Lunes, 23 de Mayo de 2022 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

Óscar Neira / Vicepresidente de Asociación Galega do Sector da Dependencia (Agasede)

'El sector residencial tiene mucho bagaje y, fruto de la experiencia, los operadores han caminado hacia nuevos modelos más personalizados'

Neira explica en esta entrevista con entremayores que "limitar a 100 plazas la capacidad máxima pondría en riesgo la viabilidad de muchos proyectos residenciales"

M.S. / EM 10-01-2022

COMPARTIR
Pregunta.- Desde Agasede defienden que el nuevo modelo del que tanto se habla se centre, únicamente, en una mejora de la atención. ¿Cuáles son los déficits más evidentes que existen en Galicia en estos momentos y cómo podrían solventarse?
Respuesta.- Un pilar en el que creo coincidimos todos los actores es en una mejor coordinación sociosanitaria. Como en tantas otras cuestiones, la pandemia ha acelerado este proceso y dejado patente la necesidad de seguir avanzando en este sentido. Es un tema complejo, pero me consta de la buena voluntad de las Administraciones y los centros por avanzar en este sentido. 
Quizá la otra gran asignatura pendiente sea una mayor aplicación de la tecnología en los centros. Somos un sector muy tradicional y debemos avanzar hacia una mayor digitalización. 

P.- ¿Qué papel juega el sector privado en este viraje que se está dando con respecto al cuidado de los mayores?
R.- El sector privado siempre ha puesto el foco en el usuario y en sus necesidades. Al final, se trata de adaptarse a las nuevas demandas de los usuarios y no hay que olvidar que el perfil ha ido cambiando y se avecina un gran cambio generacional.
En Galicia, el sector residencial tiene ya mucho bagaje y, fruto de esa experiencia, los operadores ya han ido caminando hacia nuevos modelos de atención más personalizada. Con una mayor oferta de actividades más variada y un mayor respeto a la individualidad y las preferencias del residente.

P.- Siendo claros: ¿es posible mejorar la calidad de la atención sin subir los precios?
R.- No todas las mejoras de la calidad requieren de más gasto o inversión, pero indudablemente si queremos centros con habitaciones más amplias, individuales, con más profesionales, mejor remunerados y con dotación tecnológica puntera, tendremos que asumir que el coste será mayor. 
Tendremos que plantearnos, como sociedad, la importancia de invertir en un servicio de calidad para nuestros mayores y será necesario que las distintas Administraciones se impliquen en una mayor financiación del sistema de la dependencia.

P.- Desde la Xunta hablan de un nuevo modelo ambicioso de atención residencial. ¿Qué recomendaciones han hecho y están haciendo al Gobierno autonómico de cara a seguir sumando, entre todos, en el camino de este futuro modelo?
R.- No sé si la palabra es recomendar, nosotros hemos estado siempre en disposición de ayudar y sumar allí donde creemos que podemos aportar, dando voz al sector y explicando los problemas a los que nos enfrentamos. En esta línea hemos hecho varios planteamientos.
Hemos propuesto la creación de una plataforma para integrar el acceso a las diferentes bases de datos de Sanidade y Política Social con las de los propios centros, para evitar la duplicidad en los registros y que los profesionales puedan dedicar más tiempo a la atención directa.
También hemos puesto de manifiesto la necesidad de mejorar la financiación y apoyar a los centros en esta transformación tecnológica. 
Otro de los asuntos fundamentales es la formación del personal, gestión del talento y la necesidad de captar profesionales vocacionales para el sector. En este sentido, la Xunta ha mostrado su apoyo para colaborar en formación continua del personal. Desde la asociación también estamos estudiando opciones para paliar la carencia de profesionales sanitarios, especialmente enfermeras, algo en lo que esperamos también encontrar la colaboración de las distintas administraciones. 

P.- Sin embargo, a pesar de esta tarea común, desde la patronal consideran, como así han manifestado recientemente, que en cierta manera se está haciendo política con la atención a las personas mayores. ¿Por qué se manifiestan en desacuerdo con la propuesta del BNG de limitar a 100 plazas la ocupación máxima de los centros?
R.- En contexto en el que la ratio recomendada por la  OMS está en cinco plazas por cada 100 mayores, mientras que la de España se queda en 4,21, la de Galicia se sitúa en 2,83. Limitar a 100 plazas la capacidad máxima pondría en riesgo la viabilidad de muchos proyectos residenciales, en un contexto en que la necesidad de plazas en la comunidad autónoma es creciente.
Como ya hemos manifestado con anterioridad, creemos que la época de los macrocentros ha terminado, pero un centro de hasta 150 plazas con módulos o unidades de convivencia, permite dar un servicio hogareño y al mismo tiempo contar con profesionales técnicos de referencia.

P.- Mirando a este nuevo año que comienza, ¿podemos empezar a ser optimistas ante la situación de crisis que atraviesa el sector tras la irrupción de la Covid-19?
R.- Los que trabajamos en el sector, llevamos dos años muy duros, luchando para intentar mantener los centros libres de coronavirus, las plantillas de los centros lo han dado todo y hemos vivido momentos de verdadera preocupación. Pero la pandemia ha ido evolucionando y la situación muy distinta. Conocemos mejor al virus, como se propaga y tanto los centros como la administración estamos mejor organizados y disponemos de más medios. Actualmente la mayor parte de los centros han recuperado niveles ocupación previos, lo que es una muestra clara de la confianza que existe en los mismos.
Como siempre ha pasado, al subir incidencia y la transmisión comunitaria, esto acaba teniendo su reflejo en las residencias, pero la situación es muy distinta. La tercera dosis de la vacuna y la irrupción de ómicron han hecho que la mayor parte de los pacientes sean asintomáticos o con sintomatología leve. Lo que hace que los profesionales, residentes y familiares, lo veamos ya como algo normalizado. 
Ahora toca normalizar la pandemia y no generar alarma cada vez que aparezcan positivos en los centros. 


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal