Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  13:06:11Sábado, 24 de Agosto de 2019
Atrás

La OMS elabora una guía para prevenir el riesgo de sufrir demencia

Hacer ejercicio, no fumar ni beber alcohol o mantener una dieta saludable, lo esencial según la entidad internacional

Redacción EM 23-05-2019

COMPARTIR
La demencia se está convirtiendo en un problema de salud pública que afecta a cerca de 50 millones de personas en todo el mundo, una cifra que seguramente se triplique para 2050.

Aunque todavía no se conozca ni la cura ni la causa exacta, todo apunta a que hay formas de atrasar su aparición o ralentizar su progresión. Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado una ‘Guía para la reducción del riesgo del declive cognitivo y la demencia’, en la que se presentan recomendaciones y comportamientos saludables que reducen el riesgo de padecer la enfermedad.

Las sugerencias de la entidad pasan por hacer ejercicio de forma regular, no fumar, evitar el consumo excesivo de alcohol, mantener una dieta saludable y vigilar los niveles de presión arterial, colesterol y azúcar en sangre.

“Necesitamos hacer todo lo posible para reducir el riesgo de demencia. La evidencia científica reunida para esta Guía confirma lo que sospechamos desde hace tiempo: que lo que es bueno para nuestro corazón también lo es para nuestro cerebro”, afirmó al respecto el director general de la OMS, Tedros Adhanom.

La idea de crear esta Guía se basa en proporcionar una base para que los proveedores de atención médica puedan asesorar a sus pacientes sobre lo que pueden hacer para prevenir el deterioro cognitivo y la demencia. También se espera que sea de utilidad para los gobiernos y otros responsables de formular políticas, para que tengan una serie de pautas fiables en las que asentarse a la hora de desarrollarlas.

La reducción de los factores de riesgo para la demencia es una de las varias áreas de actuación incluidas en el plan de acción mundial de la OMS para la respuesta de salud pública a la demencia. Otras áreas incluyen el fortalecimiento de los sistemas de información para la demencia; investigación e innovación; diagnóstico, tratamiento y atención; y apoyo a los cuidadores de personas con demencia.

Cabe recordar que la OMS ya reconoció la demencia como una “prioridad de salud pública” cuando, en mayo de 2017, la Asamblea Mundial de la Salud respaldó el ‘Plan de acción mundial sobre la respuesta de salud pública a la demencia 2017-2025’, que estableció una serie integral de medidas aplicables por autoridades nacionales e internacionales.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal