Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  13:28:18Martes, 21 de Mayo de 2019
Atrás

Rocío Ruiz / Consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía

'El objetivo es que las personas mayores sigan sumando en nuestra sociedad'

La consejera avanza, en esta entrevista con entremayores, que está previsto "aunar en un único procedimiento los trámites para el reconocimiento de la dependencia y para la concesión de las ayudas”

M.S. / EM 11-05-2019

COMPARTIR
Pregunta.- Comienza una nueva etapa al frente de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación. ¿Cuáles están siendo las prioridades de trabajo desde su aterrizaje en este departamento?
Respuesta.- El nuevo Gobierno andaluz tiene las prioridades muy claras, de ahí que desde mi Consejería vamos a blindar y reforzar las políticas sociales y de igualdad, mejorando su gestión y evaluando las medidas.
Por ejemplo, desde mi departamento estamos muy preocupados por nuestras personas mayores, es una tarea fundamental que reciban las mejores atenciones y cuidados. El objetivo es que sigan sumando en nuestra sociedad, y para ello se mejorará la atención asistencial que se les presta en todos los centros sociosanitarios andaluces para garantizar la calidad de los servicios en estos centros. Con respecto a las pensiones, se garantizará el incremento de aquellas de carácter asistencial y no contributivas.
Las residencias son para nosotros un tema clave para dar una cobertura global a los mayores de 65 años. Vamos a seguir fomentando el cuidado de las personas mayores con políticas reales, medidas concretas, para mejorar el merecido descanso de estas personas que nos han cuidado. Tenemos que cuidar a los que cuidan.
Además, una de las principales prioridades será la lucha contra la violencia de género tras la integración de la mayor parte de estas competencias en mi departamento.
Se va a dar un mayor y renovado impulso a todas las políticas sociales y de igualdad y no se va a dar ni un paso atrás, sólo pasos adelante, garantizando todos los derechos sociales conquistados hasta ahora. Mi gestión se caracterizará por actuar con mano tendida a todas las fuerzas políticas y colectivos sociales, con un diálogo permanente y con una auténtica vocación de servicio público, como he hecho durante muchos años.

P.- En uno de sus primeros actos como consejera destacaba que agilizará las listas de espera en dependencia, un compromiso que se materializa en la puesta en marcha de un plan de choque en esta materia. ¿Qué medidas incluye?
R.- Efectivamente, la Junta de Andalucía ha puesto en marcha un plan de choque en dependencia, que contará con una inversión de 77 millones de euros, con objetivo de incorporar al sistema, de manera gradual, a las 110.447 personas pendientes de ser atendidas por el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).
Un total de 75.132 son las personas actualmente pendientes de que se les realice su Plan Individual de Atención (PIA), para poder disfrutar de algún recurso del catálogo de la Ley de Dependencia (prestación económica, atención residencial, centro de día, ayuda a domicilio, teleasistencia…). Además, 35.315 andaluces no están contabilizados en las estadísticas oficiales publicadas mensualmente. Son personas que han presentado su solicitud, pero están pendientes de ser valoradas para determinar su grado de dependencia.
El plan tiene como objetivo simplificar los trámites, agilizar la lista de espera y garantizar el cumplimiento de los plazos de concesión de las prestaciones y servicios. Se prevé aunar en un único procedimiento los trámites para el reconocimiento de la situación y para la concesión de las ayudas, que actualmente se gestionaban por separado y por fases.
Además, los servicios y prestaciones que vamos a impulsar cuentan con su propia partida presupuestaria: 36,6 millones de euros para el Servicio de Ayuda a Domicilio; 14,1 millones para la Prestación Económica para cuidados en el entorno familiar; 15,7 millones de euros para atención residencial; 4,4 millones de euros para centros de día; y 6,6 millones de euros con destino a la Prestación Económica Vinculada al Servicio.

P.- ¿Cómo se irán articulando estas medidas y cuáles tendrán prioridad?
R.- Entre la batería de medidas que se llevarán a cabo están potenciar la digitalización para avanzar hacia el procedimiento electrónico; facilitar la interoperabilidad con otros sistemas que tengan relación con la dependencia; revisar los criterios de gestión y los protocolos de actuación; y mejorar la coordinación entre el sistema social y sanitario.
Con respecto a la digitalización en el ámbito de la dependencia y los servicios sociales, una de las medidas destacadas será la implantación de un Sistema de Información Integral de Gestión de la Dependencia que permita agilizar el procedimiento. Así, tanto las administraciones como las entidades prestadoras de servicios podrán acceder a la misma base de datos en tiempo real y colaborar entre sí.
En este sistema se podrá compartir la información y documentación digitalizada, facilitando su acceso a la ciudadanía mediante la ventanilla electrónica. Además, propiciará la interoperabilidad con cualquier sistema relacionado, como, por ejemplo, los de salud o empleo. Todo ello redundará en la disminución del tiempo de espera, al agilizarse el procedimiento administrativo.
Otro de los objetivos marcados será acelerar la incorporación al sistema de las personas que tienen reconocido el Grado I o dependencia moderada, que es el que menor cobertura tiene en la actualidad.
Como parte del plan, se revisarán los criterios de gestión y los protocolos de actuación con objeto de mejorar la coordinación entre el sistema social y sanitario, y también con las corporaciones locales, que gestionan los Servicios Sociales Comunitarios.
Otra de las novedades será la aplicación de un sistema de evaluación continua, que permitirá el seguimiento de su funcionamiento, redefiniendo así competencias entre las distintas administraciones que intervienen en el procedimiento; rediseñar los circuitos de intervención para que ganen en eficacia y se agilice la valoración y elaboración del Programa Individual de Atención (PIA), simplificar los trámites y la documentación solicitada y, por último, la posibilidad de unificar el procedimiento.

P.- Trabajará, como ha indicado, de la mano del tejido asociativo. ¿Cómo será el contacto entre la consejería y las entidades del tercer sector?
R.- Lo primero que he hecho ha sido hablar con todos los colectivos, tercer sector, sindicatos, asociaciones… porque es un cargo que tiene que estar en la calle, escuchar a la ciudadanía y responder a sus demandas y necesidades. Quizá porque yo vengo de la calle, ya que hasta ayer estaba trabajando en el ámbito educativo, sé lo que es escuchar problemas y luchar contra la Administración, y muchas veces no entendíamos por qué no salían cosas adelante. Para mí, dos cuestiones serán fundamentales: escuchar a la ciudadanía, no meterse en una urna de cristal, y la evaluación de las medidas que vamos a poner en marcha.
Por ejemplo, con las entidades que gestionan centros de personas mayores, ya nos hemos reunido para garantizarles un incremento en la aportación de la Junta para cubrir el coste de las plazas concertadas en sus centros. El compromiso es aplicar la subida del 1,2% del IPC con carácter retroactivo desde el 1 de enero como primera medida. Y seguiremos avanzando en la negociación.

P.- ¿Qué lugar ocupará en sus áreas de trabajo el fomento del envejecimiento activo?
R.- Para que los mayores sigan sumando en nuestra sociedad, prestaremos una especial atención a este colectivo. Así, con el fin de estas personas sigan contribuyendo y participando en la sociedad, aportando su experiencia y conocimiento, reforzaremos las medidas de envejecimiento activo.
Recientemente, el Consejo de Gobierno ha aprobado la elaboración del I Plan Estratégico Integral para Personas Mayores en Andalucía 2020-2023, que será formulado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación que dirijo. Aunque la Ley 6/1999 de 7 de julio de Atención y Protección a las Personas Mayores fijaba el plazo de un año a partir de su entrada en vigor para la aprobación del plan, los Gobiernos anteriores no llegaron a desarrollar este instrumento de planificación.
Las proyecciones poblacionales para futuros años en Andalucía describen un contexto en el que el peso de la población mayor de 65 años representará el 28,6% en 2040 (actualmente el 16,4%); y la de 80 y más años llegará al 8% (ahora el 4,9%). La Administración debe adelantarse a esta situación, generando las condiciones para una sociedad abierta a todas las edades y proponiendo un modelo de atención a las personas mayores de calidad y sostenible.
Con la puesta en marcha de este I Plan Estratégico Integral, el Gobierno de la Junta de Andalucía asume la responsabilidad de elaborar un instrumento de planificación que aborde el reto del envejecimiento poblacional de manera integral y que marque las líneas fundamentales que orienten las actuaciones en la actualidad y en los próximos años.
Este plan tendrá muy presente la perspectiva de género, dada la feminización de la población mayor, que en un 54% son mujeres. Además, esta proporción va aumentando a lo largo de los años, llegando a superar el 63% en la población mayor de 80 años.
Con esta iniciativa, se van a abordar cuestiones como las políticas de envejecimiento activo y la red de Centros de Participación Activa; el reconocimiento de las personas mayores como activo social; las nuevas tecnologías de la información y la comunicación; la prevención de la dependencia; la coordinación sociosanitaria; la adaptación de los recursos como la Tarjeta Andalucía Sesentaycinco y el Servicio de Teleasistencia; y la atención a las situaciones de mayor vulnerabilidad como la soledad de las personas mayores, el maltrato, la violencia de género y las personas pertenecientes al colectivo LGTBI.
En definitiva, el plan tiene como finalidad promover el bienestar de las personas mayores en Andalucía y proporcionarles una atención basada en la prevención, la sostenibilidad y el cuidado integral y continuado, de manera que puedan disfrutar plenamente de sus derechos y oportunidades, evitando cualquier situación de exclusión o discriminación por razón de la edad. Para ello, la consejería contará un grupo de trabajo integrado por representantes de las distintas consejerías, del Consejo Andaluz de Mayores, de personas expertas en la materia, instituciones, organismos, asociaciones y agentes sociales.

P.- 225.000 andaluces son usuarios del servicio de teleasistencia, lo que lo convierte en uno de los recursos más consolidados. ¿Cómo seguirá impulsando el crecimiento del mismo?
R.- La teleasistencia constituye una prestación fundamental del SAAD, que se ha caracterizado por un incremento constante de usuarios y por la ampliación de contenidos que ha supuesto la puesta en marcha de la teleasistencia avanzada. De ahí que insista en su gran impacto social, ya que presta una atención directa a las personas usuarias, y que repercute y favorece también a su núcleo familiar o social.
Por estos motivos, y con la finalidad de ofrecer una adecuada prestación del servicio, se requirió el reforzamiento de sus recursos humanos y se autorizó la incorporación de 27 nuevos efectivos para la cobertura de puestos del Servicio Andaluz de Teleasistencia.
Las nuevas incorporaciones ocuparán puestos de atención directa a los usuarios de este servicio para personas en situación de dependencia, mayores de 65 años y personas con discapacidad, a las que se les ofrece una atención continuada y personalizada 24 horas del día, los 365 días del año.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal