Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  10:40:49Lunes, 20 de Mayo de 2019
Atrás

Un 37% de los pacientes con Parkinson se encuentran en una fase avanzada de la enfermedad

Es una de las conclusiones del Estudio Paradise, que se dieron a conocer durante la reunión 'Prevalencia e Identificación de la Enfermedad de Parkinson Avanzada', del Grupo Andaluz de Trastornos del Movimiento

Redacción EM 16-04-2019

COMPARTIR
El Grupo Andaluz de Trastornos del Movimiento de la SAN (Sociedad Andaluza de Neurología) ha celebrado en Málaga una jornada centrada en la “Prevalencia e Identificación de la Enfermedad de Parkinson Avanzada”. Concretamente, se dieron a conocer nuevos datos sobre la prevalencia de la enfermedad de Parkinson avanzada, cómo reconocer los síntomas identificativos de esta fase y cuál debería ser el objetivo de calidad de vida en dicha etapa. 

En este sentido, el doctor Francisco Escamilla Sevilla, neurólogo del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada y coordinador del GATM, presentó los datos del Estudio Paradise, un estudio nacional, multicéntrico, transversal de naturaleza epidemiológica, en el que se ha seleccionado una muestra de 1.100 pacientes con enfermedad de Parkinson que acuden de manera consecutiva a tres tipos de consulta de neurología: Neurología General, consulta monográfica de Trastornos del Movimiento y Unidades de Trastornos del Movimiento.

Los resultados obtenidos muestran que un 37% de los pacientes con enfermedad de Parkinson, la cual se estima que afecta a unos 300 casos por 100.000 habitantes, presenta la enfermedad en estadios avanzados, de los cuales un 19,5% está en tratamiento con una terapia de segunda línea. “Esto significa que casi un 80% de los pacientes no está tratado con tales terapias, principalmente por tres motivos: Primero, se considera al paciente ‘estable’ en la visita (en un 36% de los pacientes); segundo, no se han contemplado tales opciones de tratamiento (en un 25% de los casos); y tercero, están contraindicadas dichas terapias (15%), entre otras causas”, especifica el doctor Escamilla Sevilla. 

Por tanto, “la difusión de estos resultados puede suponer una mejora en la concienciación de los neurólogos que tratan pacientes con enfermedad de Parkinson, en lo que se refiere a la identificación de la fase avanzada de la enfermedad y de aquellos pacientes subsidiarios o candidatos a una terapia de segunda línea”, indicó el doctor Escamilla. A lo que añade que, además, “el estudio constituye una oportunidad para los distintos Servicios de Salud a la hora de cuantificar el impacto socioeconómico de la enfermedad de Parkinson en esta fase, además de poder emplear este conocimiento en mejorar la cobertura de las necesidades del paciente con Parkinson y optimizar los recursos necesarios para su atención.”

Asimismo, en la jornada se han revisado las herramientas que permiten identificar precozmente a los candidatos a terapias de segunda línea, como son los resultados de un estudio piloto mediante Inteligencia Artificial (Redes Neuronales).

En cuanto a la identificación de síntomas propios de Parkinson, para el estudio se utilizó como base la herramienta CDEPA (Cuestionario de enfermedad de Parkinson avanzada), desarrollada por el Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento (GETM) de la Sociedad Española de Neurología (SEN), con la que existe un alto grado de concordancia en cuanto a la definición de los síntomas que pueden ayudar en su identificación y diagnóstico. En este sentido, existen una serie de criterios para definirla, como el hecho de ser la fase de la enfermedad en la que los pacientes empiezan a depender de terceras personas por su discapacidad. 


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal