Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  15:52:45Sábado, 7 de Diciembre de 2019
Atrás

Igualdad culmina la primera fase del Plan Estratégico para las personas mayores

Rocío Ruiz se reúne con el Consejo andaluz de Mayores para analizar el documento que abordará el reto del envejecimiento en Andalucía

Redacción EM 23-10-2019

COMPARTIR
La consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha culminado la primera fase del I Plan Estratégico Integral para Personas Mayores en Andalucía 2020-2023 con la presentación del documento de diagnóstico.

La consejera Rocío Ruiz ha presidido el Pleno del Consejo andaluz de Personas Mayores donde se han abordado las líneas estratégicas de este en el que está trabajando su departamento. Un documento que en palabras de Ruiz, “dará respuestas a las necesidades actuales del colectivo”.

Durante su intervención, la titular de Igualdad ha destacado que “con la puesta en marcha de este plan, el Gobierno de la Junta de Andalucía asume la responsabilidad de elaborar un instrumento de planificación que aborde el reto del envejecimiento poblacional de manera integral y que marque las líneas fundamentales que orienten las actuaciones en la actualidad y en los próximos años”.

En dicho pleno se ha aprobado el borrador del diagnóstico del plan, que entre sus principales conclusiones se constata que en Andalucía, al igual que en el resto de las sociedades occidentales se está produciendo un envejecimiento de la población. “La esperanza de vida en Andalucía es 79,25 años para los hombres y 84,46 años para las mujeres”, ha informado la consejera.

Por otra parte, los datos sobre los hábitos saludables de las personas mayores en Andalucía revelan la necesidad de incrementar entre este colectivo la práctica de ejercicio físico, ya que solo el 9,2% de las personas mayores de 65 años realiza ejercicio físico regular; mejorar los hábitos alimenticios (entre las personas de 65 y 74 años, sumando las proporciones de sobrepeso y obesidad llega al 80%) y reducir aún más el consumo de tabaco. 

Ruiz ha resaltado que “en este rango de edad la práctica deportiva está muy asociada a la salud y además se da menos abandono a esta actividad que en otras edades. Además, se observan diferencias entre los hombres y mujeres en cuanto a los hábitos de salud y el uso de los recursos sanitarios. En general los hombres se perciben con mejor estado de salud y acuden en edades más tardías a los recursos sanitarios”.
      
Por otra parte, el documento de análisis señala que es fundamental mejorar y potenciar los sistemas de información que permitan obtener y explotar los datos considerando los diferentes grupos de edad, de manera que se pueda generar en el futuro un Sistema de Indicadores sobre las personas mayores. 
      
PREVENCIÓN DE LA DEPENDENCIA
Además, teniendo en cuenta el aumento de las personas mayores declaradas en situación de dependencia en Andalucía en los últimos años y considerando las proyecciones futuras con un envejecimiento poblacional progresivo, va a suponer todo un reto mantener el sistema de atención, por lo que resulta imprescindible desarrollar estrategias orientadas a la prevención. De igual manera, es fundamental establecer sistemas de coordinación entre el sistema de atención social y el sistema sanitario que garantice la mejor atención a las personas mayores. 

Otra cuestión que aborda el diagnóstico del I Plan Estratégico Integral para Personas Mayores es que en el aspecto socioeconómico y laboral, las mujeres mayores siguen estando en desventaja respecto de los hombres. Estas diferencias son muy evidentes en las tasas de empleo (para el grupo de 55 a 64 años, la tasa de empleo de los hombres: 52% frente al 34% de las mujeres), o que las personas cuidadoras son mayoritariamente mujeres.

Ruiz ha subrayado la importancia de la elaboración de un documento de análisis y diagnóstico de las personas mayores en Andalucía ya que “lamentablemente nos faltan datos para cuantificar todas las aportaciones de este colectivo, teniendo en cuenta además, que la participación activa es una manera de prevenir la dependencia fundamental. Así por ejemplo, no sabemos el número de personas mayores que desarrollan actividades de voluntariado, ni cuántos ostentan cargos públicos en las diferentes administraciones. Sin olvidar que también es muy difícil cuantificar lo que aportan las personas mayores en el ámbito familiar, en la participación en la crianza de los menores, etcétera. En este sentido, es destacable entre el colectivo de familias acogedoras, el porcentaje de aquellas que son mayores de 55 años”.
      
“De igual forma desconocemos la dimensión de situaciones de mayor vulnerabilidad como cuántas personas mayores de Andalucía sufren aislamiento social o soledad no deseada (estimamos que el 28% de las mujeres mayores de 65 años viven solas), o qué dificultades se encuentran las personas mayores del colectivo LGTBI y saber cuántas personas se ven afectadas por ello; o qué necesidades presentan las personas inmigrantes mayores, las cuales sabemos que están empezando a utilizar recursos como los Centros de Participación Activa”, ha detallado Ruiz.

La responsable de las políticas sociales en Andalucía ha finalizado su intervención en el Pleno del Consejo andaluz de Personas Mayores señalando que “en definitiva, el plan tiene como objetivo promover el bienestar de las personas mayores en Andalucía y proporcionarles una atención basada en la prevención, la sostenibilidad y el cuidado integral y continuado, de manera que puedan disfrutar plenamente de sus derechos y oportunidades, evitando cualquier situación de exclusión o discriminación por razón de la edad. Para ello, la Consejería de Igualdad contará un grupo de trabajo integrado por representantes de las distintas Consejerías, del propio Consejo Andaluz de Mayores, de personas expertas en la materia, instituciones, organismos, asociaciones y agentes sociales”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal