y gerontóloga Teresa Martínez, que ha sido la encargada de impartir la conferencia inaugural de la Cátedra ACP-Innova, promovida por la Universidade de Vigo y las empresas Saraiva, Activiza y Envita. Contribuir a promover un nuevo modelo de cuidados en centros de atención sociosanitaria como las residencias de mayores es el objetivo central de una cátedra que aboga por un “enfoque centrado en las personas”, eje de la intervención que Martínez. “La pandemia puso de manifiesto que las estructuras actuales generaron contagio y muertes”, subrayó la experta, que incidió en la necesidad de fomentar un “modelo centrado en las personas”, que contribuya a que aquellas que precisan cuidados “no pierdan el control de su vida”

Fruto del convenio firmado recién entre estas tres empresas y la universidad, la 'Cátedra ACP-Innova. Hacia un  nuevo modelo de cuidados' tiene como objetivo el estudio del “modelo del sector sociosanitario”, con el propósito de contribuir, a través de la formación, la investigación y la innovación, a que este pueda “mejorar día a día”, como destacó su director, el profesor José María Cancela. El vicerrector del campus, Jorge Soto, y la secretaria de la cátedra y gerente de Saraiva, Lucía Saborido, participaron también en la presentación de una actividad sustentada, señalaron, en la idea de la “colaboración público-privada” como fuente para la innovación. “Esta alianza nos permite empoderarnos más de cara a dar respuestas a la ciudadanía y contribuir a mejorar la calidad de vida de colectivos vulnerables, como las personas mayores”, destacó el vicerrector en la apertura de una conferencia que contó con la asistencia del director xeral de Atención Integral Sociosanitaria de la Xunta de Galicia, Antón Acevedo, así como de representantes de DomusVi y de la Fundación San Rosendo, y que se pudo seguir también de manera virtual, a través de Campus Remoto.

REFORMAR "RADICALMENTE" EL MODELO ACTUAL
Como un “referente en la atención centrada en la persona (ACP)” presentó Saborido a Teresa Martínez, que es autora de numerosas publicaciones que analizan la implantación de esa ACP en los servicios gerontológicos. Se trata, como explicó, de un “enfoque que pone la mirada en el valor de la persona que precisa cuidados e intenta huir de una mirada solo centrada en la enfermedad y carencia o en cuestiones de gestión de los servicios”. Supone, añadió, un modelo que aboga porque aquellas personas que precisan cuidados puedan, “con apoyos, disfrutar de una vida con sentido”

En este punto, Martínez recalcó la necesidad de “reformar radicalmente el modelo residencial que tenemos en España, que aún sigue siendo, en muchos casos, altamente institucional”, caracterizado por la existencia de grandes centros, “con personal que rota, en los que todo está organizado por horarios y tareas” y donde “la persona pierde el control de su vida”. Esa reforma, señaló, abarcaría en primer término una “gran línea que en otros países ya llevan años desarrollando, como es apoyar que las personas puedan estar en sus casas, con apoyos flexibles y cuidados profesionales en coordinación con el ámbito sanitario". A partir de ahí, añadió, como “las residencias siguen siendo necesarias” sería preciso apostar por que, cuando no se pueda vivir en casa, se viva como en casa”. Se trata en ese sentido, de promover, como hicieron otros países, un modelo centrado en “pequeñas unidades convivencia, donde las personas viven en grupo estables, reducidos y acompañados por auxiliares muy formados y donde pueden realizar actividades como se habían estado en su casa”. La idea, añadió, "es generar entornos significativos, domésticas y profesionales, con atención integral, pero en las que las personas puedan decidir su día a día”. 

En ese sentido, Martínez reconoció que el “ tsunami” que para el modelo de residencias de mayores supuso la Covid-19 hace de este un momento idóneo de cara a promover este nuevo modelo, algo que resulta especialmente relevante, sostuvo, en el caso de las personas “con uno deterioro cognitivo importante”. El impulso de este enfoque implicaría, según añadió, “conocer la historia y el modo de vida” de cada usuario de estos centros, con el propósito de definir un “plan de atención y vida” personalizado, que sitúe a la “persona en el centro”. Para eso, concluyó, es preciso “cuidar a todos los actores del cuidado”, tanto a los profesionales como las propias familias, avanzando “cara organizaciones centradas en las personas, que permitan relaciones de apoyo”. 



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal