Miércoles, 21 de Abril de 2021 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

La vejez, el área de protección social que más crece y en el que más se invierte en Euskadi

Redacción 08-03-2021

COMPARTIR
Los gastos sociales relacionados con la vejez no dejan de incrementarse. La realidad demográfica actual y la mayor esperanza de vida están inclinando la balanza a favor de partidas y de prestaciones que repercuten directamente en el colectivo senior. Así se refleja en Euskadi, donde, como viene siendo habitual en la última década, y según los datos publicados por el Instituto Vasco de Estadística (Eustat), el área en la que más dinero se invierte sigue siendo la de ‘Vejez’. Solo en 2019, se destinaron 8.570 millones de euros, el 44,4% del gasto total en protección social, y un 5,5% más que en 2018. 

En esta partida de la ‘Vejez’ se incluye el dinero destinado a las pensiones, las prestaciones económicas relacionadas con el sistema de dependencia y otras prestaciones ‘en especie’ como son los servicios residenciales de personas mayores o la asistencia domiciliaria.

Para apreciar la relevancia que tiene este área en la región vasca, primero habría que conocer los datos globales. A lo largo de 2019, el gasto en protección social en Euskadi ascendió a un total de 19.564 millones, 1.094 millones más que en 2018 (un 5,9% superior). Este incremento supone el 24,6% del Producto Interior Bruto (PIB). Además, otro indicador de referencia importante es el gasto per cápita, que mejora un 5,4%, situándose en los 8.918 euros.

Hay que tener en cuenta que estos datos se elaboran conforme a la metodología del Sistema Europeo de Estadísticas Integradas de Protección Social (Seepros), es decir, en ella se computa tanto el gasto como el ingreso de los sistemas de protección social de la comunidad por cualquier organismo público o privado.

De esta manera, se incluye los gastos administrativos derivados de la propia gestión y administración del sistema, así como el gasto en prestaciones sociales, siendo este último el principal importe: 19.312 millones, prácticamente la totalidad.

CRECIMIENTO ESPECTACULAR
La ‘Vejez’ no solo es el área en la que se produce un mayor gasto, sino que también es el que más está creciendo en los últimos nueve años. En total, desde 2010 aumentó algo más de 2.500 millones, una espectacular subida del 42% muy superior del resto de partidas.

Además, en 2018, el gasto en ‘Vejez’ por persona de 65 años o más, en Euskadi, fue de 17.470 euros, por encima de la media de la Unión Europea (16.698) y de la media nacional (13.924), y solo por debajo de 8 de los 27 países de la zona euro.

La segunda sección en la que más se invierte es ‘Enfermedad/Atención sanitaria’, un ámbito que también repercute en colectivo senior directamente, y en el que el gasto, en 2019, fue de 5.088 millones, con una subida del 2,4%, y que representa el 26% del total.

En este caso, el gasto en Enfermedad/Atención sanitaria’ por habitante en 2018 fue de 2.315 euros. Pese a que Euskadi deja muy atrás la media registrada en España (1.693 euros), se sitúa ligeramente por debajo de la que marca la UE (2.439 euros).

En tercer lugar, y a bastante distancia de estas dos partidas, el 9,8% del gasto se realizó en ‘Supervivientes’, en la que recogen las prestaciones económicas de viudedad y orfandad: 1.896 millones en 2019, un 7,5% más que en 2018.

OTRAS SECCIONES
En lo que respecta al ‘Desempleo’, su gasto en 2019 representa el 5,4% del gasto total. Sin embargo, este área refleja un ‘crecimiento negativo’ desde 2014, vinculado sobre todo al descenso del paro y al número de beneficiarios de estas prestaciones. 

En 2018, registró el nivel más bajo desde la crisis económica de 2008, con 948 millones. En 2019, si bien las personas paradas continuaron disminuyendo, el gasto aumentó un 9,1% hasta los 1.035 millones. 

Desde Eustat apuntan que “este crecimiento se debió, fundamentalmente, a las mejoras introducidas en el subsidio de desempleo, así como al aumento de la cuantía de las prestaciones contributivas”. Además, en 2019, la cifra total de beneficiarios de prestaciones de desempleo aumentó un 6,6% y la cuantía media de las prestaciones contributivas lo hizo un 2%.

El resto de áreas también crecen en 2019, aunque ninguna al ritmo de la de ‘Vejez’. Por ejemplo, ‘Invalidez’ sube un 3,3% hasta los 1.313 millones. ‘Familia/Hijos’, que recoge las ayudas a la natalidad y crianza, supuso un gasto de 676 millones, un 5,1% más que en 2018. 

Por otro lado, el gasto en ‘Exclusión social’ se mantuvo, en 2019, en niveles similares al año anterior, con 572 millones, siendo la sección de menor crecimiento, un 0,3%. 

Finalmente, el gasto en ‘Vivienda’ sigue siendo el de menor importe (163 millones), un 1,8% más que en 2018.

¿CÓMO SE REPARTE EL GASTO?
En relación al reparto de este gasto en protección social, el ente que más aporta es e que conforman el Sistema de la Seguridad Social y la Administración del Estado. En 2019, acapara el 61% del gasto total –crece un 6,1% respecto a 2018–, esto es, 690 millones más, y debido principalmente al aumento de las prestaciones económicas destinadas a ‘Vejez’ y ‘Supervivientes’.

El gasto realizado por las Administraciones vascas se sitúa así en el 32,1% del total, 6.285 millones de euros, un 5,7% más que en 2018. Este crecimiento corresponde, sobre todo, a la pronunciada subida del sistema sanitario público, que creció un 7%, y que ascendió hasta los 3.986 millones. El resto está relacionado con los servicios sociales, que incluye a las instituciones de Gobierno Vasco, las tres diputaciones forales y las Administraciones locales: a ellas se les atribuyen 2.299 millones, un 3,4% más.

Finalmente, las entidades privadas contribuyen con el restante 6,9% del gasto total, con 1.353 millones.

COMPARACIÓN CON EUROPA
Para la comparación con Europa, se analizan los últimos datos publicados por Eurostat correspondientes a 2018. El indicador de gasto en protección social por habitante, medido en Paridad de Poder de Compra (PPC), en Euskadi, fue de 9.022 euros, lo que le sitúa por encima de la media de la UE (8.709) y de países como España (6.457) o Irlanda (7.276). En el extremo alto de la tabla se encuentran Luxemburgo (16.031) y Dinamarca (11.866).

Por otro lado, el gasto en protección social en Euskadi en relación al porcentaje del PIB es del 24%. En este aspecto, se encuentra por debajo de la media europea (27,9%), pero algo superior a la de España (23,5%) y también a Luxemburgo (22,6%), país que, como se menciona anteriormente, está en los primeros puestos de la tabla de gasto por habitante.

VIDA SALUDABLE
Las mujeres vascas presentan estilos de vida más saludables que los hombres (aunque hacen menos ejercicio físico) y alcanzan una esperanza de vida al nacer seis años por encima de la de los hombres. Además, la esperanza de vida en años vividos libres de discapacidad también es mayor en el sector femenino, pero en este caso la diferencia se reduce a solo dos años. 

Los datos se recogen en el la edición de 2021 del ‘Panorama de la Salud’, tercera que publica Eustat para sintetizar la información estadística más relevante sobre la salud. La publicación se estructura en seis áreas temáticas: estado de salud, hábitos de vida saludables, prácticas preventivas, atención a los problemas de salud, recursos asistenciales y gasto en salud.

En 2019, la esperanza de vida al nacer alcanza los 80,8 años en los hombres y 86,4 en las mujeres de Euskadi, valores que se sitúan por encima de la media de la Unión Europea. “La diferencia de esperanza de vida a favor de las mujeres ha sido una constante en el tiempo, pero se ha ido reduciendo en los últimos años, hasta llegar a los 5,8 años en 2019”, explican desde Eustat. En años vividos libres de discapacidad, la diferencia de género es menor, siendo de 72,8 años en las mujeres y 70,5 en los hombres.

CALIDAD DE VIDA
A la hora de medir la calidad de vida en relación a la salud, el dolor o malestar es la dimensión en la que mujeres (33%) y hombres (24%) declaran algún problema con mayor frecuencia. Le siguen la ansiedad y la depresión, los problemas de movilidad y la dificultad para realizar actividades cotidianas. La depresión o ansiedad son más frecuentes en mujeres (17%) que en hombres (9%) y se acentúan con la vejez.

Las enfermedades crónicas afectan también más a mujeres (46%) que a hombres (42%). Las personas mayores tienen más riesgo de padecerlas: de hecho, el 93% del colectivo de más de 75 años sufre alguna de ellas. La hipertensión y el colesterol son los problemas crónicos más frecuentes.

Cada vez son más las personas que realizan una actividad física saludable: el 80% de hombres y el 74% de mujeres y, aunque la proporción de mujeres que realiza actividad física ha aumentado, todavía es inferior a la de los hombres en todos los grupos de edad.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal