Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  13:07:45Domingo, 27 de Septiembre de 2020
Atrás

Miguel Ángel de Vicente / Presidente de la Diputación de Segovia

'¿Estamos preparados para una segunda ola? Estamos haciendo todo lo posible para estarlo'

Redacción EM 11-09-2020

COMPARTIR
Pregunta.- Acaba de cumplir un año en el cargo. No es un año cualquiera, pues sin duda ha estado marcado por la crisis de la Covid-19, especialmente en lo relativo al área de Asuntos Sociales. ¿Qué balance haría de los últimos 12 meses, y especialmente, los seis últimos?
Respuesta.- Ha sido un año muy intenso, de toma de decisiones sin apenas margen de tiempo. Cuando empezábamos a poner nuestros primeros proyectos del mandato en marcha, llegó esta horrible pandemia y obligó a actuar rápido, a reestructurarlo todo. Sin duda, ha sido un año de mucho aprendizaje y de mucha solidaridad; tengo la suerte de contar con un Equipo de Gobierno que ha sabido poner el presupuesto de las diferentes áreas a disposición de las necesidades más inmediatas, consiguiendo reorganizar más de ocho millones de euros para activar el  plan de recuperación ‘Segovia, Provincia REactiva’.

P.- Usted no es nuevo ni en cargos públicos ni mucho menos en la que parece ser su área favorita, que es precisamente la de Asuntos Sociales. ¿Cómo le ha ayudado toda su trayectoria a asumir el mando de la provincia y, concretamente, en el área de Asuntos Sociales?
R.- Llevo años dedicado a los Asuntos Sociales de la provincia y tengo un equipo de personas en el área que, si ya antes hacía mucho más fácil la toma de decisiones, ahora que debo compartir mi dedicación con Presidencia, contribuyen aún más a ello. Me aconsejan, compartimos impresiones, a veces nos llevamos la contraria... 
Por otro lado, la experiencia es un grado. Con decisiones que se toman en un espacio tan reducido de tiempo, como las que hemos asumido estos meses, debes saber a quién dirigirte y cómo hacerlo para no perder ni un segundo. Saber qué recursos, tanto humanos como materiales, vas a necesitar, y cómo distribuirlos de manera que, en una situación tan difícil, el engranaje siga funcionando de forma cooperativa y coordinada.

P.- Uno de los mayores azotes de la pandemia tuvo lugar en las residencias. La diputación gestiona el Centro de Servicios Sociales La Fuencisla, el CAMP El Sotillo y la Residencia de Mayores La Alameda y Centro Juan Pablo II. ¿Cómo valora las actuaciones realizadas en estos centros? ¿Están preparados para la segunda ola?
R.- Considero que, para la situación tan trágica que se ha vivido en muchas residencias del país, en la diputación hemos hecho una buena gestión. Hemos perdido vidas, y de eso, lamentablemente, no se ha salvado nadie. Pero una mezcla de trabajo, dedicación y también algo de suerte, ha permitido que esas vidas perdidas no se multiplicaran. Desde el primer momento creamos una Comisión de Seguimiento, enfocada a evaluar todas las actuaciones en la provincia, pero especialmente dedicada a nuestra atención en los centros residenciales y a la garantía de los servicios sociales en el territorio. Sabiendo que los mayores eran el principal foco de contagio y vulnerabilidad, desde el inicio elaboramos un protocolo de actuación y, tanto en el territorio como en las residencias, fuimos incorporando las medidas extraordinarias, llegamos a hospitalizar las residencias, etcétera. Mantuvimos siempre el contacto de los residentes con sus familiares y, cuando pudimos, restablecimos las visitas. Ahora, trabajamos en todos los centros a contrar reloj para adecuarlos arquitectónicamente de cara a una posible segunda ola de contagios y, además, seguimos trabajando en la actualización permanente de los planes de contingencia y en el aprovisionamiento de equipos. 
¿Estamos preparados? Estamos haciendo todo lo posible para estarlo.

P.- ¿Qué valoración hace de la coordinación entre instituciones y la colaboración con asociaciones estos últimos meses?
R.- Creo que tanto la Junta de Castilla y León como la diputación y los ayuntamientos de la provincia hemos hecho un ejercicio de responsabilidad. Hemos mantenido reuniones periódicas y hemos trabajado de forma coordinada y colaborativa en todo aquello que hemos podido. También, tanto asociaciones como Cruz Roja, Cáritas o Fundación Personas en Segovia, como las empresas y los profesionales que trabajan en los programas sociales, con las que hemos estado en permanente contacto, nos han ayudado a facilitar la atención a las personas, que es lo que más nos importa.

P.- También, a consecuencia de las medidas de seguridad sanitaria, muchos mayores se han quedado sin ocio, especialmente durante la etapa de confinamiento y desescalada. ¿Qué alternativas trabaja la Diputación de Segovia?
R.- Es una situación complicada porque, aunque este virus no entiende de edades, es cierto que los mayores son los principales afectados, por lo que hay que tener mucho cuidado con los servicios que prestamos. De cualquier manera, tenemos programas comunitarios y actividades para todas las generaciones que se están desarrollando con las correspondientes medidas de seguridad y, por otro lado, otros proyectos como las Aulas Sociales o las Aulas de Manualidades que ya tienen todo planificado, tanto para ser llevados a cabo de forma presencial como virtual.

P.- Asimismo, la diputación gestiona otros servicios de proximidad para mayores, como la teleasistencia o la ayuda a domicilio. ¿Cómo cree que ha cambiado la percepción sobre los mismos desde el estado de alarma?
R.- Para nosotros, estos servicios siempre han sido esenciales. Siempre hemos mantenido nuestra voluntad de estar cerca de las personas más desprotegidas a nivel social en el medio rural. Agradezco que los trabajadores de CEAS y de servicios como la ayuda a domicilio se hayan mantenido en primera línea de combate, interviniendo en las casas de las vecinas y vecinos de nuestros pueblos.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal