Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  14:42:31Miércoles, 17 de Julio de 2019
Atrás

La susceptibilidad a las estafas podría ser un signo temprano de deterioro cognitivo o Alzheimer

Un estudio estadounidense afirma que la disminución de este juicio social, al que familiares y cuidadores deben estar atentos, podría ser, además, signo de futuro deterioro cognitivo

Redacción EM 25-06-2019

COMPARTIR
La disminución de la capacidad de advertir que estamos ante una estafa puede ser un signo de futuro deterioro cognitivo en personas mayores, según investigadores de la Rush University (EE UU). 

Antes de que las personas muestren pérdidas de memoria y de la capacidad de razonar, síntomas ampliamente reconocidos del Alzheimer, suelen experimentar cambios más sutiles en el comportamiento. Este hallazgo sugiere que esos cambios en el juicio social, incluida la capacidad de detectar engaños, puede ser una manifestación temprana de la demencia.

"Esta manifestación se muestra antes de que se puedan reconocer los síntomas cognitivos", afirmó Patricia Boyle, autora principal del estudio y profesora de la Rush University. "La evaluación de la susceptibilidad a las estafas podría ayudar a identificar a las personas con mayor riesgo de desarrollar deterioro cognitivo, y que por tanto, puedan beneficiarse lo más pronto posible de las intervenciones terapéuticas", defiende.

Al comenzar el estudio, los investigadores utilizaron un cuestionario en el que evaluaron la consciencia de estar siendo estafados entre 935 personas mayores de entre 70 y 80 años sin diagnóstico de demencia. El examen incluía cinco preguntas en las que se tenía en cuenta la disposición a la hora de escuchar los argumentos del estafador y la consideración de inversiones arriesgadas, así como la capacidad de reconocer la propia vulnerabilidad ante el fraude a causa de la edad.

Más de un lustro después, los participantes se sometieron a varias pruebas neuropsicológicas anuales, en las que se examinó su función cognitiva. Finalmente, 152 de ellos acabaron desarrollando Alzheimer, y otros 255 presentaban deterioro cognitivo leve, pero más significativo que el que ocurre como consecuencia del envejecimiento.

Los investigadores asociaron que aquellos con menos consciencia de estafa al inicio del estudio tenían el doble de riesgo de desarrollar Alzheimer o deterioro cognitivo leve, en comparación con los escépticos. 

"El fraude hacia personas mayores es un importante desafío en materia de salud pública y economía", afirmó Boyle. "La susceptibilidad a las estafas y los cambios en la toma de decisiones financieras pueden constituir señales de advertencia de que alguien necesita asistencia médica, de las cuales familias y cuidadores deben estar alerta".


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal