Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  12:17:47Martes, 21 de Mayo de 2019
Atrás

Zaintza Eskola, un espacio de la Diputación Foral de Bizkaia para la formación y el respiro de las personas cuidadoras

Redacción EM 14-05-2019

COMPARTIR
Nadie nace sabiendo cuidar’, pero para ponerle remedio, la Diputación Foral de Bizkaia ha puesto en marcha un ambicioso proyecto de formación y de innovación social, pionero en España y en Europa.

Se trata de la Zaintza Eskola, o la Escuela de Cuidadores, un servicio que emana del Estatuto de la Persona Cuidadora, que fue presentado el año pasado, y que se dirige a los 18.000 cuidadores de personas en situación de dependencia que perciben la prestación económica para cuidados en el entorno familiar (Pecef) que han sido contabilizados en este Territorio.

En otoño de 2018, se puso en marcha este recurso, a modo de experiencia piloto, en Sestao, Ermua y Zamudio. Esta primera fase constó de 16 horas, divididas en cinco módulos. (Por cierto, ya ha tenido una réplica en Encartaciones, en concreto, esta segunda fase, finalizada en abril, se desarrolló en Ugao y Balmaseda).

TRES NECESIDADES DETECTADAS

Como explica el coordinador de contenidos de la Zaintza Eskola, Izko Cardenal, “tras la celebración de la primera fase, se hizo un taller específico de evaluación con las personas cuidadoras que habían participado, con el fin de averiguar qué necesidades tenían, qué les había parecido la iniciativa y cómo se veían en el futuro. De esas conclusiones se vio claramente que reclamaban más continuidad, más contenido, más formación, más espacios de encuentro, etcétera”.

Como consecuencia, la Diputación Foral de Bizkaia pensó en atender esta demanda con un programa más largo y ambicioso, “que diera respuesta a tres necesidades detectadas entre las personas familiares cuidadoras”, destaca Cardenal, quien concreta: “La primera sería la necesidad que ellas mismas muestran de formarse en el ámbito de los cuidados a través de conocimientos técnicos (cómo movilizar a una persona, cómo tratar de gestionar una situación de agitación, cómo manejar ellas mismas sus emociones durante esa etapa de cuidados al familiar, etcétera). Por otra parte, dar respuesta a la mejora en la calidad de los cuidados que reciben estas personas en situación de dependencia. Al final, si ellas adquieren unas competencias vinculadas a los cuidados, los cuidados siempre mejoran en calidad. Y una tercera necesidad a la que da respuesta la Zaintza Eskola es que estas personas, muchas veces, se pasan años en esa situación de cuidadoras no reconocidas; esta iniciativa lo que trata es de certificar esa formación que reciben para que en un futuro, si ellas quieren, puedan incorporarse al mundo laboral”.

EN MARCHA HASTA MARZO DE 2020

Así fue como el Departamento de Acción Social de la Diputación Foral de Bizkaia puso el mecanismo en marcha. Zaintza Eskola Certificada empezaría en Bilbao, para lo cual se localizó un centro de día accesible, el de Santutxu, que fue autorizado por Lanbide como centro homologado de formación para esta acción, con un grupo máximo de 19 personas.

Mientras tanto, el ente foral envió 2.500 cartas para invitar a las personas cuidadoras de la ciudad a participar en esta iniciativa gratuita. La respuesta obtenida fue notoria: 180 solicitudes. Lo cual, como destaca Izko Cardenal, ha supuesto “el primer hándicap, que es dar respuesta al resto de personas que demandan un recurso como este y que se han quedado fuera”. Esta circunstancia ha sido recibida por la Diputación de Bizkaia, que ya se plantea, en un futuro no muy lejano, extenderlo por todo el Territorio.

El curso, iniciado en abril, se prolongará hasta marzo de 2020. Se está celebrando los sábados, en horario de 9.30 a 13.30 horas. Es importante destacar que la Diputación Foral de Bizkaia ha dispuesto, además, un servicio de cuidado para el familiar con dependencia en el mismo centro de día y transporte para ambos, lo cual son dos ventajas adicionales. La media de los 19 alumnos que están asistiendo al curso es de 53 años.

El planteamiento metodológico y didáctico está enfocado a conseguir el certificado de profesionalidad de ‘Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales’, que, por cierto, “es un ámbito con una tasa de inserción sociolaboral muy importante”. Pero, como pone de relieve Cardenal, ya que la asistencia a esta formación “requiere de compromiso, esfuerzo y constancia, hemos diseñado todas las sesiones pensando en que sea un espacio de respiro. Para ello, se establecen dinámicas que sirven de desahogo. Se generan, así, momentos de intercambio y empatía, al ver que otras personas están en la misma tesitura”, explica.

A su vez, el que se celebre en un centro de día ayuda a que estas personas, que realizan sus cuidados en el domicilio, puedan aproximarse a estos recursos y “romper las barreras y estereotipos que a veces surgen hacia ellos”.

Izko Cardenal hace hincapié en que “la finalidad principal no es obtener un certificado. Los objetivos son mejorar la calidad de los cuidados, que ellas mismas, a nivel personal, puedan gestionar mejor sus tareas de cuidados. Y al final, sí, adquirir competencias en el ámbito de los cuidados reconocidos oficialmente, lo cual es un plus. Es decir, se trata de dar respuesta a cómo estoy ahora y dar respuesta a lo que puedo hacer en el futuro”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal