Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  10:27:47Lunes, 21 de Agosto de 2017
Atrás

García segura que su consejería dispondrá del presupuesto más alto de la historia este año

Redacción EM 15-05-2017

COMPARTIR
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, compareció ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León para exponer los presupuestos de la consejería para 2017. Unos presupuestos que refuerzan el compromiso de la Junta de Castilla y León con la política social y que asignan a la consejería un total de 925,42 millones de euros, lo que supone un incremento de casi 53 millones de euros respecto a 2016, más de un 6% y que crecen en prácticamente todas sus partidas y programas.
García aseguró que, más allá de sus cifras, “la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades presenta unos presupuestos cuya razón de ser son las familias y las personas ya que todas y cada una de las actuaciones que contempla se destinan a ayudar, proteger y atender a las personas; a aquellas que lo pasan mal, a las vulnerables, a las que no tienen empleo y sufren graves dificultades para llegar a fin de mes, a las que están desamparadas, un presupuesto que garantiza la atención a los dependientes, que ofrece empleo e integración a las personas con discapacidad, que proporciona a las familias los recursos básicos que necesitan, que lucha contra la desigualdad y contra la violencia de género, y  que quiere ofrecer más y mejores oportunidades a los jóvenes”.
García puso de relevancia que son los mayores presupuestos de toda la historia de la consejería y los únicos que han traspasado el techo de los 900 millones de euros, con una cuantía que supera en más de un 5% a la de los presupuestos de 2010 que, con 878 millones de euros, fueron los más expansivos aprobados en los años de bonanza previos a la crisis.
Junto a esto, la consejera subrayó que son los presupuestos que más se incrementan de todas las consejerías sociales y vuelven a ocupar el tercer lugar en la financiación del conjunto de las consejerías con un 9% del gasto total de todas ellas tras Sanidad y Educación. Ha calificado como especialmente relevante que sean unos presupuestos en los que crecen un 8,45% las subvenciones que se destinan a entidades y familias y que también incrementen de forma significativa, más de un 34 %, las inversiones en centros propios.

Seis realidades que definen los presupuestos de 2017
Alicia García destacó que en los presupuestos 2017 de la consejería destacan seis realidades muy significativas: en primer lugar, priorizan y amplían la atención y la protección a las familias y personas más vulnerables. Se va a aprobar un nuevo Proyecto de Ley de la Red de Protección a las familias y personas más vulnerables, ya consensuado con los agentes sociales y el tercer sector, que dotará a esta Red de un carácter estable, permanente y al margen de las coyunturas económicas, al mismo tiempo que se amplían los derechos y prestaciones que incorpora la Red para las personas más vulnerables. Junto a esto, la consejería realizará un importante esfuerzo financiero para proteger a las familias y personas más vulnerables reforzando significativamente la dotación para esta Red en 2017, con 190 millones de euros, un 5,5 % más que el 2016, para atender a más de 190.000 personas.
En segundo lugar, permitirán la consolidación y el despliegue del nuevo modelo de Servicios Sociales. Desde el inicio de la actual Legislatura la consejería ha puesto en marcha 12 nuevos planes, programas y directrices de actuación que apuestan por nuevos modelos de atención basados, fundamentalmente, en la atención centrada en la persona y que suponen un giro fundamental, tanto en la conceptualización, como en la metodología de la acción social en Castilla y León. Una nueva forma de entender la atención social que beneficiará directamente a las personas mayores, las personas con discapacidad, a las mujeres víctimas de violencia de género, o las personas dependientes, entre otras.
En tercer lugar, seguirán garantizando la plena atención a todas las personas dependientes. La Junta de Castilla y León mantiene un claro compromiso con la financiación de la dependencia, aspecto que ha contribuido decisivamente a que Castilla y León sea un referente nacional en la aplicación de la Ley de Dependencia y la única comunidad autónoma en la que se cumple esta Ley al 100 %, según los diferentes informes nacionales.
La consejería refuerza este compromiso y destinará este año 40 millones de euros más que en 2016 a financiar la atención a la dependencia, hasta alcanzar los 553 millones de euros. Esto supone un incremento respecto al año pasado del 7,8% para financiar la dependencia, lo que permitirá seguir garantizando el derecho a la atención de todas las personas dependientes de Castilla y León, consolidar la atención a todo el Grado I, reforzar el servicio de ayuda a domicilio y comenzar a aplicar la reducción de plazos en la resolución de las solicitudes.
De hecho, el 75% del crecimiento total del presupuesto de la Consejería para 2017, o lo que es lo mismo, 3 de cada cuatro euros del incremento total, los va a destinar a la dependencia.
En cuarto lugar, seguirán apostando por el empleo de las personas más vulnerables. En el reto de la integración social y de la normalización para que las personas con más dificultades puedan acceder a un trabajo, las personas con discapacidad, los jóvenes, las mujeres víctimas, los drogodependientes o las personas en exclusión social o en riesgo de estarlo, la Consejería destina más de 10,7 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,6 %, a las partidas destinadas a impulsar y apoyar actuaciones dirigidas al acceso al empleo de todas estas personas, apoyadas en parte por el programa de Garantía Juvenil. 
En quinto lugar, reforzarán de forma importante la igualdad de oportunidades. Son unos presupuestos que reforzarán la igualdad de oportunidades, tanto para las personas con discapacidad, como para la igualdad de género, incluyendo también las partidas destinadas a las personas drogodependientes. La Consejería destinará a la igualdad casi 159 millones de euros en 2017, incrementando su presupuesto un 4,2%.
En sexto lugar, habrá un apoyo a entidades locales y tercer sector. Dentro de las líneas prioritarias del presupuesto está el apoyo a las entidades locales y al tercer sector de Castilla y León, estrechos colaboradores de la consejería en el desarrollo de programas sociales. Para los programas de colaboración en materia social con las entidades locales contarán con 109,3 millones de euros, que permitirá incrementar la cuantía del nuevo acuerdo marco en casi un 7%. Así mismo, destinarán 23,2 millones de euros, un 5,94% más, para subvencionar la actividad de las entidades del tercer sector.

Servicios Sociales básicos e integración social
El sistema de responsabilidad pública de servicios sociales de Castilla y León es un referente a nivel nacional en cobertura y en calidad de atención. A ello han contribuido herramientas como la Historia Social y el Registro Único de Usuarios, el Comité de Ética en Servicios Sociales o el desarrollo del Catálogo de Servicios Sociales con una atención integral y a la carta. En 2017 se va a aprobar la evaluación y actualización de este Catálogo para incorporar nuevas prestaciones o la modificación de algunas que se han mejorado.
A través del subprograma de Servicios Sociales básicos e integración social, al que se destinan 236 millones de euros, que suponen 27 millones más que en 2016 y un incremento del 12,91 %, se financian tres aspectos fundamentales. En primer lugar, las prestaciones básicas, a lo que se destinan 87,7 millones de euros, un 23,9 % más que en 2016. En segundo lugar, se financia la atención a la dependencia, que en 2017 cuenta, como ya se ha dicho con anterioridad, con 553 millones de euros, lo que supone que 6 de cada 10 euros del presupuesto de la Consejería se destinan a dependencia. En tercer lugar se encuentran los recursos de apoyo a las personas en situación de exclusión social, donde se incrementa la dotación para la Red de Protección hasta los 190 millones de euros, un 5,5 % más, y, dentro de la Red, la Renta Garantizada de Ciudadanía con 76,5 millones de euros, un 11 % más, además de la apuesta por los servicios de distribución de alimentos, las ayudas económicas de urgencia social, el sistema integral de apoyo en riesgo de desahucio o la lucha contra la pobreza energética. Dentro de las próximas actuaciones en este subprograma se encuentran la aprobación del Mapa de recursos de la Red de Protección y la aprobación del nuevo Proyecto de Ley para perfeccionar la configuración y el funcionamiento de la Red de Protección a las personas y familias.

Pensiones y otras prestaciones económicas
El segundo subprograma presupuestario incorpora más de 208 millones de euros, 132 millones si se exceptúan las partidas correspondientes a la Renta Garantizada de Ciudadanía a las que ya se ha hecho referencia. Aquí se incluyen las pensiones no contributivas con 125,5 millones de euros, las prestaciones correspondientes a la LISMI con 4,7 millones de euros y las pensiones de ancianidad y enfermedad con 200.000 euros.

Atención a las personas con discapacidad
La atención a las personas con discapacidad cuenta con una dotación de 136 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,38 % respecto a 2016. Esto permitirá financiar más de 7.100 plazas concertadas; el desarrollo, una vez aprobadas ya las directrices, del nuevo modelo de atención a las personas con discapacidad por enfermedad mental; seguir aportando por la atención temprana o por inversiones en equipamiento social público. Dentro del compromiso de la Junta con las personas con discapacidad destaca el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades para las personas con discapacidad, que cuenta con un presupuesto de 747 millones de euros hasta 2020 y aborda la atención a la discapacidad desde un modelo centrado en las necesidades de las personas, desde una perspectiva integral y a lo largo de su ciclo vital.

Atención a las personas mayores
El presupuesto en este subprograma, con el que se financian las actuaciones de prevención, de fomento del envejecimiento activo y de atención directa a través de distintos recursos sociales, se incrementa hasta los 195,3 millones de euros, lo que supone 7 millones más que en 2016 y un incremento del 3,7 %.
Todas las medidas en este sentido se enmarcarán en la Estrategia Regional de prevención de la dependencia y promoción del envejecimiento activo 2017-2021, que centra sus actuaciones en una atención centrada en la persona, que beneficiará a cerca de 600.000 personas y que contará con 1.951 millones de euros para todo el periodo de vigencia, de los cuales 390 serán para 2017. En este subprograma se enmarcan también las actuaciones del Club de los 60 con sus distintos programas de envejecimiento activo y las actuaciones previstas para hacer, completar o mejorar diferentes infraestructuras previstas en el Plan de Inversiones Sociales Prioritarias.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal