Miércoles, 3 de Marzo de 2021 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

La Diputación de Gipuzkoa pone en marcha cinco proyectos sociales elegidos por la ciudadanía

Redacción 13-01-2021

COMPARTIR
Los cinco proyectos elegidos por la ciudadanía en los presupuestos abiertos 2020 de la Diputación de Gipuzkoa ya están en marcha. Dos de ellos afectan indirectamente al colectivo senior, uno dedicado a la investigación de enfermedades graves, como sería el cáncer o el Alzheimer, que tienen una especial incidencia en las personas mayores, y otro referido a los centros de atención a personas en situación de exclusión residencial.

La diputada foral de Gobernanza de la Diputación de Gipuzkoa, Eider Mendoza, valoró muy positivamente el proceso de presupuestos abiertos del 2020 y explicó que se encuentran encauzados y en marcha los cinco proyectos elegidos por la ciudadanía. “Ha sido un camino lleno de dificultades, pero, sin embargo, hemos dado la palabra a la ciudadanía y después, en plena pandemia, hemos sido capaces de hacer realidad o de poner en práctica las elecciones que han realizado”, subrayó Mendoza y anunció también que “la iniciativa continuará en los próximos años”.

Mendoza compareció, esta semana, para hacer balance de lo que ha dado de sí el proceso de presupuestos abiertos de 2020. Junto a ella estuvo Mikel Pagola, director foral de Participación Ciudadana. Según recordó la diputada foral, a través de esta iniciativa, la diputación busca alcanzar los objetivos defendidos por la Norma Foral 5/2018 sobre Participación Ciudadana y por el programa foral Etorkizuna Eraikiz. “Creemos en un nuevo modo de hacer política, que nos sitúe más cerca del o la ciudadana, y esta iniciativa va en esa dirección”, dijo. 

Por su parte, Pagola hizo un repaso del proceso y recordó que arrancó en marzo de 2019, cuando se realizó la fase de recogida de propuestas ciudadanas, con 290.000 cuestionarios buzoneados y la celebración de 12 encuentros, donde participaron 471 personas. "En total, en este proceso recibimos 1.083 aportaciones y las políticas sociales, la movilidad y la economía fueron los temas más comentados", destacó. En los meses siguientes, la diputación depuró las propuestas recibidas y preseleccionó 12 proyectos.

En enero del año pasado, la diputación lanzó la fase de selección entre 12 proyectos. Se buzonearon folletos a todos los hogares, se puso en marcha una página web temática y se realizaron encuentros presenciales. En este proceso participaron un total de 13.087 personas

No obstante, la llegada de la pandemia de la Covid-19 incidirá directamente en el proceso de presupuestos abiertos: por un lado, la dotación presupuestaria se reducirá a la mitad y, por el otro, uno de los proyectos elegidos por la ciudadanía no podrá llevarse a cabo, ya que tenía como eje la movilidad internacional.

ENFERMEDADES GRAVES
Uno de los proyectos apoyados por la ciudadanía es una iniciativa para combatir las enfermedades graves, que pretende conseguir más personal y mejor equipamiento tecnológico para avanzar en las investigaciones más graves.

Se trata del proyecto que más votos recibió en la fase de selección. En otoño de 2020 se aprobó la convocatoria abierta para financiar investigaciones en este ámbito y, gracias a ello, se destinaron 118.336 euros a financiar dos proyectos: 89.013 para BERC Polymat y 29.323 para CIC biomaGune. 

EXCLUSIÓN RESIDENCIAL
Otra iniciativa apoyada por la población fue la creación de un nuevo centro de atención a personas en situación de exclusión social. La meta de este recurso es ofrecer un servicio de alojamiento, con ayudas generales de media y alta intensidad, especialmente para el desempeño de la función asistencial y de protección y, en su caso, reducción de daños. Los centros también buscan favorecer el desarrollo personal, la integración, la ciudadanía activa y la participación en el entorno.

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto Elkar-EKIN, que se puso en marcha en colaboración con OSI Donostia y el Hospital San Juan de Dios de San Sebastián, y está dirigido a personas con necesidades sociosanitarias e incapaces de desarrollar por sí solas procesos rehabilitadores.

El centro contará con un espacio residencial de 24 plazas y en ella se prevé la atención nocturna, la convalecencia, la atención residencial y un módulo específico para mujeres, así como un centro de atención diurna.

El proyecto se llevará a cabo en el edificio del hospital San Juan de Dios de Donostia, para lo que habrá que realizar obras y adaptaciones en el edificio. A lo largo de 2020 se ha realizado el proyecto de arquitectura, definiendo el modelo de trabajo, las funciones y la metodología de evaluación. Se espera que las obras comiencen en 2021 y que la infraestructura esté operativa a finales del próximo año.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal