Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  18:17:39Martes, 1 de Diciembre de 2020
Atrás

ÍÑIGO KORTABITARTE / PROMOTOR Y RESPONSABLE DE PROGRAMA

'Okencasa mejora el bienestar de las cuidadoras y permite un ahorro en teleasistencia, centros de día y residencias'

Hablamos con el promotor y responsable del programa OKencasa, Íñigo Kortabitarte, proyecto que está expandiéndose por el territorio de Gipuzkoa para atender a más cuidadores familiares de personas dependientes

Redacción 12-11-2020

COMPARTIR

ñigo Kortabitarte.

PREGUNTA.- Tras prestar asistencia a 210 familias de Donostia-San Sebastián durante el programa piloto (2018 y 2020), la meta de OKencasa es atender ahora a 1.000 personas cuidadoras de familiares dependientes. ¿Cómo prevé expandirse este programa a corto y medio plazo?

RESPUESTA.- Es importante decir que el proyecto está impulsado por los tres niveles de la Administración pública con competencias en el ámbito sociosanitario: el Gobierno Vasco, la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Donosti, más los nuevos consistorios que se suman en la siguiente fase del proyecto (Irún, Errenteria, Pasaia y Ataun). 

Es significativo que se haya producido un consenso entre los tres niveles a la hora de abordar una forma novedosa de apoyar a las familias cuidadoras, lo cual subraya la importancia del cuidado familiar y la apuesta institucional por reforzar las fórmulas de apoyo a éste.

La siguiente fase implica la ampliación del programa de apoyo a 1.000 personas cuidadoras en distintas localidades durante los próximos meses, con el objetivo de validar su escalabilidad como paso previo a una extensión generalizada de la mano de las instituciones públicas.

P.- El programa cuenta con Zaindoo, una aplicación que sirve de canal de interacción entre los cuidadores y el propio sistema de apoyo Okencasa. ¿En qué consiste esta herramienta y cómo es todo el acompañamiento a las personas cuidadoras?

R.- Efectivamente, la puerta de entrada al sistema para los miembros de la familia que intervienen en el cuidado es una app para dispositivos móviles denominada Zaindoo, que permite identificar quiénes son los familiares cuidadores (lo que denominamos red de soporte familiar), así como su rol en el cuidado y la fase del cuidado en la que se encuentran.

El sistema evalúa periódicamente el estado biopsicosocial de cada persona cuidadora. Para ello, se incentiva la adherencia mediante distintas estrategias de contenido, gamificación y servicios útiles, lo que permite construir un canal de contacto recurrente que posibilita una evaluación longitudinal.

A partir del resultado de cada evaluación, el sistema configura un plan de intervención psicoeducativa personalizado que es propuesto a la persona cuidadora con el objetivo de mejorar la calidad del cuidado y el autocuidado. Este plan se compone de formación específica, acompañamiento mediante videoconferencia por parte de un equipo de especialistas en cuidado familiar, herramientas de organización logística del día a día del cuidado, actividades para la adquisición de habilidades específicas, y un programa de puntos con ventajas económicas en servicios útiles como fisioterapia, podología, adaptación del hogar, asesoría legal, entre otros.

OKencasa es además un conjunto de herramientas de inteligencia de datos en la nube, que permiten a los profesionales sociosanitarios disponer de información y alertas sobre el estado de las personas cuidadoras. Gracias a la información recogida a través de Zaindoo, y a la disponibilidad de una serie de cuadros de mando, indicadores y alertas, es posible objetivar, mediante datos actualizados, la toma de decisiones para una gestión más preventiva y eficaz del apoyo proporcionado a las familias cuidadoras.

P.- El método de Okencasa trata de identificar a los cuidadores, comprobar como se encuentran, elaborarles un plan personal y mejorar su bienestar. ¿Cuáles son los beneficios que les reporta?

R.- Los principales resultados del Estudio Clínico Aleatorizado realizado durante nueve meses de 2019 con 210 familias de Donostia, en la vertiente de mejora del bienestar de las personas cuidadoras, fueron los siguientes: una reducción de la sobrecarga, la ansiedad y de la sintomatología depresiva, así como un aumento de la autoeficacia (la capacidad de la persona cuidadora para abordar y resolver con éxito los retos que plantea el día a día del cuidado). Además, se redujo tiempo efectivo dedicado a cuidar, debido al aumento de la autoeficacia, y aumentó la satisfacción derivada del hecho de cuidar.

P.- Un equipo dirigido por el prestigioso investigador de la London School of Economics Joan Costa i Font certificó, también, que la metodología de OKencasa produce ahorros en distintos ámbitos del sistema público. ¿Cuáles son esos ahorros para la Administración pública?

R.- Las familias atendidas por OKencasa, como hemos podido ver, mejoran su bienestar y, como consecuencia y entre otros impactos económicos, se produce un menor o más tardío acceso a determinados recursos de apoyo, lo que genera ahorros en el sistema público. En concreto, en la teleasistencia se da un ahorro de 27,7 euros por persona al año. En los centros de día se ahorran 1.688 euros por persona al año y, en cuanto a las plazas en residencia, 899,2 euros por persona anualmente.

Conjuntamente, el ahorro en servicios de apoyo se traduce en una ratio de coste-efectividad del 100% (por cada euro de coste de aplicación de OKencasa se generan dos euros de ahorro).

El ahorro en uso de residencia, junto con otros aspectos de mejora como el manejo de las alteraciones de comportamiento, permiten afirmar que OKencasa es efectivo a nivel de prevención de la institucionalización.

P.- Estamos en un contexto complicado por la pandemia de la Covid-19, ¿de qué manera está afectando esta crisis sanitaria al programa?

R.- Como es lógico, implica una mayor dificultad a nivel operativo en las fases iniciales en las que hay que formar a las familias en la utilización del sistema, entregarles dispositivos móviles cedidos en depósito en caso de que no los posean, prestarles soporte inicial a la persona cuidadora que parte de una situación de brecha digital, etcétera.

Sin embargo, la lectura positiva radica en que la mayor dificultad para prestar apoyos presenciales por temor al contagio, y la preocupación por el empeoramiento en la situación tanto de las personas mayores dependientes como de sus familiares cuidadores derivada de los confinamientos de la pasada primavera, no hacen sino reforzar la necesidad de una metodología que permita proporcionar acompañamiento y apoyo de forma remota, máxime tras validar los importantes efectos en la mejora del bienestar y la calidad de vida de las personas cuidadoras.

P.- Como ha comentado, el programa cuenta con el apoyo del Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Gipuzkoa, así como con la colaboración de varios ayuntamientos. ¿Han mostrado interés algunas otras Administraciones vascas?

R.- De hecho, se está trabajando para la inclusión en breve de dos localidades más, Zarautz y Tolosa, que se sumarán a las ya incorporadas (Donostia, Irún, Rentería, Pasaia, Ataun), y en el corto plazo se valorará la incorporación de otros territorios.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal