Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  12:13:35Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Atrás

La tasa de mortalidad cardiovascular en adultos con cardiopatía congénita disminuye con la edad

Así lo indica un estudio presentado por la Sociedad Española de Cardiología (SEC) con motivo del Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas

Redacción EM 12-02-2018

COMPARTIR
Con motivo del Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas, que se celebra el próximo 14 de febrero, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) se hace eco de un estudio presentado en el pasado Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares SEC 2017, el cual pone de manifiesto que la tasa de mortalidad cardiovascular en adultos con cardiopatías congénitas disminuye con la edad a diferencia de lo que ocurre en la población general.

“El pronóstico a largo plazo de las cardiopatías congénitas ha mejorado enormemente, pero la supervivencia global de estos pacientes sigue siendo inferior a la de la población de referencia”, explica el doctor José María Oliver, firmante del estudio. El experto aclara que los adultos con cardiopatías congénitas “también mueren más por causa cardiovascular que el resto de la población”.

Sin embargo, si bien la población general muere más por causa cardiovascular según aumenta la edad, los resultados de esta investigación indican que “en el caso de los pacientes con cardiopatía congénita, la tasa de mortalidad cardiovascular disminuye progresivamente con los años”. En concreto, en este estudio, la mortalidad cardiovascular fue del 75% en los adultos con cardiopatía congénita menores de 40 años; del 60% en los que tenían entre 40 y 65 años, y del 40% en los mayores de 65 años.

ANALIZANDO LAS CAUSAS DE MUERTE CARDIOVASCULAR
El 10% de los 3.311 pacientes adultos con cardiopatía congénita incluidos en la investigación falleció durante los diez años de seguimiento. De esos, el 59% lo hizo por causa cardiovascular, mientras que el 41% restante falleció por complicaciones respiratorias y neoplasias. Las dos principales causas de muerte cardiovascular fueron la insuficiencia cardiaca y la muerte súbita.

Además de investigar el papel de la edad en la supervivencia relativa y las causas de muerte en adultos con cardiopatía congénita, el estudio también se centró en examinar el papel del sexo, concluyendo que existen diferencias notables en las causas de muerte cardiovascular entre hombres y mujeres. “La principal causa de muerte cardiovascular entre las mujeres fue la insuficiencia cardiaca con una menor incidencia de la muerte súbita con respecto a los hombres”, apunta el investigador. En concreto, la insuficiencia cardiaca fue responsable del 43% de los fallecimientos entre las mujeres, lo que supone un 13% más que en los hombres, quienes fallecieron por esta causa en el 30% de los casos. Ellos, sin embargo, murieron un 9% más que ellas por muerte súbita.

PREVALENCIA DE LAS CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS EN ESPAÑA
Las cardiopatías congénitas son un grupo de enfermedades caracterizado por la presencia de alteraciones estructurales del corazón, que se producen por defectos en la formación del mismo durante el periodo embrionario. En España, se estima una prevalencia de las cardiopatías congénitas del 0,8% de la población al nacimiento y de un 0,3% en la población adulta. Esto supone que para la población actual de 46 millones, de los que 30 millones tienen 18 años o más, el número estimado de adultos con cardiopatía congénita estaría en torno a 120.000.

Sin embargo, tal y como indica el doctor Oliver, “el número real de pacientes en seguimiento en unidades de asistencia específica no supera los 20.000 o 25.000 casos”. Algo que, según el experto, puede deberse a la sobrestimación de los cálculos o a la existencia de una gran “bolsa sumergida” de pacientes que permanecen fuera de una cobertura asistencial específica.

¿CUÁLES SON LAS CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS MÁS FRECUENTES?
Algo más de la mitad de los adultos con cardiopatías congénitas padecen cardiopatías simples, incluyendo cortocircuitos y lesiones valvulares no complejas, especialmente estenosis pulmonar o valvulopatía aórtica bicúspide. El 30 o 35% de los casos presenta cardiopatías congénitas de complejidad moderada, entre las que destacan la Tetralogía de Fallot y la Coartación aórtica. “Las cardiopatías congénitas de gran complejidad representan sólo del 12 al 15% de los casos, aunque son un grupo de alta demanda asistencial”, asegura el experto. Entre ellas se encuentran: la transposición de grandes vasos, el ventrículo único funcional, las cardiopatías congénitas no corregidas y el síndrome de Eisenmenger.

La supervivencia a largo plazo de los pacientes con estas patologías varía ampliamente en función de la complejidad de la cardiopatía congénita, de la estrategia terapéutica (reparación, paliación o no intervención) y del desarrollo de factores de riesgo específicos y posibles complicaciones.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal