Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  16:24:47Jueves, 4 de Junio de 2020
Atrás

COVID-19

Los profesionales de la Enfermería piden que la Consejería de Familia reinicie el borrador del nuevo Decreto de residencias

Redacción EM 03-04-2020

COMPARTIR
La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León está preparando un borrador de Decreto para la autorización y funcionamiento de los centros de carácter social para la atención a personas mayores en la región. Un documento con el que el Sindicato de Enfermería, Satse, no está de acuerdo y para el que solicita su “suspensión”.

Para el sindicato, la crisis sanitaria generada por el nuevo coronavirus ha “dejado al descubierto la importante carencia de profesionales sanitarios en las residencias de mayores”, en las que, afirman, “faltaban profesionales de atención sanitaria directa, lo que también ha incidido en una tardía detección de la sintomatología asociada al Covid-19 entre los ancianos”. Al mismo tiempo, se ha producido una “falta de detección de la cobertura de necesidades básicas, revelándose residencias en las que las condiciones de atención a los residentes eran muy deficitarias”, aseguran en un comunicado.

La emergencia sanitaria también ha puesto de relieve que la “regulación actual que establece unas ratios de atención de profesionales sanitarios en función del número de residentes es fácilmente sorteada por determinadas residencias tanto privadas como públicas, que ante la situación de bajas de sus trabajadores no han llevado a cabo las sustituciones necesarias para mantener unos mínimos niveles de calidad asistencial”. De hecho, el sindicato asocia el elevado número de fallecimientos de mayores en residencias con la carencia de profesionales en ellas.

Con respecto a esto último, reconocen que también tiene mucho que ver “la falta de equipamiento necesario para proteger tanto la salud de los trabajadores como la transmisión del virus entre los residentes”, lo que ha agravado las “expectativas de salud de las personas residentes”.

Como última crítica, el sindicato añade que la emergencia sanitaria ha evidenciado que “las residencias de ancianos no pueden concebirse exclusivamente como un negocio con el objeto de obtener rendimientos económicos, sino que debe primar la salud, el bienestar y la protección de los residentes”. 

AUTOCRÍTICA
Lo cierto es que esta situación era complicada de predecir, por lo que el sindicato pide que la consejería evalúe sus errores, haciendo especial hincapié en “la falta de una dotación de recursos humanos cualificados suficientes para las cargas asistenciales existentes en las residencias de ancianos de Castilla y León”.

Como acción, solicitan la retirada del citado borrador del nuevo Decreto –que se encuentra en fase de tramitación–, al incurrir este en “los mismos errores y carencias que los anteriores decretos, que implican que no se garantice una adecuada atención a los residentes”.

En la misma línea, los profesionales de la Enfermería piden que la consejería inicie la redacción de un nuevo Decreto que, esta vez, garantice la dotación “suficiente y real” de recursos humanos cualificados.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal