Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  14:03:06Domingo, 20 de Octubre de 2019
Atrás

María Dolores Fernández Galiño / Valedora do Pobo

'En dependencia, es preciso que el sistema progrese y atienda todas las necesidades previstas en la ley'

M.S. / EM 09-10-2019

COMPARTIR
Pregunta.- Acaba de ser elegida Valedora do Pobo. ¿Cómo asume esta nueva etapa profesional? ¿Cuáles serán sus retos al frente de esta institución?
Respuesta.- Asumo el compromiso de trabajar por la ciudadanía gallega, dentro del ámbito de mis funciones, haciendo del feminismo la seña de identidad de la institución; de luchar contra la violencia de género en todas sus manifestaciones; contra el acoso moral, laboral y escolar; contra las formas contemporáneas de esclavitud; contra todas las formas de discriminación; atender a las personas más desfavorecidas, emigrantes retornados y personas inmigrantes; de promover los derechos digitales de las personas; el derecho fundamental a las instituciones fuertes y sólidas; y el derecho al medio ambiente y a la sustentabilidad. Y también por Galicia, que tiene un riquísimo patrimonio cultural y lingüístico que precisamente cristaliza en el derecho humano básico de la ciudadanía gallega al disfrute y la promoción de nuestra cultura y nuestra lengua.

P.- Es importante destacar, además, que es la primera vez que dos mujeres estarán a la cabeza de la Valedoría, pues trabajará codo con codo con la periodista María Xosé Porteiro. Recientemente declaraba que “la institución necesita de mujeres feministas fuertes y de hombres feministas fuertes”. ¿Ya han concretado, entre las dos, las líneas de trabajo en las que centrarán sus esfuerzos más inmediatos?
R.- A estas alturas de avance social ya no debería llamar la atención que seamos dos las mujeres que vamos a trabajar en la más alta representación de nuestra institución. Yo, como valedora y mi compañera, como adjunta, estamos atentas a las necesidades de la sociedad. Si además nuestra presencia hace más visible que ‘el techo de cristal’ se va rompiendo, me parece algo muy positivo. En cuanto al trabajo es mucho y muy movilizador. Permite desarrollarlo con ilusión y compromiso de servicio.

P.- Si hablamos de personas mayores, ¿de qué manera velará la institución por la protección a los derechos de este colectivo que sigue estando, en ocasiones, muy desprotegido?
R.- Es necesaria una protección integral en muchos ámbitos. Por ejemplo, en dependencia es preciso que el sistema progrese y atienda todas las necesidades previstas en la ley de forma ajustada a las circunstancias individuales.

P.- Actualmente se están extendiendo algunos programas para atender a los mayores que viven en zonas con pocos servicios. ¿Considera que los poderes públicos están suficientemente sensibilizados con la atención al rural en Galicia? ¿Cómo cree que se podrían acercar aún más los servicios sociales al rural, para que todos los mayores, independientemente de donde residan, tengan la misma atención?
R.- La dependencia en el mundo rural tiene necesidades específicas que deben tenerse en cuenta. En los informes al Parlamento comentamos la dificultad añadida de atención en el rural, y por tanto el mayor esfuerzo que merecen nuestros mayores en ese entorno, por ejemplo, para garantizar su movilidad y el acceso a los servicios en entornos urbanos. También debe fomentarse el envejecimiento activo

P.- En el caso de las mujeres mayores, por ejemplo, muchas sufren una doble discriminación –por género y edad–. ¿Diría que los protocolos de actuación existentes para ayudar a este colectivo, que en Galicia es muy numeroso debido al envejecimiento de la población, son suficientes? ¿De qué manera se podría proteger en mayor medida a las mujeres mayores?
R.- La mayor parte de las cuidadoras siguen siendo mujeres, por lo que todos los problemas de dependencias les afectan en ese contexto. Los respiros son muy necesarios para ellas, pero, sobre todo, los avances en igualdad para hacer realidad que los cuidados sean tarea de todos.

P.- Las cuestiones relativas a la atención a la dependencia también suelen tener un peso importante en los informes del Valedor. ¿Le consta cuáles son las principales demandas o quejas de los gallegos en este sentido?
R.- Plazas residenciales y servicios de ayuda en el hogar, que tienen listas de espera a pesar de los avances en número de atendidos por el sistema de dependencia.

P.- Desde su toma de posesión abogó, en varias ocasiones, por la idea de abrir la institución a la sociedad. ¿Cómo fortalecerá y acercará más este órgano a la población en estos cinco años?
R.- La Valedoría do Pobo es una institución con solera y un trabajo acreditado a lo largo de varias décadas. Es una competencia estatutaria que tiene Galicia, y en este momento se enfrenta a la necesidad de dar respuestas a las demandas tradicionales y a otras que son propias del momento actual. La mejor manera de acercarnos a la ciudadanía es atendiendo sus peticiones con la agilidad que la ley y nuestras competencias nos permiten. Pero también con la sensibilidad, empatía, y profesionalidad de todo el equipo que atiende a estas demandas. Estamos abiertos a cualquier persona que quiera ejercer su derecho para ser atendido en sus relaciones con la Administración y los entes u organismos públicos. Es nuestra obligación y, a la vez, la mayor satisfacción de este trabajo.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal