Miércoles, 21 de Abril de 2021 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

EIT Health y la Xunta abordan el impacto imminente de la Inteligencia Artificial en el sector Salud

Redacción EM 08-03-2021

COMPARTIR
Julio García Comesaña, conselleiro de Sanidade, y Cristina Bescós, directora general de EIT Health, han debatido sobre el impacto de la Inteligencia Artificial (IA) en el sector sanitario español durante un encuentro online donde han analizado las principales conclusiones extraídas del estudio realizado recientemente por EIT Health ‘Transforming healthcare with AI: the impact on the workforce and organisations’ .  

Los avances en la industria tecnológica se producen a un ritmo vertiginoso y es deseable por todos los agentes implicados contar antes del 2030 con una hoja de ruta clara para saber hacia dónde nos dirigimos. No es de extrañar que todos estos avances se hayan visto alterados por la situación derivada de la crisis de la Covid-19 y muchas de las soluciones digitales y tecnológicas se hayan tenido que implementar de manera inmediata – o antes de lo esperado– para atender a una necesidad mayor. 

En el caso de la IA, muchos mercados ya estaban haciendo uso masivo de ella en diversos sectores, sacándole provecho a sus numerosas bondades. En el sector sanitario, la IA se ha convertido en una prioridad para los tomadores de decisiones del sector sanitario, tanto para representantes de gobiernos, como para inversores o empresas tecnológicas. Cada vez son más los gobiernos que aspiran a introducir la IA en su sistema sanitario y hay muchos otros que ya están invirtiendo significativamente en investigaciones relacionadas con esta tecnología. 

LA APUESTA EUROPEA EN IA
La inversión y la investigación en IA en Europa son sólidas cuando se agrupan, pero actualmente, están fragmentadas a nivel nacional o regional. En general, existe una buena oportunidad para los sistemas sanitarios de la UE, pero aún no se ha explorado todo el potencial de esta solución y el impacto sobre el terreno sigue siendo limitado. Un sorprendente 44% de los profesionales sanitarios encuestados, elegidos en función de su compromiso con la innovación sanitaria, manifiesta que nunca ha participado en el desarrollo o la implantación de una solución de IA en su organización.

Para elaborar el estudio, se han analizado 23 aplicaciones que están en uso actualmente y se ha tenido acceso a estudios de casos de 14 de estas aplicaciones. Estas ilustran toda la gama de áreas en las que la IA puede tener impacto: desde aplicaciones que ayudan a los pacientes a gestionar su atención por sí mismos, pasando por verificadores de síntomas online y herramientas de IA de triaje virtual, hasta agentes virtuales que pueden llevar a cabo tareas en los hospitales, o, usando un ejemplo concreto, ayudar en la toma de decisiones en casos de accidentes cerebrovasculares.

El estudio identifica nueve áreas con potencial inmediato para la implantación de la IA que afectan las actividades clínicas, dan soporte al paciente y mejoran la gestión de recursos.  Desvela, también, una revolución en los sistemas sanitarios con cambios esperados en un periodo de máximo cinco años.

El efecto final sobre empleabilidad será la introducción de nuevos profesionales. Surgirán múltiples funciones en la intersección de los conocimientos médicos y de la ciencia de los datos. Además de nuevos roles híbridos se prevé nuevas formas de trabajo con equipos multidisciplinares integrados en las dinámicas diarias de trabajo, tal y como ocurre ya en el sector de la investigación.

EL CASO GALLEGO
El Sergas cuenta con uno de los grados de digitalización más avanzados de España. La monitorización remota de los pacientes en su domicilio, diagnóstico asistido, consulta telefónica son alguna de las principales funcionalidades que esta digitalización ha permitido y más aun después de haberse visto en la necesidad de hacer uso de ellas durante y tras la pandemia. 

Este proyecto de Big Data implementado en Galicia posee más de 150.000 millones de datos al año y 400.000 registros al año. La tendencia apunta a un gran crecimiento en un corto y mediano plazo gracias al uso que el paciente gallego está haciendo de estas soluciones. El cruce de estos datos es lo más importante para hacer de los procesos más eficientes y optimizar el sistema sanitario.  

Las técnicas deep learning pueden elaborar patrones de tratamiento cada vez más complejos. En Galicia poseen un proyecto conocido como Código 100, capaz de detectar de manera precoz cáncer de mama, gracias a las imágenes clínicas obtenidas. Galicia camina hacia una sanidad inteligente, la mejor atención que se le puede dar al paciente, y todo ello gracias a la digitalización y la IA.

“Hay que destacar que la Inteligencia Artificial no quitará el factor humano del sector sanitario. No esperamos que ésta y otras herramientas tecnológicas reemplacen a los profesionales de salud, sino que aumentarán sus capacidades para generar impacto en los pacientes y en el sistema sanitario”, expuso Bescós.

"La sanidad gallega no sobreviviría a un apagón digital, es impensable pensar en la salud gallega sin el uso de la tecnología. Hoy utilizamos la Inteligencia Artificial para muchos procesos, sobre todo para los diagnósticos de la imagen médica. Con toda la información digitalizada, el uso de la IA y del deep learning somos capaces de detectar el cáncer de mama, por ejemplo, de una manera mucho más rápida y eficaz", dijo García Comesaña.

La Covid ha demostrado que los sistemas de decisión muy localizados limitan las implantaciones eficientes de soluciones tecnológicas de gran impacto. Para competir con otros mercados, Europa tiene que afrontar la necesidad de impulsar el Espacio Común de Datos (European Health Data Space) a la vez que coordinar los hubs regionales de innovación (Digital Innovation Hubs) para reaccionar ágilmente y a gran escala ante los retos sanitarios del futuro. 


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal