Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  13:46:51Lunes, 16 de Septiembre de 2019
Atrás

La temperatura es determinante para la salud y calidad de vida de los mayores

La UPC y Sanitas Mayores, ponen en marcha un proyecto de investigación que determinará los parámetros ambientales y térmicos más adecuados para este colectivo

Redacción EM 21-08-2019

COMPARTIR
Un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) en Terrasa, en colaboración con Sanitas Mayores, han puesto en marcha un proyecto de investigación gracias al cual se podrán determinar, de manera objetiva y por primera vez, los parámetros ambientales y térmicos más favorables para las personas mayores, fundamentalmente, para aquellas que estén en una residencia.

Factores como la humedad, la temperatura o la velocidad del aire hacen que el bienestar de una persona pueda variar dependiendo del ambiente donde se encuentre. En la actualidad, no existe ninguna normativa ni estatal ni internacional que defina el bienestar térmico de las personas mayores. Sin embargo, este aspecto es determinante para su salud y calidad de vida. De hecho, el proceso de envejecimiento biológico y los problemas circulatorios frecuentes en mayores son la principal causa de la disminución de la capacidad de regular la temperatura corporal, lo que hace que baje la sensación térmica.

La iniciativa llevada a cabo por la UPC y Sanitas se basa en la monitorización de las condiciones ambientales interiores y exteriores de diversos espacios dentro de distintos edificios a lo largo de un año. Además de recoger información sobre el calor que absorben o emiten todos los elementos que hay en estos lugares, los investigadores también están haciendo encuestas a los residentes para conocer su percepción sobre la temperatura. El objetivo es poder desarrollar el primer modelo estadístico de confort térmico específico para personas mayores.

“Lograr la temperatura adecuada tiene diferentes beneficios, entre ellos, el de mantener el gasto energético de los mayores. La ausencia de este confort va a hacer que se consuma más energía y, en caso de los mayores, eso puede inestabilizar enfermedades crónicas. Por tanto, alcanzar una temperatura de confort, además de una mejora en el estado emocional, va a suponer beneficios físicos”, apunta David Curto, jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores. “En situaciones extremas de temperatura, algunos tratamientos de enfermedades crónicas pueden provocar efectos secundarios”, añade.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal