Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  14:12:07Viernes, 19 de Julio de 2019
Atrás

Miguel Ángel Niño / Presidente de la Asociación Vecinal Rondilla

'El barrio de Rondilla está envejecido y las políticas activas dirigidas a las personas mayores son una prioridad'

Horacio R. Maseda 13-05-2019

COMPARTIR
PREGUNTA.- El programa ‘Buena Vecindad’, para el acompañamiento de personas mayores en soledad, cumple un año desde su puesta en marcha en abril de 2018. ¿Qué balance hace en este primer año de vida de la iniciativa? 

RESPUESTA.- Un balance positivo. Ha sido un año en el que el programa ha empezado andar y se han hecho asambleas de presentación en tres barrios: Belén, Pilarica y Rondilla, con una acogida positiva en todos ellos.
En lo que respecta a Rondilla, se han hecho asambleas tanto en el centro cívico como en el Centro de Personas Mayores, a raíz de las cuales, se han apuntado un total de diez voluntarias, lo cual es muy positivo.

P.- Esas diez voluntarias que comenta que se han apuntado al programa en 2018 son como un ‘comando de buena vecindad’. Explíquenos el proceso que siguen los voluntarios, ¿cómo se desempeñan exactamente en el día a día?

R.- En un principio, recibieron un curso donde se les dio unas pautas sobre cómo llevar su cometido. A partir de ahí, las personas que necesitan acompañamiento nos llegan, o bien vía Ceas, o bien a través de personas que conocen el programa y se acercan a la asociación. En el primer caso, existe un protocolo donde las personas usuarias y voluntarias son presentadas por la trabajadora social y se ponen de acuerdo en el día y la hora que van a realizar el acompañamiento. Una vez acordado esto, la voluntaria acude el día señalado y la saca a dar un paseo, le lee o simplemente charla con la persona, algo que para algunas, esto último, ya es mucho.

P.- El imparable envejecimiento de la población y la tendencia a una vida más independiente deriva en que, cada vez, haya más personas mayores que viven solas y que son susceptibles, también, de sentir la soledad. ¿Cree que es un problema que hay que atajar desde la vecindad?

R.- Ciertamente. En nuestros barrios –y Rondilla no es menos–, cada vez hay más personas mayores y, en un número importante, viven solas. En la asociación siempre hemos tenido la necesidad de llevar a cabo algún tipo de actuación a este respecto. La oportunidad nos la dio el programa ‘Buena Vecindad’, que nació en la Federación de Asociaciones Vecinales Antonio Machado en colaboración con la Concejalía de Servicios Sociales. Como decía antes, el núcleo inicial fueron las voluntarias que ya había en los barrios de Belén y Pilarica, y a los que se unió Rondilla. 

Los vecinos y vecinas debemos implicarnos en paliar la soledad de nuestros mayores, pero la Administración municipal también se debe implicar a través de los Ceas. Los trabajadores sociales de los centros de salud, así como los profesionales que trabajan en ellos también son un pilar fundamental ya que conocen casos de primera mano.

P.- El programa forma a los voluntarios que van a acompañar a estas personas mayores. ¿Cómo son los cursos impartidos por los profesionales del ayuntamiento? ¿En qué competencias los forman? 

R.- Son cursos en los que se les enseña cómo tratar a las personas mayores. Donde se les dice qué tienen que hacer y qué no, y donde se les recalca que son voluntarios y no se deben inmiscuir en la vida privada de ninguno de ellos. También se les comenta que su misión no es ayudar en la limpieza, el aseo, etcétera, eso ya lo hacen los profesionales de la ayuda a domicilio. Nuestra misión es el acompañamiento y ayudar a la persona que está sola a que salga y, si es posible, se relacione con otras personas de su edad y así combatir la soledad.

P.- En el Plan de Trabajo de la asociación para este año hay un punto que se refiere a la potenciación del programa de ‘Buena vecindad’. ¿Cómo lo están fortaleciendo? 

R.- Seguimos potenciando su difusión, que lo conozcan cuantas más personas mejor. La captación de personas voluntarias es importante, pero también lo es detectar a las usuarias. Al fin y al cabo, está pensado para personas que viven solas y que necesitan ser acompañadas. Lograr que estas últimas conozcan y consideren el programa como una herramienta útil es todo un reto que debemos afrontar.

P.- ¿Qué otras iniciativas dirigidas a personas mayores están desarrollando o plantean llevar a cabo en el barrio? ¿Cree que los servicios que se les prestan son los adecuados? 

R.- Como decía, el barrio está envejecido y las políticas activas dirigidas a las personas mayores son una prioridad. En relación con el Centro de Personas Mayores, hemos hablado con el Ayuntamiento de Valladolid para poner encima de la mesa propuestas para su mejora, ahora que lo van a rehabilitar. 
En nuestras actividades siempre procuramos que haya propuestas para todas las edades y también para las personas mayores.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal