Sábado, 2 de Julio de 2022 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

La Diputación de Málaga impulsa un proyecto para mejorar la calidad de vida de personas con enfermedades renales crónicas

Redacción EM 17-05-2022

COMPARTIR
La Diputación de Málaga, a través de la Delegación de Mayores, Tercer Sector y Cooperación Internacional, impulsa un proyecto de la  Asociación para la lucha contra las enfermedades renales (Alcer) para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen enfermedades renales crónicas y de sus familiares, en los municipios de Ardales, Alcaucín, Pizarra, Benaoján, Casares, Arriate, Riogordo, Archidona, Canillas de Albaida y Cortes de la Frontera, todos ellos menores de 20.000 habitantes.

Así lo ha anunciado el diputado de Mayores, Tercer Sector y Cooperación Internacional, Francisco José Martín, junto a la presidenta de Alcer, Josefa Gómez Ruiz, en la presentación de la iniciativa que proporcionará a personas diagnosticadas con ERC (enfermedades renales crónicas) herramientas necesarias para fomentar el autocuidado  y la autonomía personal a través de hábitos de vida saludables (nutrición, fisioterapia y psicología).

En este sentido, Martín ha recordado que este proyecto está financiado con 20.000 euros, gracias a la convocatoria de ayudas de la Diputación de Málaga dirigida a entidades del tercer sector para la ejecución de proyectos de atención a la ciudadanía.

Asimismo, el diputado de Tercer Sector ha destacado la implicación y el compromiso de la institución provincial con las personas más desfavorecidas y la importancia y la necesidad de la interacción entre las distintas administraciones, entidades y agentes sociales  que permitan tejer una red de recursos para que proyectos de esta índole puedan desarrollarse y sirvan además de ejemplo para otros municipios.

EJECUCIÓN DEL PROYECTO
El proyecto, dividido en diferentes actuaciones que se realizarán durante todo el año entre los diez municipios seleccionados, contempla entre sus objetivos promover la participación activa y las relaciones sociales entre los participantes, mejorar los hábitos de vida, así como fomentar el autocuidado para evitar problemas de dependencia y desarrollo de patologías externas.

Entre las actuaciones que se llevarán a cabo destacan las sesiones informativas y formativas que incluyen talleres de habilidades y buenos hábitos alimentarios, centrados en la adaptación y cambios que se producen conforme a las diferentes fases de la enfermedad; talleres basados en la rehabilitación y la actividad física que proporcionen autonomía a las personas que padecen ERC; y sesiones de bienestar emocional.

"Es fundamental concienciar a la población de que los malos hábitos de vida pueden llegar a ocasionar enfermedades de tipo renal, pues no hay una clara percepción del elevado impacto que puede tener en la salud tanto física como mental este tipo de dolencias", ha matizado el diputado.

Alcer trabaja desde hace años acercando los servicios necesarios a enfermos renales y familiares que residen en pequeños municipios de la provincia. Igualmente, conscientes de la transformación digital de los servicios, ha desarrollado una app de atención telemática para servicios psicológicos, sociales, nutricionales y fisioterapéutico, que incluye, además, talleres y sesiones formativas online.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal