Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  16:30:28Miércoles, 27 de Mayo de 2020
Atrás

Un centenar de personas acuden a un taller sobre el testamento vital en Valladolid

Redacción EM 21-02-2020

COMPARTIR
Comisiones Obreras de Castilla y León, a través de la Secretaría de Cultura y Movimientos Sociales, y en colaboración con la Asociación Derecho a Morir Dignamente de Valladolid, han llevado a cabo 
acciones divulgativas relacionadas con el testamento vital. En el transcurso de los mismos se ha intentado desglosar en qué consiste este procedimiento, cómo se hace y dónde recurrir para realizarlo.

Los dos talleres han sido impartidos por Luis Fuentes y Carmen Fernández, representantes del Grupo DMD de Valladolid. Ambos, previa presentación del responsable de Cultura y Movimientos Sociales de CCOO-CyL, Ignacio Fernández, han intentado aclarar a las personas asistentes, afiliados, afiliadas, delegados, delegadas, dirigentes sindicales y simpatizantes, todas las dudas al respecto de este asunto. Entre la sesión matinal y la vespertina han estado presentes más de un centenar de personas.

“El contar con unas condiciones dignas no solo en el trabajo, sino también en otros ámbitos de la vida, y en los instantes finales de la misma es algo incuestionable. La dignidad no tiene límites”, señaló Fernández. Para añadir que este tipo de actuaciones sí competen a la actividad sindical, “y más ahora cuando en el Parlamento español se está dilucidando si la eutanasia será legalizada en nuestro país”, remarca.

QUÉ ES LA DMD Y CÓMO HACER UN TESTAMENTO VITAL
Luis Fuentes y Carmen Fernández fueron las personas encargadas de resolver los pormenores más relevantes con este asunto. Mientras que el primero centro su intervención en quienes son Asociación Derecho a Morir Dignamente de Valladolid y los derechos que a día de hoy la ciudadanía española tiene en este ámbito, la segunda explicó las diferentes maneras de contar con un testamento vital.

El Grupo DMD cuenta con más de 7.000 asociados en todo España, 70 de ellos en Valladolid. Donde más presencia tiene es en Cataluña, País Vasco y Andalucía. El pionero en Castilla y León está en Salamanca. También hay en León y está a punto de activarse otro en Zamora. Su cometido no es otro que divulgar esta posibilidad entre diferentes colectivos como sindicatos y asociaciones de vecinos. El método se centra en ofrecer charlas, propiciar debates, realizar cinefórum o con la presencia en las calles.

Desde el 2005, durante el Gobierno de Aznar, existe una ley en España, La Ley de Autorización del Paciente a Morir Dignamente, que propicia la puesta en marcha del Testamento Vital. Una norma progresista que los gobernantes de entonces apenas divulgaron entre la ciudadanía. Esta se asienta en tres apartados muy claros: derecho de las personas a tomar decisiones libres sobre su salud; consentimiento informal por escrito y firmado por la persona afectada; y por último, amparada en dos aspectos básicos: intimidad y confidencialidad. Hasta el 2015 eran titulares de este derecho los mayores de 16 años y los mayores de 14 años tutelados por sus representantes legales. A partir de esa fecha solo los mayores de 18 años.

Desde que se promulgó esa ley contamos con unos derechos sanitarios por los que la persona demandante del mismo puede renunciar o rechazar un tratamiento. Eso no significa el alta del paciente, sino que puede recibir un tratamiento paliativo. En el fondo, estos derechos paliativos serían la eutanasia, en la actualidad se encuentra en proceso de debate en el Congreso, y el suicidio asistido. En el primer caso, a día de hoy, esta posibilidad no se puede elegir, puesto que dicho proceder está recogido como un delito en el Código Penal español. Y en cuanto a la segunda, debido a la inseguridad jurídica que supone para el médico, tampoco se puede activar.

La eutanasia es legal en países como Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Canadá, Colombia y Australia. Mientras que el suicidio asistido se contempla en Suiza y algunos estados de Estados Unidos. “Se trata de una práctica muy costosa económicamente”, señala Luis Fuentes.

En cuanto al Documento de Instancias Previas ante el final de la vida, o Testamento Vital, se trata de un acto de pura libertad: “vida digna, muerte digna”, remarca Carmen Fernández. Este se puede llevar a cabo por tres medios, dos gratuitos y uno de pago. En cuanto a los primeros, este se puede hacer en los registros oficiales de la Junta de Castilla y León y por medio de un documento personal. En la Administración autonómica tienen un formulario estándar, que se puede adecuar a las particularidades de cada persona, y debe ser refrendado por un máximo de cuatro representantes, que pueden ser familiares. En cuanto al documento personal, éste debe ser ratificado por tres personas que no tienen que tener ningún grado de parentesco con la persona que lo solicita, y luego debe ser registrado. Y por último, ante notario, que por un módico precio se encarga de su elaboración.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal