Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  09:49:46Miércoles, 22 de Mayo de 2019
Atrás

Los urólogos destacan el uso de biomarcadores para mejorar el diagnóstico y tratamiento del cáncer de próstata

Es uno de los temas abordados en la VI Reunión Multidisciplinar de Cáncer de Próstata, organizada por Urología Clínica de IMQ Zorrotzaurre y el Grupo Urológico San Rafael de Madrid

Redacción EM 22-02-2019

COMPARTIR
Decenas de urólogos nacionales e internacionales se han dado cita en Bilbao en la VI Reunión Multidisciplinar de Cáncer de Próstata, organizada por Urología Clínica de IMQ Zorrotzaurre y el Grupo Urológico San Rafael de Madrid. La cita cuenta con el auspicio de la Asociación Española de Urología y de la Sociedad Vasca de Urología.

Tal y como destaca el doctor José Gregorio Pereira, especialista de Urología Clínica de IMQ Zorrotzaurre, “hoy los urólogos contamos con un amplio y eficaz abanico de biomarcadores que nos ayudan a realizar un mejor y más rápido diagnóstico, así como a un mejor pronóstico de cada tumor, pasando a realizar un abordaje personalizado en cada caso”. 

Entre los marcadores de orina que más se emplean ya en las consultas de urología, el experto cita a tres: “el PCA 3, el Select MBx y el MIP Score. Con estos marcadores conseguimos datos tanto cuantitativos como cualitativos. Con ellos, por ejemplo, los urólogos podemos determinar si hay una mayor o menor probabilidad de que se trate de un tumor más o menos significativo”. Por otro lado, los urólogos también disponen de biomarcadores en sangre, entre los que el doctor Pereira destaca “el 4K Score, que nos permite mejorar el rendimiento diagnóstico del valor del PSA, y el PHI (prostate health index), que es también otro biomarcador relacionado con el PSA”.

Estos biomarcadores se emplean fundamentalmente como ayuda en el proceso diagnóstico, en muchas ocasiones, en varones que presentan un PSA elevado pero en los que la biopsia ha dado negativo, es decir, que aparentemente no hay tumor.

Por otro lado, en los casos en los que en la biopsia se constata la existencia de un tumor de próstata, se pueden emplear test genéticos que permiten a los urólogos a caracterizar el tumor, “discriminando entre aquellos que precisan de un tratamiento agresivo de aquellos en los que es suficiente atenderlos mediante una vigilancia activa”.

El especialista ha expuesto que la “biopsia líquida” en sangre periférica denominada CTC (células tumorales circulantes) “ha validado su capacidad de pronóstico, determinando, por ejemplo, si el tratamiento es eficaz o no (lo que puede acortar su duración) o si el tumor muta y es necesario replantear el tratamiento inicial”.

CRIBADO POBLACIONAL DE CÁNCER DE PRÓSTATA
El experto anima a que todo varón “se realice un análisis de PSA a partir de los 50 años de edad y, en el caso de tener antecedentes familiares, a partir de los 45 años. A partir de ahí, con un PSA bajo, la persona puede controlarse cada cuatro o cinco años; con un valor medio, es recomendable hacer el análisis cada dos años; y para valores más altos, es aconsejable hacerse la prueba cada año”. 

El doctor Pereira ha incidido en la necesidad de una mayor concienciación entre la población masculina, ante la inexistencia de un programa de cribado poblacional de este tipo de cáncer, como sí existe en los casos de los tumores colorrectales y de mama. Precisamente, destaca que “el cáncer de próstata es de muy alta incidencia, se dispone de medios para un diagnóstico precoz y su detección temprana ha demostrado que reduce la morbimortalidad”. El cáncer de próstata es el cáncer con una mayor incidencia en el hombre, con 30.076 casos en 2017 en España, más de 3.500 casos por encima del cáncer de mama, en el caso de la mujer.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal