Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  14:11:55Sábado, 15 de Diciembre de 2018
Atrás

Castilla y León será la primera en abordar la prevención de los malos tratos en las familias

Redacción 10-10-2018

COMPARTIR
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, presentó, para el análisis, estudio y aportaciones por parte del Consejo de Servicios Sociales de Castilla y León, el primer ‘Plan de violencia intrafamiliar 2019-2023’, plan que pretende contemplar las distintas formas de violencia intrafamiliar y la magnitud de la misma, con el fin de sensibilizar de los problemas existentes y la necesidad de solucionarlos. 
En la prevención de la violencia intrafamiliar, las energías se focalizan en identificar aquellos factores sociales, familiares e individuales que anteceden o aparecen asociados a las situaciones de violencia intrafamiliar, con el fin de predecirlas, detectarlas y reducirlas. 

García incidió en la necesidad de un plan de estas características ya que la violencia intrafamiliar, en cualquiera de sus manifestaciones (violencia o maltrato físico, sexual, psicológico, patrimonial, etcétera) es un problema social que afecta a los diferentes grupos de personas del entorno familiar, en especial a mujeres, personas mayores, menores de edad o personas con discapacidad. 

En este sentido, la consejera subrayó que el plan centra la violencia intrafamiliar una perspectiva integral, al ser un fenómeno único pero en el que confluyen muchos tipos de violencia. Para ello, su programación quiere, en primer lugar, concienciar y sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad del buen trato en el ámbito familiar; en segundo lugar, pretende facilitar y mejorar la detección, notificación y derivación con nuevas herramientas, a lo que se añade, en tercer lugar, la unificación de los protocolos para que los profesionales actúen de forma coordinada y con criterios comunes. 

Este plan, que es pionero ya que es la primera vez que se va a elaborar un plan de estas características en España, es también un compromiso de legislatura y su aprobación se recoge en el ‘Plan Estratégico de Servicios Sociales de Castilla y León’, aprobado el pasado año. En él participaron, además de la Consejería de Familia, las de Educación y Sanidad, y ahora se piden las aportaciones del Consejo de Servicios Sociales de Castilla y León.
La consejera se refirió a que el documento se divide en tres bloques: una primera parte en la que se analiza el contexto y se lleva a cabo un diagnóstico; una segunda parte en la que se analiza la protección contra el maltrato en Castilla y León; y, una tercera, con el contenido.

NOVEDADES
El plan establece diez líneas estratégicas con casi una veintena de objetivos y hasta 120 actuaciones. García resalta las principales novedades que aporta como, en primer lugar, el desarrollo de un servicio telefónico de información y orientación sobre violencia intrafamiliar.

Junto a esto, se hace necesario tener más datos sobre la violencia intrafamiliar que ayuden a establecer mecanismos de prevención y detección más eficaces. Por eso, el plan contempla el desarrollo de investigaciones y estudios sobre los factores de riesgo que inciden en el maltrato a personas mayores, a mujeres, a personas con discapacidad y en la violencia filioparental. 

Además, se aportan novedades en el terreno de la formación ya que, junto al refuerzo a la formación especializada a los profesionales de la sanidad, educación, servicios sociales y profesionales del tercer sector que permita identificar el recurso más adecuado para cada necesidad, será nueva la formación a las familias y a las personas que participen en la red de voluntariado.

En materia de detección y evaluación del riesgo, el plan quiere actuar en varias áreas. Por un lado, dotando a los profesionales que trabajan en este ámbito de herramientas de valoración y protocolos específicos con los que poder detectar precozmente situaciones de violencia intrafamiliar y actuar con criterios de actuación unificados y, por otro, ofreciendo ayuda a las familias a través del desarrollo de un servicio de apoyo.

Otro aspecto esencial es establecer medidas para mejorar la atención que se presta a las víctimas. En este ámbito, y como novedades, además del desarrollo del servicio telefónico mencionado, se va a establecer la activación de los ingresos residenciales en situaciones de prioridad social en los casos necesarios de malos tratos o de violencia de género a personas mayores o con discapacidad; se van a implementar en todas las corporaciones locales programas de intervención específicos en los equipos de segundo nivel; y se desarrollarán en todas las gerencias territoriales de servicios sociales programas de intervención específicos de violencia filioparental, dirigidos a menores de 14 años, así como a menores condenados por delitos de esta naturaleza.

MECANISMOS DE PROTECCIÓN 
García señaló que el abordaje de las situaciones de violencia en el ámbito familiar no es algo nuevo en Castilla y León, sino que se viene haciendo a través de un amplio conjunto de medidas. Lo que representa una novedad es la intención de abordar esta materia de forma integral y global.

En este sentido, la región cuenta con el ‘Catálogo de Servicios Sociales’ que toma en consideración situaciones de violencia intrafamiliar. 

Al catálogo se suman distintas estratégicas como la de la prevención de la dependencia para las personas mayores y de promoción del envejecimiento activo 2017-2021’, el ‘Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades para las personas con discapacidad 2016/2020’, la ‘Agenda para la Igualdad de Género 2020’, o las Directrices de funcionamiento en Castilla y León del modelo de atención integral a las víctimas de violencia de género ‘Objetivo Violencia Cero’.

Además, están los sistemas de protección a la infancia y de atención a menores y jóvenes infractores, así como la coordinación y colaboración con las entidades locales.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal