Viernes, 7 de Octubre de 2022 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

OPINIÓN

Cuidándome, cuidándote, cuidándonos

19-07-2022

COMPARTIR
Es una realidad que, en la sociedad en que vivimos, la población de personas mayores crece a un mayor ritmo que el número de nacimientos. La relación que se establece entre generaciones es positiva y enriquecedora, ya que aporta una educación en valores y fortalece los proyectos de vida de las personas. ¿Pero esto ocurre de verdad o es necesario inculcar un modelo de cuidado basado en la humanización?

Desde el Grupo de Psicología de Envejecimiento del Colegio Oficial de Psicología Castilla y León llevamos más de diez  años trabajando en la dirección del bienestar biopsicosocial de las personas mayores. 

La pandemia ha visibilizado las necesidades psicológicas, entre ellas el autocuidado y el apoyo mutuo. Es en el encuentro con otras personas donde construimos nuestra humanidad, en reciprocidad con el otro. Todos somos vulnerables y dependientes unos de otros, por lo que en el Día Internacional del Abuso y Maltrato a las Personas Mayores nos centramos en el buen trato y el autocuidado bajo el título ‘Cuidándome, cuidándote, cuidándonos’.

Cuidándome’ habla sobre el autocuidado necesario e imprescindible en las personas mayores. Siguiendo la metáfora de una casa, estaría forjado en los cimientos de la alimentación, el descanso, la higiene y cuidados personales, sin olvidar que el tejado que cubre y protege ese hogar lo forman las relaciones interpersonales. Una vivienda necesita todas y cada una de esas partes para poder mantenerse de forma íntegra. 

Cuidándote’ se refiere a la labor de los cuidadores formales, informales y familia. Las personas que nos ocupamos, acompañamos o convivimos con personas de edad debemos reflexionar sobre si somos plenamente conscientes de a quién cuidamos y desde donde cuidamos. Desde la psicología y el Modelo de Atención Centrada en la Persona fomentamos una visión holística de la persona cuidada, desde su singularidad, sabiéndonos únicos y diferentes, poniendo el foco en las capacidades y fortalezas. Sólo por el hecho de ser personas somos poseedoras de dignidad y derechos. 

Cuidándonos’ plantea una reflexión y un desafío: ¿y si hacemos del cuidado un arte?, ¿qué acciones diarias, en el cuidado a los demás, te hacen artista? Teniendo en cuenta la vulnerabilidad intrínseca al ser humano y la necesidad de ayuda mutua que todas las personas tenemos en distintos momentos de la vida y del ciclo vital, se hace necesario cultivar este arte. Volvernos artistas del cuidado incorpora la belleza, transformando la labor, a la persona cuidada y al propio cuidador. 


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal